10 Alimentos y suplementos que ayudan a revertir la enfermedad hepática

Hay dos tipos principales de enfermedades por hígado graso. La primera es la enfermedad hepática alcohólica, que es el resultado de beber cantidades excesivas de alcohol en el tiempo. En aquellos que son diagnosticados con esta enfermedad, la sangre no es capaz de metabolizar el alcohol correctamente, lo que afecta en gran medida al hígado. El segundo tipo es la enfermedad por hígado graso no alcohólico o esteatosis hepática no alcohólica, que es el trastorno del hígado más común en el mundo occidental. La esteatosis hepática no alcohólica ocurre más comúnmente en personas que tienen sobrepeso y de mediana edad. La enfermedad hace que la grasa se acumule en el hígado.




Las personas que desarrollan una enfermedad hepática no siempre experimentan síntomas, pero los síntomas comunes incluyen fatiga, pérdida de peso, pérdida de apetito, náuseas, orina oscura, les aparecen moretones con facilidad y tienen manchas oscuras en el cuello y las axilas. Los cambios en la dieta pueden ayudar a revertir los efectos dañinos de la enfermedad hepática y mantener la afección bajo control.

Aquí tiene diez alimentos y suplementos que ayudan a revertir la enfermedad hepática:

1. Plátanos

¡Los plátanos contienen 470 miligramos de potasio! Por eso son una gran forma natural para limpiar el hígado y aumentar los niveles de potasio en su cuerpo. Los plátanos también contribuyen en la digestión ayudando a liberar toxinas del cuerpo.

2. Raíz de jengibre

La raíz de jengibre es alta en fibra, lo que ayuda a mantener un sistema digestivo saludable y eliminar las toxinas del cuerpo. También contiene antioxidantes que fortalecen el sistema inmunológico para combatir las infecciones y enfermedades. Haga té de jengibre hirviendo rodajas de jengibre en el té verde o agua, o añada un poco de jengibre a un salteado casero, ensalada o en un batido.

3. Batatas

Las batatas ayudan a limpiar el hígado gracias a su alto contenido de potasio. Una batata contiene cerca de 700 miligramos de potasio, junto con magnesio, hierro, vitamina B6, vitamina C y vitamina D. Estas también tienen propiedades anti-inflamatorias por lo que son un alimento beneficioso para aquellos que sufren de enfermedad por hígado graso.




4. Cúrcuma

La cúrcuma es una potente especia con muchos beneficios naturales para la salud. Tiene poderosos antioxidantes y propiedades anti-inflamatorias, que permiten que se reduce la inflamación en el cuerpo y ayudan a tratar enfermedades digestivas. La cúrcuma también ayuda a mejorar la función hepática mediante el aumento de su capacidad de desintoxicación.

5. Cardo de leche

El cardo de leche (también llamado cardo mariano – Silybum marianum), actúa como una desintoxicación natural para el cuerpo. Este ayuda a reconstruir las células del hígado, mientras elimina toxinas del cuerpo. La investigación ha demostrado que el cardo mariano tiene el poder de mejorar la esperanza de vida en pacientes con insuficiencia hepática.

6. Raíz de diente de león

Los dientes de león ayudan a mantener un flujo adecuado de bilis en el cuerpo, que ayuda en el proceso de digestión. Contienen muchas vitaminas y nutrientes que ayudan mantener el hígado funcionando correctamente. El té de Diente de león es alto en vitamina C, lo que ayuda con la absorción de minerales y reduce la inflamación en el cuerpo.

7. Aceite de comino negro

La investigación ha demostrado que el aceite de comino negro beneficia a los pacientes con enfermedad hepática, ya que es capaz de reducir las complicaciones y la progresión de la enfermedad por hígado graso. El aceite de comino negro trabaja para acelerar el proceso de curación para las personas con esta afección de salud.

8. Vegetales crudos

Los nutrientes que se encuentran en los vegetales crudos se han utilizado durante siglos para ayudar con las enfermedades hepáticas. Los zumos son una gran manera de ayudar a su cuerpo a absorber los nutrientes. Las verduras ideales para una desintoxicación del hígado incluyen la col rizada, col, remolacha, apio y brócoli. También puede agregar un poco de limón, jengibre y cúrcuma para un impulso adicional del sistema inmunológico.




9. Vitamina E

Los estudios han demostrado que los cambios de estilo de vida, junto con suplementos de vitamina E, son beneficiosos para las personas con daño hepático causado por la enfermedad por hígado graso no alcohólico. La vitamina E es un poderoso antioxidante que reduce la inflamación y estimula el sistema inmunológico.

10. Hígado

El hígado que proviene de bovinos sanos, alimentados con pasto está lleno de vitaminas y nutrientes. Es rico en vitamina A, vitamina B, ácido fólico, hierro, cobre y zinc. El hígado es uno de los alimentos más ricos en nutrientes que se puede comer.

Por favor, COMPARTE esta importante información de salud con tus amigos y familiares. ¡Gracias!

Fuente: David Wolfe

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR