7 Alimentos que están dañando secretamente su cerebro

Hay siete alimentos que usted podría estar comiendo que están dañando secretamente su cerebro cada vez que usted los come…

Muchos alimentos no son tan saludables como parecen. Sin embargo, estos siete alimentos son la peor pesadilla para su cerebro. Estos alimentos deben evitarse a toda costa si desea mantener un cerebro sano y en funcionamiento. Los alimentos listados podrían ser cosas que usted está comiendo todos los días. Revise esta lista para asegurarse de que no está dañando su cerebro con su dieta.




1. Pescado con mucho mercurio

Los peligros de comer demasiado pescado con mucho mercurio son graves. Según Live Strong, demasiado mercurio puede causar la pérdida de ciertos sentidos, problemas neurológicos y problemas de crecimiento cerebral. El atún es uno de los mayores peligros, pero hay otros peces que también son famosos por sus niveles de mercurio. El Consejo Nacional de Defensa de Recursos advierte que “la caballa, el marlín, el reloj anaranjado, el tiburón, el pez espada, el pez espada, el pez azulejo, y el atún ahi contienen altos niveles de mercurio“.

2. Cualquier cosa con aceite parcialmente hidrogenado

La Administración de Alimentos y Medicamentos está en proceso de prohibir estos aceites dañinos. La FDA ha encontrado que los Aceites Parcialmente Hidrogenados no son “generalmente reconocidos como seguros“. Los fabricantes de alimentos tendrán que eliminar gradualmente los Aceites Parcialmente Hidrogenados (APH) de sus alimentos para el próximo año, pero mientras tanto todavía hay algunos de ellos en el mercado. Live Strong identificó los siguientes alimentos como principales proveedores de APH: alimentos fritos, pizzas congeladas, pasteles, galletas, margarina y pastas para untar, glaseados listos para usar y cremas de café.

3. Alimentos con un alto índice glucémico como arroz, pan y azúcar refinado

El azúcar debe evitarse como regla general para la salud cerebral. Sin embargo, ¿sabía usted que otros carbohidratos y azúcares refinados pueden ser aún peores? Según la American Society for Nutrition, los alimentos altos en el índice glucémico son un enorme factor de riesgo para la depresión. El estudio afirma que “las bebidas endulzadas, los alimentos refinados y los pasteles han demostrado estar asociados con un mayor riesgo de depresión“.

4. Comida rápida

Es más que probable que esté dañando su cerebro al comer ese bocadillo saturado de grasa o bebida con azúcar. Según Women’s Health: “las personas que comían más comida rápida tenían un riesgo 40 por ciento más alto de depresión que las que comían poco“.




5. Comidas con grasas saturadas como donuts

Las grasas saturadas se pueden encontrar en muchos alimentos. Uno de los alimentos más notorios que contienen esta grasa son los donuts. Al igual que los aceites parcialmente hidrogenados, las grasas saturadas son extremadamente dañinas para el cerebro. Women’s Health habló con Ewan McNay, una profesora asistente de neurociencia del comportamiento en la Universidad de Albany, quien habló sobre los terribles efectos de consumir grasas saturadas:
En 10 minutos, la grasa saturada afecta directamente al hipocampo, la parte del cerebro responsable de aprender y formar recuerdos“, “Durante la próxima media hora, serás menos capaz de recordar hechos o de hacer bien un desafío cognitivo, como un crucigrama.

6. Comidas con mucho sodio

Una dieta alta en sodio puede ser bastante mala para la presión arterial, pero no es el único efecto negativo de una dieta salada. Según Live Strong, el exceso de sal puede causar una afección llamada hipernatremia. Esta afección puede causar problemas neurológicos. Live Strong dice que los síntomas neurológicos de la hipernatremia son: “letargo, irritabilidad, cambios en el estado mental, inquietud, convulsiones y espasmos“.

7. Queso

Daily Mail ha informado reciéntemente sobre los efectos neurológicos del queso. Aparentemente, el queso es la droga del mundo de la comida. Un estudio en la Universidad de Michigan encontró que el queso contiene un alto nivel de una proteína llamada caseína. La caseína se descompone durante la digestión a un opioide llamado Casomorfina. Esto significa que el queso podría ser potencialmente adictivo y tener un efecto en el cerebro.




Fuente: David Wolfe

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido