¿Cuáles son los alimentos más saludables para los riñones?

Los riñones eliminan los desechos del cuerpo (en forma de orina). Una dieta adecuada para los riñones es aquella en la que se controlan los niveles de proteínas, fósforo y sodio. Beber una buena cantidad de agua es la mejor prevención para las enfermedades renales. Aquellos que sufren de enfermedades renales tienen problemas relacionados con la inflamación y las enfermedades cardiovasculares con más frecuencia que aquellos que no sufren de ninguna enfermedad relacionada con los riñones. Aquí hay una lista de alimentos que ayudan a mantener su riñón en buena forma.




Pimientos rojos

Los pimientos rojos son una de las mejores opciones para la salud de los riñones ya que contienen poco potasio. Son ricos en vitaminas A, C, B6, ácido fólico, fibra y el antioxidante licopeno.

Repollo y coliflor

El repollo está lleno de fitoquímicos que trabajan para romper los radicales libres. Se cree que muchos fitoquímicos combaten el cáncer y favorecen la salud cardiovascular. El repollo hervido y la coliflor consisten en fibra, ácido fólico, vitaminas B6, K y C con bajo contenido de potasio.

Ajo y cebolla

El ajo y las cebollas pueden disminuir la inflamación y reducir el colesterol. También tiene propiedades antioxidantes y anticoagulantes. Sin embargo, el ajo cocido carece de poder antioxidante. Así que aquellos que tienen una aflicción renal pueden beneficiarse mejor del ajo usándolo como un polvo seco. La cebolla es rica en flavonoides, lo que ayuda a prevenir el depósito de material graso en los vasos sanguíneos.

Manzanas

Las manzanas son ricas en fibra y tienen propiedades antiinflamatorias, ayudan a reducir el colesterol, previenen el estreñimiento, protegen contra las enfermedades del corazón y disminuyen el riesgo de cáncer. Las manzanas amigables con el riñón pueden comerse crudas, cocidas o tomándolas como zumo de manzana o sidra.

Arándanos rojos

Los arándanos son excelentes para prevenir las infecciones del tracto urinario, debido a que hacen que la orina sea más ácida y ayudan a evitar que las bacterias se adhieran al interior de la vejiga. También se ha demostrado que protegen contra el cáncer y las enfermedades cardíacas.




Arándanos

Los arándanos obtienen su color a partir de compuestos antioxidantes llamados antocianidinas. Tienen compuestos naturales que reducen la inflamación y contienen mucha vitamina C y fibra. También contienen manganeso, que contribuye a la salud de los huesos.

Frambuesas

Las frambuesas contienen un compuesto llamado ácido elágico, que ayuda a neutralizar los radicales libres. El color rojo de la baya proviene de antioxidantes llamados antocianinas. Las frambuesas están llenas de fibra, vitamina C y manganeso. También tienen mucho folato y vitamina B.

Fresas

Las fresas son ricas en dos tipos de antioxidantes, además contienen mucha vitamina C, manganeso y fibra. Tienen propiedades antiinflamatorias y anticancerosas y también ayudan a mantener su corazón saludable.

Cerezas

Las cerezas están llenas de antioxidantes y fitoquímicos que protegen su corazón. Cuando se comen diariamente, se ha demostrado que reducen la inflamación.

Uvas rojas

El color de las uvas rojas proviene de varios flavonoides. Estos son buenos para el corazón, ya que previenen la oxidación y reducen la posibilidad de coágulos sanguíneos. Un flavonoide en las uvas, el resveratrol, puede aumentar la producción de óxido nítrico, lo que aumenta la relajación muscular en los vasos sanguíneos para un mejor flujo sanguíneo. Los flavonoides también ayudan a protegerlo del cáncer y a prevenir la inflamación.




Claras de huevo

Ofrecen la más alta calidad de proteínas junto con aminoácidos esenciales. Contienen menos fósforo en comparación con las yemas de huevo u otras fuentes de proteínas, lo que los convierte en un buen alimento para los riñones.

Pescado

El pescado es la mejor fuente de grasas antiinflamatorias omega-3 y una buena fuente de proteínas. Ayudan a reducir el colesterol malo y aumentar el colesterol bueno.

Aceite de oliva

El aceite de oliva contiene ácido oleico, que es un ácido graso antiinflamatorio que protege contra la oxidación y polifenoles y compuestos antioxidantes que previenen la inflamación y la oxidación.

Una dieta renal saludable también puede ser más alta en grasas y carbohidratos que una dieta normal para compensar el hecho de no obtener tantas calorías de las proteínas.

Imagen de portada: Wagner Souza e Silva.

Fuente: Cure Joy

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!