¡Los envases de plástico pueden aumentar su riesgo de cáncer! Aquí tiene 8 alternativas no tóxicas

El uso de recipientes de plástico se hizo popular en 1970 y se convirtió en un elemento básico en todos los armarios de nuestros hogares.




La mayoría de nosotros en algún momento hemos tenido algunos de esos viejos contenedores de plástico en nuestros armarios; sé que cuando me fui de casa mi madre me envió un buen kit de inicio.

Ahora que tengo mi propia familia una de mis principales prioridades es asegurarme de que estamos comiendo una comida sana y estoy seguro de que esta es también una prioridad para usted. Y tal vez hace como yo, que para asegurarme de que la alimentación saludable continúa durante toda la semana, tal vez elije un día a la semana para preparar las comidas semanales con antelación.

Pero quizás usted no sabe que el contenedor de almacenamiento que está utilizando para depositar la comida saludable no es tan saludable…

Ahora, cuando la mayoría de la gente piensa en el plástico, piensa en los grandes beneficios que puede tener como su transparencia, flexibilidad de su tamaño para ordenalos y que son baratos. La mayoría de la gente cree que también son ecológicos, ya que los envases de plástico se pueden reciclar.

BPA y BPS en recipientes de plástico




Bisfenol A (BPA)

Así que, ¿cuál es el problema con los envases de plástico? La mayoría de los recipientes de plástico están hechos de una sustancia química llamada bisfenol A o BPA, para abreviar. El bisfenol A (BPA) es una sustancia química utilizada durante la fabricación de ciertos plásticos transparentes y duros. Se ha sabido que este producto químico tóxico puede filtrarse fuera del contenedor y dentro de su comida.

Esta sustancia química se conoce como un componente de alteración endocrina; Los EDCs son productos químicos sintéticos que imitan o bloquean las hormonas y alteran las funciones normales del cuerpo. Esta alteración puede alterar los niveles hormonales normales, detener o estimular la producción de hormonas, o cambiar la forma en que las hormonas viajan a través del cuerpo, lo que afecta a las funciones que controlan estas hormonas.

Estudios independientes han demostrado vínculos a efectos en la salud a largo plazo tales como efectos reproductivos en machos y hembras, alteraciones neuroconductuales, y un mayor riesgo de obesidad y enfermedades del corazón. Estudios recientes concluyen que la exposición prenatal al BPA también se asocia con mayores probabilidades de sibilancias y asma temprano en la vida. Por otra parte, el BPA se ha relacionado con el cáncer de mama, como resultado de sus cualidades de interrupción de hormonas.

Bisfenol S (BPS)

Dicho esto, los fabricantes de envases plásticos para alimentos comenzaron a hacer contenedores libres de BPA. Una gran noticia, ¿verdad? En realidad no, pues comenzaron a utilizar un producto químico llamado bisfenol S (BPS). El BPS también imita al estrógeno, acelera el desarrollo embrionario y altera el sistema reproductivo.

Por desgracia, el BPS es tan tóxico como el BPA. Algunos estudios han demostrado que el BPS en realidad puede ser absorbido por el cuerpo más rápidamente que el BPA.




Ahora no todos los recipientes de plástico están hechos de BPA y BPS, pero ¿cómo se puede saber? El problema es que no hay manera de saber realmente esto; la mejor opción es evitar por completo el plástico si es posible.

Entonces, ¿cómo almacenar de forma segura sus sobras y comidas? No se preocupe, hay un montón de contenedores de alimentos seguros disponibles.

8 Grandes ideas de almacenamiento

  1. Tarros de cristal
  2. Cuencos de esmalte con tapa
  3. Recipientes de vidrio
  4. Contenedores de acero inoxidable
  5. Puede volver a utilizar los tarros de cristal usados
  6. Recipientes de vidrio Pyrex
  7. Recipientes de cerámica (muchos vienen con tapas)
  8. Recipientes de silicona

Cómo conseguir liberar su cuerpo de bisfenoles

Ahora que ya conoce los peligros de los envases de plástico y conoce las alternativas seguras, tal vez se pregunte cómo liberar su cuerpo de estos bisfenoles.

  1. Evitar beber agua y zumos de botellas de plástico.
  2. Evitar los alimentos enlatados que usan BPA o BPS.
  3. Evitar la compra de alimentos en plásticos de bisfenol.
  4. Evitar cocinar alimentos contenidos en plástico en el microondas.
  5. Desintoxicar con agua, frutas y verduras frescas y hierbas frescas.
  6. Se ha demostrado que los probióticos acelera la descomposición y por lo tanto ayudan a desintoxicar muchos tipos de toxinas.

Por favor, COMPARTE esta importante información de salud con tus amigos y familiares. ¡Gracias!


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)