Cómo la ashwagandha puede resolver todos sus problemas de tiroides

La hierba medicinal ashwagandha (Withania somnifera) se ha utilizado durante siglos en la práctica médica ayurvédica en India como un “adaptógeno”, una hierba o que actúa contra la deficiencia y el exceso y ayuda a estabilizar y regular el funcionamiento del cuerpo. Los datos de investigación modernos apuntan a sus capacidades para modular la inmunidad al nivel deseado, servir como un antioxidante para el cerebro, proteger los nervios, prevenir o reducir la inflamación y mejorar la memoria. ¿La ashwagandha también ayuda contra los problemas de tiroides? Vamos a averiguarlo.




¿Por qué son importantes las hormonas tiroideas?

Las hormonas tiroideas (T4 y T3) actúan en casi todas las células del cuerpo. Tienen numerosas funciones como:

  • Aumentando la tasa metabólica basal – que es la tasa de energía gastada cuando uno está descansando.
  • Influir en la síntesis de proteínas.
  • Ayuda a regular el crecimiento de los huesos largos (sinergia con la hormona del crecimiento) y la maduración de los nervios.
  • Aumentando la sensibilidad del cuerpo a las hormonas liberadas por el cuerpo en respuesta al estrés.
  • Ayudando al correcto desarrollo y diferenciación de todas las células del cuerpo humano.
  • Regulación del metabolismo de proteínas, grasas y carbohidratos, que afecta la forma en que las células humanas usan compuestos energéticos.
  • Estimulando el metabolismo vitamínico.

Numerosos factores, tanto regulares como relacionados con la enfermedad, influyen en la síntesis de la hormona tiroidea.

¿Por qué la disfunción tiroidea es dañina?

La disfunción tiroidea se manifiesta de dos maneras principales: hipertiroidismo (la tiroides genera demasiada T3 y T4) e hipotiroidismo (la tiroides genera muy poca T3 y T4).

  • El hipertiroidismo se caracteriza por irritabilidad, debilidad muscular, problemas para dormir, latidos cardíacos acelerados, poca tolerancia al calor, diarrea, agrandamiento de la tiroides y pérdida de peso.
  • El hipotiroidismo se caracteriza por cansancio, estreñimiento, depresión, poca capacidad para tolerar el frío y aumento de peso.

El hipotiroidismo está relacionado con el daño hepático

La hormona tiroidea (TH) y sus receptores desempeñan un papel fundamental en el metabolismo de los lípidos y la acumulación de lípidos en el hígado. Se sabe que el hipotiroidismo y la enfermedad hepática grasa no alcohólica (NAFLD) están relacionadas.

La disfunción tiroidea puede provocar problemas de salud mental

Se sabe que la disfunción del eje neuroendocrino hipotalámico-pituitario-tiroideo causa trastornos depresivos y bipolares mayores. Además, los síntomas tales como fatiga, cansancio, ralentización mental, deterioro de la concentración y la memoria, aumento de peso y depresión son comunes tanto al hipotiroidismo manifiesto como a los trastornos unipolares depresivos y bipolares.




La ashwagandha para problemas de tiroides

Hipotiroidismo

Se sabe que la ashwagandha estimula la glándula tiroides para producir más hormona T4, por lo que es una cura natural muy prometedora para el hipotiroidismo.

En 2014, se realizó un estudio controlado con placebo para medir los índices tiroideos (TSH, T4 libre y T3) de 60 pacientes tratados con ashwagandha por trastorno bipolar. El estudio encontró que en pacientes tratados con ashwagandha, los niveles de T4 aumentaron y los niveles de TSH se normalizaron. Los investigadores concluyeron que los pacientes con hipotiroidismo probablemente puedan ver los beneficios de consumir ashwagandha, debido a sus propiedades anti-inflamatorias, antioxidantes, antioxidantes y antidepresivas que elevan la T4.

El exceso de T4 puede provocar estrés oxidativo. Cuando el cuerpo está bajo estrés oxidativo, se vuelve incapaz de luchar contra moléculas reactivas llamadas radicales libres. Los radicales libres oxidan las membranas lipídicas de las células en un proceso llamado peroxidación lipídica y dañan las células.

Sin embargo, la ashwagandha, un antioxidante eficaz, es capaz de atrapar radicales libres y reducir la peroxidación lipídica y el estrés oxidativo. Por lo tanto, incluso si estimula la tiroides para producir más T4, mantiene bajo control los riesgos potenciales de un exceso de T4. En cualquier caso, como T4 solo se procesa gradualmente y el cuerpo lo convierte en T3 activa, el riesgo de estrés oxidativo, especialmente en pacientes con tiroides poco activa, es muy bajo.

Hipertiroidismo

Al estimular la tiroides para aumentar selectivamente los niveles de T4 y al mismo tiempo reducir el estrés oxidativo, la ashwagandha puede ralentizar y regular la producción de T3 activa, que es el contribuyente clave a los problemas relacionados con el hipertiroidismo.




Claramente, en este caso, la dosis de ashwagandha necesita ser monitoreada cuidadosamente. Una dosis mínima, como típicamente recomienda el Ayurveda, podría ser suficiente para activar el mecanismo de regulación de la hormona tiroidea natural del cuerpo, que controla los niveles de T4 aumentando o disminuyendo los niveles de TSH, para controlarlo.

¿Es la ashwagandha más efectiva cuando se combina con otras hierbas?

En Ayurveda, el tratamiento generalmente implica la combinación de múltiples extractos de plantas, presumiblemente para mejorar la efectividad general y para contrarrestar los posibles efectos secundarios de plantas individuales.

Por ejemplo, se ha encontrado que tres extractos diferentes de plantas – raíz de ashwagandha, goma de guggulu y corteza de bauhinia – cuando se administran en combinación, estimulan y regulan la función tiroidea al tiempo que protegen el hígado y mantienen bajo control la peroxidación de lípidos.

Dosificación de Ashwagandha

Las preparaciones ayurvédicas a menudo usan raíz de ashwagandha o polvo de hojas en lugar de un extracto concentrado. Una o dos cucharaditas dos veces al día (hervidas en agua o mezcladas con leche o miel) es la cantidad recomendada, para uso a largo plazo. Una cucharadita de raíz de ashwagandha o polvo de hojas puede reducirse a aproximadamente 300 mg de extracto concentrado.

Tomando este ejemplo de los textos tradicionales, la mayoría de los estudios en humanos sobre ashwagandha han probado los efectos de la dosis de 600-1,200 mg de raíz de ashwagandha o extracto de hoja por día; Han encontrado que esta dosificación es segura y efectiva. En forma de cápsula, equivale a 1-2 cápsulas, dos veces al día.

Se ha encontrado que la Ashwagandha es efectiva a dosis aún menores; la dosis mínima efectiva de extracto de ashwagandha es 50-100 mg. En el otro extremo del espectro, incluso las dosis tan altas como 6.000 mg de extracto por día se han encontrado completamente seguras y no tóxicas.

Conclusión

La ashwagandha es conocida por ser una hierba milagrosa en Ayurveda, con una gran habilidad para mejorar la vitalidad e inmunidad del cuerpo. Una de las razones clave de sus beneficios holísticos podría ser su capacidad para estimular la glándula tiroides, que a su vez juega un papel importante en múltiples funciones del cuerpo, principalmente metabolismo, crecimiento y funcionamiento mental.

Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!







NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido