Médico explica 15 cosas que le suceden a tu cuerpo cuando duermes siesta todos los días

Más del 85 por ciento de las especies de mamíferos son durmientes polifásicos, lo que significa que duermen durante períodos cortos a lo largo del día.” Fundación Nacional del Sueño.




En su mayor parte, nuestro día promedio se divide en dos períodos: despertar y dormir. Como muestra la estadística citada, el 85 por ciento de todos los mamíferos – los humanos pertenecen a este grupo – duermen por períodos cortos a lo largo del día.

Además de aislarnos de la mayoría de nuestros amigos mamíferos, los humanos son quizás la única especie que no duerme lo suficiente: alrededor del 40 por ciento de nosotros no dormimos las 7 horas recomendadas por noche. Aunque dormir la siesta – breves períodos de descanso que no exceden los 90 minutos – no puede corregir nuestro déficit de sueño; ciertamente puede mejorar nuestra eficiencia, salud y bienestar, y estado de ánimo.

Dormir una siesta saludable

Es posible que no sepa que las siestas se dividen en tres categorías: de emergencia, habituales y preparatorias.

La siesta habitual, es decir, la práctica de tomar una siesta a la misma hora todos los días, es la opción más saludable. Las siestas que se deben planear antes de que se presente la somnolencia (preparatorias) son buenas para alguien que sabe que pasará un período prolongado sin dormir. Las siestas de emergencia – o quedarse dormido repentinamente por el agotamiento – no son de ninguna manera saludables, como hemos visto en los problemas relacionados con el trabajo.

La Fundación Nacional del Sueño (NSF) recomienda tomar siestas de 20 a 30 minutos para aumentar el estado de alerta y el rendimiento. Cualquier período de sueño que dure entre 30 y 60 minutos puede causar inercia del sueño o una sensación de aturdimiento después del despertar. En cualquier caso, una siesta que dura entre 20 y 60 minutos es mayormente beneficiosa.




LOS BENEFICIOS DE DORMIR LA SIESTA

1. SERÁS MÁS FELIZ

La ciencia sugiere que las personas que toman una siesta al mediodía de 30 minutos o menos disfrutan de un “impulso feliz” vespertino con más frecuencia que aquellas que duermen más de 30 minutos, o que no duermen siesta en absoluto.

2. PUEDES VENCER LA DEPRESIÓN

Nuestro ciclo circadiano siente un “bajón” alrededor de las 3 p.m. – un hipo evolutivo. Sin embargo, de acuerdo con la Universidad de Harvard, dormir la siesta es una manera eficiente de acabar con este bajón. (¡Sí, es incluso mejor que la cafeína!)

3. COMETES MENOS ERRORES

De acuerdo con la NSF, las siestas mejoran el rendimiento laboral, reducen los errores y evitan accidentes.

4. TE COMPORTARÁS MEJOR

En un estudio realizado por la NASA, los pilotos y astronautas que tomaron una siesta de 40 minutos experimentaron una mejora considerable en su rendimiento y estado de alerta: 34 por ciento y 100 por ciento, respectivamente.

5. OBTIENES UN AUMENTO DE MEMORIA

Estudiantes universitarios, presten atención. Investigadores de la Universidad de Saarland en Alemania encontraron que tomar una siesta de 45 a 60 minutos mejoró su memoria en un 500 por ciento. ¡Ve a tu sofá!




6. ERES MÁS CREATIVO

Dormir la siesta no es una actividad sin sentido. De hecho, las investigaciones muestran que el lado derecho del cerebro -donde tiene lugar la creatividad y el “pensamiento de imagen completa”- se está comunicando activamente consigo mismo. (Dormir la siesta ha llevado a numerosas ideas creativas a lo largo de la historia. Ver: Henry Ford, Thomas Edison.)

7. ESTÁS MÁS CARDIOSALUDABLE

Según un estudio de investigación conjunto de la Facultad de salud pública de Harvard y la Facultad de medicina de la Universidad de Atenas (Grecia), la gente que toma siestas durante 30 minutos o más, al menos tres veces a la semana, tenía un riesgo 37 por ciento menor de morir de enfermedad cardiaca.

8. COMERÁS MENOS COMIDA BASUA

Según un estudio de la Universidad de California en Berkeley, la falta de sueño afecta la corteza prefrontal del cerebro, o PFC, que es responsable de la toma de decisiones y de resistir el impulso. Claramente, cualquier impedimento de PFC no es bueno para resistir las tentaciones – incluyendo la comida basura.

9. TE SIENTES MÁS LLENO

Cuando el cuerpo duerme, produce menos de la “hormona del hambre”, la grelina. Por el contrario, un estudio diferente demuestra una relación entre los malos patrones de sueño, los niveles excesivos de grelina y los índices más altos de obesidad. Los investigadores sugieren que las siestas regulares pueden aumentar la sensación de saciedad.

10. DISCUTIRÁS MENOS

Las personas que tienen malos patrones de sueño tienden a discutir más que los que duermen la siesta regularmente.

11. DISMINUYE EL RIESGO DE LESIONES

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico de Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés), es más probable que las personas sufran un incidente industrial, automovilístico o médico grave si no duermen lo suficiente. Una siesta de 30 minutos puede salvarte la vida.

12. ERES MÁS PRODUCTIVO

El psicólogo de la Universidad de Cornell, James Mass, acuñó el término “siesta energética”, una práctica que más empresas están adoptando. ¿Por qué? Porque los datos muestran que las siestas aumentan la productividad y el rendimiento.

13. TE DEFIENDES CONTRA EL AGOTAMIENTO

Según los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), dormir la siesta ayuda a contrarrestar la sobrecarga de información y el agotamiento mental. Los NIH también descubrieron una relación directa entre dormir la siesta y mejorar el rendimiento cognitivo.

14. ESTÁS AYUDANDO A TU LUGAR DE TRABAJO

Nike y Deloitte Consulting recompensan a los empleados por añadir una siesta al mediodía a sus listas de tareas. Nike, Deloitte y otros reconocen que los empleados de hoy, aunque trabajan más, duermen menos. “Impulsar” el trabajo renunciando al descanso y trabajando más horas “no es bueno ni para el individuo ni para la organización”, dice el profesor de conducta de la UNC Michael Christian.

15. TIENES MEJOR JUICIO

Su lóbulo frontal está a cargo de todo lo relacionado con la toma de decisiones. La falta de sueño afecta negativamente el control de los impulsos, lo que puede llevar a decisiones peores que si uno estuviera completamente descansado. Una siesta de 30 a 60 minutos puede devolvernos las riendas.


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!