7 datos sobre el café que le harán querer tomar una taza ahora mismo


Todos los días, Beethoven se preparaba un café con 60 granos de café, mientras que Voltaire bebía hasta 50 tazas al día y vivió hasta los 83 años. Entonces, ¿quizás una adicción al café no es tan mala después de todo?

Conocer Salud ha descubierto 7 razones por las que tal vez quieras tomarte una taza de café ahora mismo.




1. Mayor rendimiento cerebral

No es ningún secreto que el café aumenta la atención, la lucidez mental y la concentración, pero eso no es todo. El café con azúcar añadida puede convertirte en pequeño genio durante algún tiempo porque la combinación de cafeína y glucosa activa ciertos sectores del cerebro. Sin embargo, nunca tomes café con el estómago vacío ya que eso hará lo contrario.

2. Aumento de la presión arterial




Una pequeña taza de café puede combatir un episodio hipotensivo, una situación en la que su presión arterial es demasiado baja. Pero no se recomienda para las personas que muestran signos de taquicardia y tienen una alta frecuencia de pulso en reposo después de tomar café. Los pacientes hipertensivos, por otro lado, pueden beber mientras el cuerpo se acostumbra y deja de reaccionar aumentando la presión arterial después de un tiempo.

3. Sistema inmunológico más fuerte

Según científicos de varios países, el café reduce el riesgo de muerte prematura. Cuantas más tazas de café tome al día, menor será el riesgo. Esto se debe a que el café altera su sistema inmunológico, haciéndolo más fuerte y saludable. También mejora el hígado, el corazón y el sistema digestivo. Aún así, trate de habituarse al café natural recién molido: el café instantáneo contiene menos nutrientes y más aditivos químicos, que dañan sus órganos digestivos.

4. Cura para el dolor de cabeza




La cafeína contenida en el café natural puede curar dolores de cabeza y migrañas. Pero sigue siendo incomparable con los analgésicos. Estos últimos son más eficaces porque a menudo contienen cafeína, lo que aumenta la eficacia de todos los demás componentes en un 40%.

5. Reducción del estrés y depresión

El café actúa bien como una sustancia antiestrés debido a la liberación de dopamina y serotonina, que “desencadenan” un buen estado de ánimo. Una taza, o incluso el olor del café, puede calmar sus nervios. Además, la cafeína es uno de los estimuladores más comunes del sistema nervioso central (SNC), y su estimulación constante es lo que mantiene a raya la depresión. Curiosamente, sólo la cafeína contenida en el café tiene este efecto, a diferencia de la cafeína que se encuentra en el té, la soda o el chocolate, que no estimulan el SNC con tanta eficacia.

6. Mejor memoria

Los estimuladores y neuromediadores obtenidos del café no sólo aumentan el estado de ánimo y la productividad, sino que también mejoran la memoria. Por supuesto, esto sólo funciona con su memoria a corto plazo. Pero esto es suficiente porque toda la información se almacena inicialmente como una memoria a corto plazo, y sólo una hora más tarde entra en nuestra memoria a largo plazo bajo circunstancias particulares.

7. Menor peso

Finalmente, tus sueños de perder peso pueden hacerse realidad. El café puede mantenerte alejado y ayudarte a perder peso en exceso. Cuando el nivel de la hormona leptina es bajo, su cuerpo comienza a almacenar grasa y usted aumenta de peso. El café, sin embargo, aumenta los niveles hormonales en su cuerpo. Es por eso que los adictos al café tardan más tiempo en ganar peso y por eso el ejercicio produce más resultados para ellos.

Fuente: Bright Side

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido