5 razones por las que comer hígado es muy bueno para usted

En la mayoría de países occidentales, comer hígado no es muy popular. ¡Mucha gente se ponen aprensivas con la idea de comer carne de órganos! Sin embargo, en algunos países, el hígado es considerado uno de los alimentos más saludables.




También es verdad, que se ha ganado una mala reputación. La mayoría de la gente piensa que el hígado es el órgano que elimina las toxinas. Y aunque esto es cierto, no las almacena. En cambio, es una rica fuente de vitaminas y minerales esenciales. He aquí cinco razones por las que comer hígado es muy bueno para usted.

5 Nutrientes que contiene el hígado

1. Vitamina A

El hígado es una fuente notable de vitamina A. En una ración de 85 gramos, usted recibirá 6,582 microgramos (mcg) de equivalentes de actividad de retinol (RAE, por sus siglas en inglés), aproximadamente siete veces más que el valor diario recomendado. Los hombres adultos necesitan 900 mcg RAE y las mujeres 700 mcg RAE. Las madres embarazadas y lactantes necesitan más, de 750 a 1,300 mcg RAE dependiendo de su edad.

Aunque la mayoría de nosotros obtenemos suficiente vitamina A, comer hígado puede mantener sus niveles bajo control. Este nutriente es necesario para una inmunidad saludable, la reproducción, y la salud de los ojos. Incluso el corazón, los pulmones y los riñones necesitan vitamina A para funcionar.

Las personas con fibrosis quística tienen un mayor riesgo de deficiencia de vitamina A. Esta afección daña los pulmones y el sistema digestivo, dificultando la absorción de la vitamina. De hecho, del 15 al 40 por ciento de los pacientes son deficientes. Si usted tiene fibrosis quística, considere agregar hígado a su dieta.

2. Vitamina B2

El hígado es una gran fuente de vitamina B2 o riboflavina. Una ración de 85 gramos tiene 2.9 miligramos (mg), que es casi el doble de la recomendación diaria de 1.3 para los hombres y 1.1 para las mujeres. Las madres embarazadas y lactantes necesitan 1,4 y 1,6 mg, respectivamente.




En el cuerpo, la vitamina B2 es necesaria para la función nerviosa adecuada. También promueve la salud de la piel y la producción de glóbulos rojos. Sin suficiente vitamina B2, se sentirá fatigado y cansado. Otros síntomas incluyen crecimiento lento, problemas digestivos, inflamación de la garganta y grietas en las comisuras de la boca.

Comer hígado puede prevenir estos problemas. Además, la vitamina B2 no se almacena en el cuerpo, así que usted necesita obtenerla de su dieta. Otras grandes fuentes de riboflavina incluyen huevos, carnes magras y riñones.

3. Vitamina B9

La vitamina B9 o ácido fólico o folato es muy importante para el funcionamiento adecuado del cerebro. También lo necesita para la salud mental y emocional. Es fácil tener niveles bajos ya que el cuerpo no lo almacena. Sin embargo, con 215 mcg de equivalentes de folato (DFE) en una ración de 85 gramos, el hígado es la mejor fuente de folato. Los hombres y mujeres adultos necesitan 300 mcg de DFE cada día.

Es aún más esencial para las mujeres embarazadas y lactantes, que necesitan 600 y 500 mcg de DFE, respectivamente. El folato es necesario para un crecimiento y desarrollo saludables. Obtener suficiente durante el embarazo disminuye el riesgo de defectos del tubo neural y otros problemas congénitos.

Los alcohólicos y las personas con enfermedad intestinal inflamatoria y enfermedad celíaca también deben considerar comer hígado. Estos grupos tienen un riesgo muy alto de deficiencia de folato.




4. Vitamina B12

Otra razón para comer hígado es su alto contenido de vitamina B12 o cianocobalamina. También se necesita para la producción de glóbulos rojos, un sistema nervioso central saludable y el metabolismo de proteínas. Sin embargo, no se puede obtener de las plantas. Las proteínas animales son la mejor fuente.

Aparte de las almejas, el hígado es una fuente principal de vitamina B12. Una ración cocida de 85 gramos tiene 70.7 mcg, casi 30 veces más que el consumo recomendado de 2.4 mcg. Las mujeres embarazadas necesitan 2.6 mcg, mientras que las mujeres lactantes necesitan 2.8 mcg.

El cuerpo no almacena vitamina B12. Sin embargo, consumir hígado puede mejorar sus niveles y prevenir la anemia megaloblástica. Los trastornos neurológicos también serán menos probables.

5. Hierro

El hígado puede ayudarle a satisfacer sus necesidades de hierro. Este mineral es necesario para producir glóbulos rojos que transportan oxígeno alrededor de su cuerpo. Sin suficiente hierro, se pueden desarrollar problemas como anemia. Los síntomas incluyen debilidad, confusión y fatiga.

Una ración de 85 gramos de hígado cocido tiene 5 mg de hierro. Contribuirá a la recomendación diaria de 8 mg para los hombres y 18 mg para las mujeres. Si está embarazada, necesitará 27 mg al día.

Si ha perdido mucha sangre, el hierro es aún más importante. Las mujeres con períodos menstruales abundantes deben considerar comer hígado, junto con otros alimentos ricos en hierro. Las personas que donan sangre con frecuencia también se beneficiarán.

Estos nutrientes son los principales beneficios de comer hígado. ¡Pero eso no es todo! También recibirá tiamina, biotina, vitamina E, zinc y selenio.

Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!