Esta “mala hierba” trata el estreñimiento, la diabetes y el daño hepático

Si piensa en los dientes de león, es posible que inmediatamente recuerde las horas que ha pasado intentando evitar que crecieran en su jardín. ¡Pues resulta que mientras buscaba desesperadamente una manera de eliminarlos de su cesped, no sabía los numerosos beneficios para la salud que tienen que ofrecer!




El diente de león no se han utilizado tradicionalmente como medicina, pero sus beneficios para la salud incluyen proporcionar alivio para trastornos hepáticos, acné, ictericia, anemia e incluso cáncer. Los dientes de león son ricos en vitamina A, vitamina C, hierro y calcio. También pueden ayudar a mantener la salud ósea y ser utilizados en su rutina de cuidado de la piel. Estos son algunos de sus beneficios:

1. Salud ósea

Los dientes de león son ricos en calcio, que es esencial para que los huesos crezcan sanos y fuertes. También son ricos en antioxidantes que protegen los huesos de los daños relacionados con la edad, así como en vitamina C y la luteolina, que se ha demostrado que tienen propiedades anti-cáncer.

2. Trastornos hepáticos

Los antioxidantes en los dientes de león ayudan a mantener el hígado funcionando correctamente, e incluso ayudan a tratar la hemorragia en el hígado. Los dientes de león también ayudan a mantener el flujo de la bilis, que promueve la digestión y la salud del hígado.

3. Diabetes

Se ha demostrado que el zumo de diente de león ayuda a los pacientes diabéticos al estimular la producción de insulina en el páncreas. Los dientes de león son diuréticos, por lo que aumentan la micción en pacientes diabéticos para eliminar el exceso de azúcar del cuerpo y mantener los niveles de azúcar en la sangre donde necesitan mantenerse. También ayudan a eliminar la deposición de azúcar en los riñones, manteniendo un nivel de azúcar en la sangre más bajo y un sistema de insulina regulado.

4. Trastornos Urinarios

Las propiedades diuréticas de los dientes de león ayudan a eliminar la acumulación de sustancias tóxicas en los riñones y el tracto urinario. También trabajan para inhibir el crecimiento de bacterias en el tracto urinario, ayudando a prevenir y curar problemas urinarios.




5. Cuidado de la piel

La savia (o leche) del diente de león se puede usar para tratar enfermedades de la piel que son el resultado de infecciones microbianas y fúngicas. La savia es altamente alcalina y tiene propiedades germicidas, insecticidas y fungicidas que pueden usarse en picazón, tiña, eczema y otras afecciones de la piel. Tenga cuidado de evitar cualquier contacto con los ojos.

6. Acné

El zumo de un diente de león es un gran tratamiento natural para el acné. Puede ayudar a regular la secreción apropiada de hormonas y ensanchar los poros para permitir que las toxinas fluyan de la piel a través del sudor. La savia de diente de león puede ser aplicada externamente a las áreas afectadas para inhibir la infección microbiana y reducir la inflamación.

Si le ha parecido interesante este artículo, por favor, COMPÁRTALO con sus amigos y déjenos un comentario. ¡Gracias!

Fuente: David Wolfe

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)