6 razones por las que debe comer sandía todos los días

Durante los meses de verano, no hay nada como la sandía recién cortada. Esta fruta jugosa y vibrante está repleta de vitaminas A, B1, B6 y C. También es una fuente rica en licopeno fitoquímico y el aminoácido L-citrulina. La sandía contiene incluso pequeñas cantidades de minerales como potasio y magnesio. Está compuesta por un 92% de agua, es baja en sodio y no contiene grasas ni colesterol. Una taza equivale a menos de 40 calorías. Además, la fibra de la sandía mantendrá su tracto digestivo sano y feliz. ¿No es para quererla?




Los ingredientes mágicos de la sandía

Licopeno

La sandía obtiene su atractivo color rojo del licopeno, un pigmento que también está presente en tomates, guayabas, pomelos y albaricoques. Históricamente, los tomates siempre han sido considerados una de las fuentes más ricas de licopeno. La investigación apunta ahora a la sandía también como una fuente potente. Sin embargo, lo que hace que la sandía sea especial es la disponibilidad del licopeno. A diferencia de los tomates, la sandía no necesita cocerse para cosechar los beneficios del licopeno. Para colmo, la sandía de pulpa roja tiene un 40% más de licopeno que los tomates crudos. Asegúrese de comer sandías rosadas maduras para obtener el máximo beneficio.

L-citrulina

El aminoácido L-citrulina es otro fitonutriente de la sandía. En los riñones, se convierte en L-arginina. Y a medida que aumentan los niveles de arginina, la producción de óxido nítrico se amplifica. Este último es esencial para la vasodilatación (ensanchamiento de los vasos sanguíneos). Gracias a este proceso, la citrulina desempeña un papel importante en la salud del corazón al promover el flujo sanguíneo y mejorar la circulación. Esta acción también estimula al hígado a eliminar el amoníaco, disminuye la presión arterial y ayuda a la disfunción sexual en los hombres.

Los estudios también han demostrado que la corteza de la sandía, considerada durante mucho tiempo un residuo agrícola, es también una fuente rica de citrulina natural. Podría ser una fuente aún más rica que la pulpa. Sin embargo, dado que la corteza no se consume comúnmente, los científicos están tratando de obtener nuevas variedades de sandía que tengan más citrulina en la pulpa.

Las maravillas de la sandía

1. Prevención del cáncer

Las fuertes propiedades antioxidantes del licopeno lo han convertido en toda una “estrella” en el mundo de la salud. Esto significa que tiene el potencial de combatir la formación de radicales libres que causan cáncer. Muchos estudios especulan que el consumo regular de licopeno previene el cáncer de mama, pulmones, garganta, próstata, vejiga, ovarios, páncreas y colon. Un estudio señala que el alto consumo de licopeno redujo el riesgo de cáncer agresivo en un 44% en los hombres y el riesgo de cáncer de próstata en un 25%.

En otro estudio, las células de cáncer de mama fueron tratadas con jugo de sandía. Luego, se incubaron en 5% de dióxido de carbono a 37 grados C durante seis días. Otras muestras fueron tratadas de manera similar con licopeno puro y se extrajo licopeno. Se encontró que las muestras de jugo eran más efectivas para inhibir el crecimiento de células cancerosas.




2. Mejora la salud del corazón

Cuando el cuerpo genera más compuestos oxidantes de los que nuestro mecanismo de defensa antioxidante puede manejar, se produce un daño tisular llamado estrés oxidativo. Desafortunadamente, el estrés oxidativo elevado es la causa principal de enfermedades como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. Aquí es donde encajan las sandías. Debido a sus propiedades antioxidantes, el extracto de licopeno de las sandías puede reducir significativamente el estrés oxidativo y los niveles de glucosa en sangre. Y debido a que los pacientes con hiperglucemia o niveles altos de azúcar en la sangre son extremadamente propensos a las enfermedades del corazón, las sandías también pueden proporcionar protección contra las enfermedades del corazón.

Un estudio realizado en 14 pacientes obesos (alrededor de 58 años de edad) con síntomas de hipertensión y pre-hipertensión mostró que una ingesta de seis semanas de extracto de sandía redujo notablemente los niveles de presión arterial. Esto podría ser un posible reflejo de un mejor flujo arterial. En este caso, los aminoácidos L-citrulina y L-arginina fueron los más destacados.

3. Refuerzo del Sistema Inmunológico

No es raro alcanzar una naranja cuando se tiene un resfriado. Pero si buscas un cambio, estás de suerte. Dos tazas de sandía proporcionan el 30% de su recomendación diaria de vitamina C, dándole una razón para alcanzar esas rebanadas de sandía también.

La vitamina B6, otro componente nutricional de las sandías, también puede mejorar su sistema inmunológico. Aumenta la producción de linfocitos (glóbulos blancos).11 Los linfocitos producen anticuerpos que atacan a los virus, bacterias y toxinas invasores.

4. Excelente Piel y Cabello

Las vitaminas C y A de la sandía son un combustible saludable para el cabello y la piel. Específicamente, la vitamina C juega un papel clave en la producción de colágeno. Esta proteína previene las arrugas y protege su piel del daño causado por el sol. Además, actúa como un tónico para el crecimiento y el volumen del cabello. En cuanto a la vitamina A? Puede mantener su piel flexible previniendo la sequedad y la descamación. No hace daño el hecho de que la vitamina A también sea imprescindible para una buena salud ocular.




5. Alivio para los músculos doloridos

La citrulina de la sandía puede aliviar el dolor muscular al relajar los vasos sanguíneos y mejorar la circulación. En un estudio que probó el potencial del zumo de sandía como bebida saludable, a siete atletas se les dió zumo de sandía natural, zumo de sandía enriquecido y un placebo antes del ejercicio. Ambos zumos de sandía redujeron el dolor muscular y la frecuencia cardíaca de recuperación al día siguiente.

6. Viagra natural

La citrulina no sólo mejora el flujo sanguíneo al corazón. También puede tratar (y prevenir) la disfunción eréctil. No es de extrañar que a veces a la sandía se la llame “Viagra natural”. La vía de óxido nítrico citrulina-arginina-nítrico promueve la relajación de los músculos de los vasos sanguíneos, aumentando el flujo sanguíneo. Este es el mismo principio básico del Viagra. Y mientras que la impotencia es causada por muchos factores fisiológicos y psicológicos, las cantidades más altas de óxido nítrico también podrían mejorar el flujo sanguíneo sin efectos secundarios.15 ¿No está convencido? En un estudio italiano, se encontró que la suplementación oral de L-citrulina era efectiva en el tratamiento de casos leves de disfunción eréctil. Es de esperar que las nuevas investigaciones sigan aportando pruebas más concretas.

Coma con cuidado

Los beneficios de comer sandías no se pueden negar. Sin embargo, como con todas las cosas buenas, usted no puede darse el lujo de exagerar. Las personas con enfermedad renal y diabéticos deben tener más precaución. Como diurético, la sandía puede interferir con la retención de agua en personas con enfermedades renales.

Además, cuando los riñones no funcionan correctamente, el potasio de los alimentos tiende a acumularse. Esto puede llevar a una afección conocida como hiperpotasiemia. Y ya que los niveles altos de potasio pueden ser perjudiciales, esto es definitivamente algo a tener en cuenta. Los síntomas indeseables incluyen latidos cardíacos irregulares, reducción del control muscular y un colapso completo del corazón.

La sandía también tiene un alto índice glucémico, lo que la hace fácilmente digerible. Desafortunadamente, esto puede causar que los niveles de glucosa se disparen rápidamente. Sin embargo, el consumo limitado en una dieta para diabéticos merece el visto bueno de la Asociación Americana de Diabetes.

Es vital tener en cuenta que el exceso de licopeno también puede causar problemas gastrointestinales. Consumir demasiado puede causar distensión abdominal, náuseas, vómitos y diarrea. ¿Cuánto es demasiado? Bueno, no existe ningún estudio o fuente autorizado que afirme firmemente una dosis diaria segura de licopeno. Sin embargo, es ampliamente aceptado que 30 mg por día de licopeno es una cantidad segura. Una taza y media de sandía contiene de 9 a 13 mg de licopeno. Por lo tanto, dos o tres tazas de sandía al día es una apuesta segura. Al final del día, debe recordar que la moderación lo es todo.

Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!