3 razones por las que no se debe permanecer juntos por los niños


Muchas parejas se sienten presionadas a permanecer en un matrimonio infeliz por el bien de sus hijos. En vez de ir por caminos separados, permanecen en un matrimonio que no está funcionando y les hacen infelices para tratar de mantener a sus hijos felices. Si bien esto puede parecer la decisión correcta en un primer momento, permanecer juntos sólo por el bien de sus hijos en realidad puede llegar a tener un impacto negativo en su familia.

Aquí tiene tres razones por las que no se debe permanecer juntos por los niños:

1. Esto causará resentimiento




Los niños pueden llegar a sentirse como que tienen que tomar partido por uno de los padres sobre el otro, lo que puede llegar a ser una gran lucha y una fuente de ansiedad para ellos. Incluso si se intenta ocultar sus problemas matrimoniales, sus hijos con el tiempo notarán una diferencia en la forma en que los dos interactúan. Pudiendo llegar a culparse a sí mismos por los problemas dentro de la familia, lo que puede conducir a una baja autoestima, culpa, ansiedad y resentimiento.

2. Sus niños internalizan su comportamiento

Los niños aprenden acerca de las relaciones al ver a sus padres interactúar. Ellos aprenderán cómo se supone que dos personas se tratan el uno al otro y lo qué esperan de un socio. Su ejemplo podría mostrar respeto, compasión y consideración, o desprecio, pesar y desinterés. Si no está satisfecho en su matrimonio, lo mostrará a través de sus palabras y acciones. Sus hijos estarán prestando mucha atención al ejemplo que haya establecido.

3. Sus niños estarán rodeados de conflictos

Muchos padres piensan que sus hijos son inmunes a la tensión en el hogar, siempre y cuando no se dirija hacia sus hijos. Pero la tensión entre los padres puede gotear fácilmente hasta el resto de la familia. Incluso si no hay gritos, peleas o abusos, los niños se darán cuenta de los sentimientos de menosprecio e infelicidad. Esto les afecta más de lo que cree. Si su niño se siente rodeado por tensión y conflicto, entrarán en conflicto con los sentimientos de seguridad y felicidad.




El permanecer juntos por los niños puede parecer admirable, pero puede llegar a crear un ambiente de descontento para sus hijos. No enseñe a sus hijos a quedarse inmóvil. En su lugar, demuestre respeto a sí mismo, independencia y límites saludables. Puede ser que sea difícil durante un tiempo, pero un día se entenderá, y podrá estar agradecido por el ejemplo saludable que eligió.

Si le ha parecido interesante este artículo, por favor, COMPÁRTALO con sus amigos y déjenos un comentario. ¡Gracias!

Fuente: David Wolfe

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)