Estos son los 5 casos en los que puedes quedarte embarazada

¿Alguna vez le han dicho que no te quedarás embarazada mientras tengas tu período? Entonces, te sorprenderá saber que es una posibilidad! Si bien la anticoncepción ha avanzado mucho, con métodos fácilmente disponibles que van desde los condones femeninos hasta las píldoras anticonceptivas, la friolera del 49 por ciento de todos los embarazos siguen siendo no deseados, según los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Esta es la razón por la que es fundamental saber cómo funciona la concepción, incluso durante el período menstrual.




Es fácil suponer que no te quedarás embarazada durante el ciclo menstrual. La lógica subyacente es que como tu cuerpo está perdiendo el revestimiento uterino, la ovulación o la liberación del óvulo de sus ovarios no ha ocurrido recientemente. Sin embargo, existe la posibilidad, aunque sea pequeña, de que el óvulo siga siendo viable y pueda ser fecundado por los espermatozoides durante el coito, incluso durante el período menstrual.

1. Ovulación temprana

Mientras que un óvulo normalmente no debería “vivir” en tu cuerpo cuando tienes tu período, podrías ovular temprano y quedar embarazada. Como explica la American Pregnancy Association, es posible ovular incluso sin que se produzca un período. La ovulación en sí puede verse afectada por un cambio en la rutina, el estrés o la enfermedad.

2. Larga vida del esperma

El embarazo durante la menstruación también podría depender de la vida de los espermatozoides que han entrado en tu cuerpo. Un espermatozoide puede vivir mucho más tiempo en el cuerpo de lo que te imaginas – según se informa, hasta 3-5 días en algunos casos. Si llega a las trompas de Falopio, podría vivir hasta 7 días. Si el esperma es viable, puede fertilizar el óvulo incluso varios días después de haber tenido relaciones sexuales.

Esto podría significar concebir hasta 3 a 5 días después de haber tenido relaciones sexuales, incluso con un ciclo regular de 28 a 30 días. Así que incluso si ovulas varios días después, si el espermatozoide todavía está vivo y bien y penetra en el óvulo, podría causar un embarazo. Los Servicios Nacionales de Salud del Reino Unido también señalan que si el espermatozoide está en las trompas de Falopio, es posible que pueda quedar embarazada hasta una semana después de la relación sexual.

Por lo tanto, si estás tratando de evitar un embarazo accidental, usa un método de barrera o cualquier otro método anticonceptivo que uses normalmente.




3. Ciclo menstrual corto

Si eres alguien que tiene un ciclo más corto, digamos de 21 a 24 días, podrías ovular un poco más temprano en tu ciclo que las mujeres con un ciclo estándar de 28 a 30 días. Si ese es el caso, podrías terminar concibiendo no sólo durante sino incluso después de tu período. Esto nuevamente se debe a que los espermatozoides pueden vivir en el cuerpo de la mujer hasta 3 a 5 días en un ambiente húmedo y favorable. El círculo más corto puede significar que usted ovula más rápido. Por lo tanto, si el espermatozoide ya está dentro, es viable y está esperando, el óvulo que se libera podría ser fecundado incluso si ha pasado un poco de tiempo desde la relación sexual.

4. Períodos irregulares

También se hace más difícil determinar las fechas exactas de ovulación si tienes ciclos irregulares. Esto podría deberse a afecciones como el síndrome de ovario poliquístico (SOPQ) u otros problemas como la obesidad o los trastornos alimentarios que pueden interferir con tus hormonas.

5. Confundir el sangrado ovulatorio durante un período

Algunas veces, la ovulación puede ir acompañada de una leve hemorragia, también conocida como hemorragia en la mitad del ciclo o hemorragia ovulatoria. Esto puede confundirse con un período. Puedes terminar teniendo relaciones sexuales en tu momento más fértil porque crees que estás teniendo un período normal.

Cómo ser más preciso sobre el embarazo durante tu período

Para las que desean concebir, los días alrededor del período pueden no ser óptimos para que los espermatozoides fecunden el óvulo. Las posibilidades son ciertamente mejores en otros momentos del mes.

Aunque es seguro tener relaciones sexuales durante la menstruación, debe tener en cuenta que tener relaciones sexuales sin protección puede no ser una buena idea si no desea concebir. Esto se debe a que todavía hay posibilidades, por muy escasas que sean, de quedar embarazada en ciertas circunstancias. Estos no siempre son fáciles de predecir o detectar, pero aunque no se trata de una ciencia exacta, hay algunas maneras de tener más control sobre la concepción.




Entiende tu ciclo

El primer paso es familiarizarse con tu ciclo menstrual. No todos encajan perfectamente en el tramo de 28 a 30 días. De hecho, la Oficina de Salud de la Mujer explica que un ciclo normal puede variar de 21 a 35 días. Incluso la duración antes de la ovulación puede ir de 13 a 20 días. La mayoría de las mujeres tienen su período entre 14 y 16 días después de la ovulación. Ten en cuenta la duración de vida de los espermatozoides para asegurarse de no tener relaciones sexuales sin protección en el momento en que se libera un óvulo o durante unos días después.

Fechas del período

Lo ideal sería que hicieras las dos cosas anteriores junto con otro paso: hacer un seguimiento de las fechas exactas de tu período en tu calendario. Luego, sigue estos pasos para encontrar tu período fértil.

  • Determina los días más fértiles restando 18 del número de días del ciclo más corto que hayas tenido.
  • Añade este resultado a la fecha de inicio de tu próximo período y márcalo con una X en tu calendario.
  • Ahora, resta 11 de los días de tu ciclo más largo y suma este número a la fecha de inicio de tu próximo período con otra X en el calendario.

La horquilla entre estas dos marcas “X” serán tus días más fértiles.

Controla tu temperatura

Puedes registrar tu temperatura corporal basal para tener un mejor control de las fechas de ovulación. Antes de la ovulación, la temperatura basal suele oscilar entre los 36,5ºC y los 36,7ºC. Como consecuencia de cambios hormonales concretos (que producen un aumento de los niveles de progesterona), dicha temperatura suele aumentar alrededor de uno 0,5 ºC en los 2 ó 3 días posteriores a la ovulación.

Revise tu mucosa cervical

También puedes controlar la cantidad y el tipo de mucosa cervical. Cuando está más húmeda, clara y resbaladiza, parecida a las claras de huevo, se es más fértil. A medida que se vuelve turbia y pegajosa, tu fertilidad disminuye, generalmente 4 días después de la ovulación.

Fuente: Cure Joy

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!