10 causas de la disfunción erectil

1. Depresión

El cerebro es una zona erógena que a menudo se pasa por alto. La excitación sexual se inicia en la cabeza y se abre camino hacia abajo. La depresión puede amortiguar su deseo y puede conducir a la disfunción eréctil. Irónicamente, muchos de los medicamentos utilizados para tratar la depresión también puede suprimir el deseo sexual y hacer que sea más difícil conseguir una erección, y pueden causar un retraso en el orgasmo.




2. Alcohol

Se podría considerar la posibilidad de que un par de copas pueden ayudar en el estado de ánimo, pero el exceso podría hacer más difícil que usted pueda terminar el acto. El consumo excesivo de alcohol puede interferir con la erección, aunque los efectos son generalmente temporales. La buena noticia es que el consumo moderado – una o dos bebidas al día – podría tener beneficios para la salud como la reducción de los riesgos de enfermedades del corazón. Y esos riesgos son similares a los riesgos para la disfunción eréctil.

3. Medicamentos

El contenido de su botiquín podría afectar a su rendimiento en el dormitorio. Una larga lista de medicamentos comunes puede causar disfunción eréctil, incluyendo ciertos fármacos para la presión arterial, medicamentos para el dolor, y antidepresivos. Pero no deje de tomar ningún medicamento sin consultar con su médico primero. Las drogas ilegales como anfetaminas, cocaína y marihuana también pueden causar problemas sexuales en los hombres.

4. Estrés

No es fácil estar de humor cuando se está abrumado por las responsabilidades en el trabajo y el hogar. El estrés puede hacer mella en muchas partes de su cuerpo, incluyendo su pene. Trate de lidiar con el estrés, haciendo cambios de estilo de vida que promuevan el bienestar y la relajación, como hacer ejercicio regularmente, dormir lo suficiente, y busque ayuda profesional cuando sea apropiado.

5. Enfado

La ira puede hacer que la sangre vaya hasta la cara, pero no es el único lugar que lo necesita cuando se desea tener relaciones sexuales. No es fácil sentirse romántico cuando se está furioso, tanto si su ira se dirige a su pareja o no. La ira no expresada o el enojo expresado incorrectamente pueden contribuir a problemas de rendimiento en el dormitorio.

6. Ansiedad

Preocuparse de que usted no será capaz de “funcionar” en la cama puede hacer más difícil que usted pueda hacer precisamente eso. La ansiedad de otras partes de su vida también puede desbordarse en el dormitorio. Todo lo que le preocupe puede hacer que tema y evite la intimidad, lo que puede derivar en un círculo vicioso que pone una gran presión sobre su vida sexual – y la relación.




7. Sobrepeso

Tener kilos de más pueden afectar a su rendimiento sexual, y no sólo por la reducción de su autoestima. Los hombres obesos tienen niveles más bajos de la hormona masculina testosterona, que es importante para el deseo sexual y producir una erección. El sobrepeso también está vinculado a la hipertensión arterial y el endurecimiento de las arterias, lo que puede reducir el flujo sanguíneo al pene.

8. Imagen propia

Cuando no te gusta lo que ves en el espejo, es fácil suponer que a su pareja tampoco le va a gustar lo que ve. Un auto-imagen negativa puede hacer que usted se preocupe sólo de cómo se ve, sino también de lo bien (o no) que estará en la cama. Esa ansiedad por el rendimiento puede hacerle demasiado ansioso para siquiera intentar el sexo.

9. Líbido baja

La disminución de la libido no es lo mismo que la disfunción eréctil, pero muchos de los mismos factores que reprimen una erección también puede amortiguar su interés en el sexo. Baja autoestima, estrés, ansiedad, y ciertos medicamentos pueden reducir todo su deseo sexual. Cuando todas esas preocupaciones son vinculadas con hacer el amor, su interés en el sexo puede caer en picado.

10. Su salud

Muchos problemas de salud pueden afectar a los nervios, músculos, o el flujo de sangre que se necesita para tener una erección. Diabetes, presión arterial alta, endurecimiento de las arterias, lesiones de médula espinal y esclerosis múltiple pueden contribuir a la disfunción eréctil. La cirugía para tratar problemas de próstata o de vejiga también puede afectar a los nervios y los vasos sanguíneos que controlan una erección.

Cómo resolver los problemas de erección

Puede ser embarazoso hablar con su médico acerca de su vida sexual, pero es la mejor manera de tratarlo y volver a tener intimidad con su pareja. Su médico puede identificar la fuente del problema y puede recomendar intervenciones en su estilo de vida como dejar de fumar o perder peso. Otras opciones de tratamiento pueden incluir medicamentos, tratamientos hormonales o asesoramiento.




Por favor, COMPARTA esta importante información de salud con sus amigos y familiares. ¡Gracias!

Fuente: WebMD

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



¿Quieres ver un vídeo chulo?

Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)