Algunos consejos fáciles para limpiar la lengua (y el resto de la boca) de su bebé

Para muchos de nosotros, la limpieza dental es el fin de la higiene bucal. Pero una buena higiene bucal también significa cuidar otras partes de la boca, incluyendo la lengua y las encías. Y esto cuenta especialmente para los bebés – después de todo, ¡no tienen dientes cuando son muy pequeños! De hecho, la lengua de su bebé ocupa ahora el centro del escenario, ya que utiliza movimientos hacia adelante y hacia atrás de la lengua para succionar. Y si se pregunta cómo limpiar la lengua de su bebé, tenemos algunos consejos para usted:




Comience temprano y limpie después de cada alimentación

El cuidado de la higiene bucal de su bebé debe comenzar muy temprano, por ejemplo, tan pronto como tenga unos pocos días de vida. Limpie la lengua y las encías de su bebé después de alimentarlo y antes de acostarlo.

Lo primero es acunar al bebé cómodamente

Para limpiar la boca de su bebé, acune con un brazo. Colóquelo cómodamente con la cabeza contra su cuerpo para que se sienta seguro y pueda ver su boca.

Limpie la lengua con gasa en movimientos circulares

¡Ahora vayamos al trabajo de limpiar la lengua de su bebé!

  • Tome un trozo de gasa o un paño suave y limpio y sumérjalo en agua tibia. Vierta unas gotas de agua en su brazo antes de usarlo para asegurarse de que el agua no esté demasiado caliente y que no irritará la lengua y la boca de su bebé.
  • Ahora envuelva el trozo de gasa alrededor de su dedo índice.
  • Anime a su bebé a abrir la boca bajando suavemente el labio inferior mientras lo acuna.
  • Frote el dedo envuelto en gasa muy suavemente sobre la lengua de su bebé con movimientos circulares para limpiarla.

Limpie toda la boca de una vez

A veces los bebés pueden ponerse quisquillosos cuando tratamos de limpiarles la boca. Por lo tanto, tiene sentido limpiar toda la boca al mismo tiempo y evitar repetir este proceso con demasiada frecuencia. Asegúrese de limpiar el interior de las mejillas, las encías y el paladar de su bebé cuando le limpie la lengua.

Una vez que llegan los dientes, limpie la lengua junto con los dientes

Por lo general, los bebés tienen su primer diente entre los 6 y los 14 meses. Use un cepillo de dientes de cerdas suaves diseñado para bebés y agua corriente para limpiar suavemente los dientes, usando movimientos circulares en este punto. Recuerde, ¡todavía es demasiado pronto para la pasta de dientes!




Nota: Cambie el cepillo de dientes de su hijo cada 3 ó 4 meses.

Es extremadamente importante levantar los labios de su bebé y cepillarle tanto la parte anterior como posterior de los dientes, así como a lo largo de la línea de las encías, para prevenir la caries dental. Pero esto no significa descuidar el resto de la boca. Puede usar el cepillo para continuar limpiando la lengua y las encías de su bebé. Sólo hay que ser muy cuidadoso, evitando cualquier golpe abrasivo. Si su bebé encuentra esto incómodo, continúe usando un pedazo de gasa para estas áreas.

La capa blanca persistente en la lengua puede ser candidiasis bucal

Si usted nota manchas blancas cremosas en la lengua o dentro de la boca de su bebé que no se pueden limpiar (a diferencia de los residuos de leche), tendrá que revisar si su bebé tiene candidiasis bucal. Se trata de una infección fúngica que puede afectar a los bebés y a las madres durante la lactancia. Tiende a desarrollarse después de que el bebé o la madre toman antibióticos. Estos medicamentos, a la vez que combaten las infecciones, también tienden a eliminar las bacterias beneficiosas que pueden prevenir el crecimiento excesivo de hongos. Los signos de candidiasis bucal en la madre pueden incluir picazón, sensibilidad o pezones agrietados, así como dolor en la mama o el pezón.

Los medicamentos antimicóticos se suelen recetar para tratar la candidiasis bucal. Tanto la madre como el bebé necesitarán tratamiento aunque sólo uno de ellos muestre síntomas, ya que es probable que transmitan la infección de un lado a otro. Si está buscando un remedio natural, se ha encontrado que el aceite de coco es tan efectivo como algunos medicamentos antimicóticos para combatir el hongo que causa la candidiasis bucal. Limpie las áreas afectadas por la candidiasis bucal con aceite de coco de grado alimenticio para eliminar esta infección, pero sólo después de hacer una prueba de parche para asegurarse de que su bebé no es alérgico a ella.




Fuente: Cure Joy

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!