3 hormonas que le hacen aumentar de peso y cómo controlarlas

¿Pensando en perder peso? Concentre su atención en las hormonas, las moléculas más poderosas del cuerpo. Estos mensajeros químicos controlan cada proceso y función de nuestro cuerpo. A menudo, también están detrás de la razón por la que parece que no puedes perder esos kilos.




¡Esto no significa que las calorías no sean importantes! La pérdida de peso ocurre cuando se queman más calorías de las que se ingieren, pero es sólo una parte de la ecuación. Sin las hormonas equilibradas, es más probable que vuelva a aumentar de peso.

Recuerde, las hormonas regulan procesos como el metabolismo, el apetito y el crecimiento de las células grasas. Entonces, ¿por qué no tenerlas en cuenta? Mirando el panorama general, puede acercarse a la pérdida de peso desde varios puntos de vista.

1. Grelina: la hormona del hambre

La grelina está a cargo del apetito. La secreción aumenta justo antes de las comidas, ¡así que puede agradecerle por ese estómago refunfuñón! También actúa sobre la vía de recompensa de la dopamina en el cerebro, explicando por qué la comida puede sentirse como un premio.

El problema empieza cuando la grelina se sale de control. El estrés, la falta de sueño y la inactividad física pueden aumentar los niveles. Demuestra el impacto de los hábitos de estilo de vida.

2. Cortisol: La hormona del estrés

Cuando usted está ansioso o estresado, los niveles de cortisol suben por las nubes. Esta “hormona del estrés” activa la lipoproteína lipasa, la enzima que convierte los triglicéridos en ácidos grasos libres. Con más ácidos grasos libres, la insulina no puede descomponer la grasa adecuadamente. ¡Hola, aumento de peso!




El cortisol también le dificulta diferenciar entre el hambre y las emociones. Por lo que puede ser más propenso a “comerse” sus sentimientos.

3. Estrógeno: La hormona sexual femenina

El estrógeno es lo que te hace una mujer. También se sabe que rebota durante “esa época del mes”. Sin embargo, si la danza hormonal continúa, el aumento de peso es seguro que vendrá.

Cuando el estrógeno es demasiado alto, las células grasas llamadas adipocitos florecerán. Es una reacción que se relaciona con los lácteos y la carne, que a menudo están llenos de antibióticos y hormonas. No es de extrañar que una alta ingesta esté asociada con el exceso de estrógeno.

Cómo controlar las hormonas del aumento de peso

1. Controlar el estrés

El alivio del estrés es una de las mejores maneras de controlar estas hormonas de aumento de peso. Dedique tiempo a cosas que lo hagan sentir bien, ya sea un pasatiempo o el yoga. Evite las formas no saludables de eliminar el estrés, como fumar cigarrillos o beber demasiado. Recuerde, el estrés puede ser un estado mental, pero sus efectos físicos son poderosos.

2. Descanse lo suficiente

El sueño y el peso van de la mano. Si no duerme mucho tiempo, tanto la grelina como el cortisol aumentarán. Hágale un favor a sus hormonas y descanse de 7 a 8 horas cada noche.




3. Manténgase físicamente activo

El ejercicio tiene demasiados beneficios. Reducirá el estrés, regulará el sueño y, lo más importante, estabilizará las hormonas. Los adultos deben hacer al menos 30 minutos de ejercicio 5 días a la semana.

4. Lleve una dieta basada en vegetales

Las frutas, los vegetales y los granos integrales no sólo llenan el cuerpo de nutrientes. ¡También mantendrán el estrógeno bajo control! Pero esto no significa que tenga que ser vegetariano. Si usted come productos lácteos y carne, compre a agricultores locales que no usen hormonas, antibióticos u organismos genéticamente modificados (OGM).

Después de perder peso, no abandone estos hábitos. Adoptarlos de por vida es la clave del equilibrio hormonal a largo plazo.

Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!