9 cosas ocultas que aumentan significativamente su riesgo de cáncer

Seguro que sabe que la obesidad, el tabaquismo y la mala alimentación pueden causar cáncer. Pero, ¿sabía que el envasado de alimentos puede jugar un papel importante en el aumento de su riesgo de cáncer? ¿Y qué ocurre con el consumo de alcohol o la ciudad donde vive?




Aquí tiene nueve cosas sorprendentes que pueden aumentar su riesgo de cáncer:

1. Velas perfumadas y ambientadores

En una investigación midieron los niveles de “productos químicos orgánicos volátiles” en seis casas en York, Inglaterra. Preguntaron a cada residente por las velas perfumadas, ambientadores y productos de limpieza que usaban, incluyendo la frecuencia con que los utilizaban. Cuando probaron el aire en cada hogar, un producto químico sintético usado para crear el olor a cítricos – limoneno – se convertía en el producto químico detectado de más alta concentración. Cuando el limoneno se libera en el aire, reacciona con el ozono para crear formaldehído. El formaldehído se ha relacionado con varios tipos diferentes de cáncer.

2. Serrín

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer clasifica el polvo de madera, serrín, como un carcinógeno humano. Los estudios han demostrado que los trabajadores expuestos al polvo de madera son más propensos a desarrollar una forma de cáncer nasal conocido como adenocarcinoma. El serrín de haya y roble plantean los riesgos más altos.

3. Donde vives

Según un estudio de 2017, los investigadores encontraron que los condados de los Estados Unidos con las peores calidades del aire, agua y tierra y el entorno construido y factores sociodemográficos más empobrecido mostraban mayores tasas de cáncer. La mala calidad del aire y el entorno construido, que incluyen la presencia de autopistas principales y la disponibilidad de transporte público y vivienda señalaban la correlación más alta.




4. Envasado de la comida

La comida rápida y los alimentos envasados que vienen en envoltorios, cajas y recipientes a menudo contienen productos químicos nocivos conocidos como PFC y PFAS. Estos productos químicos repelentes de grasa y anti-manchas pueden llegar fácilmente hasta su comida. El PFC y el PFAS se han relacionado con el cáncer, problemas de desarrollo, problemas reproductivos y alteración de la función inmune.

5. Alcohol

Los investigadores publicaron un estudio de 2016 que relaciona el aumento del consumo de alcohol con el riesgo de cáncer de mama. El estudio mostró que las mujeres que aumentaron la cantidad de alcohol y que bebían durante un período de cinco años tenían un mayor riesgo de cáncer de mama. Estudios también han relacionado el alcohol con el cáncer de cabeza y cuello, cáncer de esófago, cáncer de hígado y cáncer colorrectal.

6. Trabajo de noche

Investigaciones han demostrado que trabajar durante un turno nocturno puede aumentar el riesgo de cáncer. Los investigadores del MIT encontraron que dos genes responsables de controlar el ritmo circadiano de las células también funcionan como supresores de tumores. Trabajar un turno de noche interfiere con el reloj interno del cuerpo. Los estudios han demostrado que los ratones que están expuestos a una experiencia anormal de su horario de luz tienen un crecimiento más rápido y más agresivo del tumor.

7. Algunos protectores solares

La mayoría de la gente sabe que el daño del sol puede causar cáncer, pero quizás no saben que también lo pueden causar muchos tipos de protectores solares. La mayoría de los protectores solares están llenos de ingredientes tóxicos que representan importantes riesgos para la salud. La oxibenzona es un ingrediente común en la protección solar que produce radicales libres. Los radicales libres pueden causar daño en el ADN y promover el crecimiento del cáncer. Este ingrediente perjudicial se añade a la protección solar para ayudar a proteger la piel contra los rayos UV. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) ha limitado la oxibenzona a entre 3% y 6%, pero no lo han prohibido.




8. Estilo de vida sedentario

Un análisis de 2014 puso de relieve la correlación entre el tiempo viendo la televisión, tiempo de estar sentado de forma recreativa, el tiempo de estar sentado en el trabajo y el tiempo total de estar sentado en relación con el riesgo de cáncer. Cuando los investigadores compararon los niveles más altos de comportamientos sedentarios con los más bajos, encontraron que los participantes más sedentarios se enfrentaban a un mayor riesgo de cáncer de colon, endometrio y pulmón. La investigación mostró que el riesgo de cáncer se elevaba con cada aumento de 2 horas en el tiempo de estar sentado.

9. Falta de luz solar

Los investigadores estiman que 250.000 casos de cáncer colorrectal y 350.000 casos de cáncer de mama podrían evitarse en todo el mundo mediante el aumento de los niveles de vitamina D3. Los estudios han demostrado que los niveles más bajos de vitamina D aumentan el riesgo de cáncer colorrectal y cáncer de mama. Pasar tiempo al aire libre es la mejor manera de conseguir su dosis diaria de vitamina D.

Por favor, COMPARTA esta importante información de salud con sus amigos y familiares. ¡Gracias!

Fuente: David Wolfe

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



¿Quieres ver un vídeo chulo?

Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)