10 Cosas que debes evitar cuando visites a un recién nacido

Es muy reconfortante y emocionante sostener a un bebé recién nacido que está tratando de abrir sus pequeños puños apretados. Pero siempre hay que tener en cuenta que el saludable respeto de los límites ayudará mucho a los nuevos padres y los tranquilizará.




Una nueva mamá puede estar demasiado cansada para darse cuenta o para decírtelo por miedo a ofenderte, si usted no es alguien cercano al bebé. Considere estas pocas cosas en mente antes de visitar a un recién nacido o probablemente no será invitado la próxima vez.

10 Cosas que debe evitar cuando visite a un recién nacido

1. No despierte al bebé

Sabemos que es increíble ver esos ojos grandes y hermosos. Pero también es fácil molestar a un bebé dormido. Los bebés, especialmente los recién nacidos, necesitan dormir por lo menos 18 horas al día, lo que ayuda a su desarrollo. Además, los padres habrán pasado mucho tiempo consolando y tratando de que el bebé se durmiera. Estará en la lista de no ser invitado la próxima vez que despierte a un bebé dormido en su primera visita.

2. No fume

Es bueno ser sensible en lugar de insensible. Fumar antes o durante la visita está estrictamente prohibido. Las toxinas del cigarrillo permanecerán en su aliento y también en su ropa. Esto se transfiere al bebé a través del aire, se denomina tabaquismo pasivo. Además, el bebé no necesita su mal aliento. Asegúrese de usar ropa limpia y que no lleva un perfume fuerte cuando vaya de visita.

3. No sostenga cosas calientes en la mano mientras sostiene al bebé

Es simplemente aterrador y preocupante para una madre ver a alguien que sostiene a su bebé mientras toma un café caliente o cualquier bebida. Un millón de preguntas sobre la seguridad de su bebé le vendrán a su cabeza: “¿Y si la bebida caliente cae sobre el bebé?” ¿Y si se rompe la copa? ¿Qué pasa si el bebé patea la taza?” Nunca termina el pánico. Los pensamientos del tipo ‘¿Qué pasaría si‘ la pueden también estresar. Esto no es justo para ella cuando visita a un recién nacido.

4. No bese al bebé

Los bebés son tan besables y su cabeza tan olfateable – ¡estamos de acuerdo! Pero es de sentido común no besar al bebé, y mucho menos en sus labios. Es la forma más antihigiénica de expresar su amor al recién nacido. Si usted quiere besar al bebé sólo para estrechar lazos, pida permiso a los padres. No los obligue a darle una respuesta afirmativa. Cuide sus modales.




5. No lo visite cuando no esté bien

No quiere que el bebé se contagie de una infección, ¿verdad? Es muy fácil de entender que las personas transmiten la infección, o la gripe, al estar cerca. Espere a que se mejore y vaya a visitar al bebé. El bebé puede esperar su visita y así mantenerse lejos de las infecciones. Es un hecho conocido que el recién nacido todavía no ha estado expuesto a ningún germen o infección. Por favor, no vaya a ver al bebé cuando no esté bien.

6. No llegue tarde

Incluso si usted va a llegar sólo dos minutos tarde, un mensaje de aviso sobre llegar tarde sería muy apreciado por los nuevos padres. No están esperando con toda la energía para entretener a todos los huéspedes. Sea un poco cortés y discúlpese por llegar tarde. Después de todo, los nuevos padres estarán cansados y exhaustos.

7. No lleve a otros niños a menos que sean invitados

Ser una nueva madre es tan abrumador, especialmente si es el primer bebé. No lleve a otros niños a menos que los inviten. No importa lo encantadores y bien educados que se comporten. Es mejor no asumir que están invitados y hacerse cargo de ello.

8. No se olvide de lavarse las manos

Es la etiqueta básica antes de tocar a un bebé. Cuando usted está visitando a un recién nacido, son propensos a muchas infecciones muy fácilmente. Están protegidos, se mantienen envueltos en una manta suave y lejos de los gérmenes. Por favor lávese las manos antes de llevar en brazos al bebé y use una manta debajo del bebé mientras lo lleva.

9. No mire fijamente mientras lo amamantan

A nadie le gusta que lo miren fijamente, especialmente a una nueva mamá que amamanta a su bebé. Amamantar es algo natural y no hay que darle mucha importancia. Si es una madre primeriza, la lactancia materna es muy nueva para ella. Tanto el bebé como la madre encontrarán muchas dificultades a lo largo del camino. No le dé un shock haciendo caras mientras lo está amamantando. Claro, la curiosidad mata, pero hay que evitar hacer sentir incómoda a la madre.




10. No dé consejos indeseados

Un consejo no solicitado no es bueno. No de consejos innecesarios. Esta ahí para ella, apoyarla y ofrecerle ayuda. Hágale saber que usted está ahí para apoyarla en cualquier momento que ella lo necesite. De lo contrario, guarde sus pensamientos y consejos para sí mismo.

Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!







NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido