Beba cúrcuma de esta manera una vez al día y vea lo que le sucede a su función hepática y cerebral

Aquí, en Conocer Salud, nos encanta la cúrcuma. Usted probablemente la conoce como una especia popular que se utiliza en muchos platos del sur de Asia. Aunque también es posible que sepa que la cúrcuma tiene una amplia variedad de propiedades beneficiosas que la convierten en un suplemento natural utilizado para tratar muchos trastornos y problemas de salud. Pero lo que es probable que no sepa es como la cúrcuma puede ser de beneficiosa para la salud del cerebro y el hígado si se consume a diario.




Los beneficios de la cúrcuma en la salud del cerebro

Es bien conocido que desde hace mucho tiempo que la cúrcuma puede tratar dolencias físicas, pero, hasta hace poco, los beneficios mentales de la cúrcuma eran relativamente desconocidos.

El ingrediente activo de la cúrcuma, la curcumina, es visto como un tratamiento prometedor para la enfermedad de Alzheimer. Se cree que las placas que se acumulan en el cerebro de pacientes con Alzheimer llamadas placas de beta-amiloide, son una de las causas principales de la enfermedad de Alzheimer. Los investigadores encontraron que la curcumina puede inhibir la acumulación de este tipo de placas hasta en un 40%, por lo que es un tratamiento prometedor para la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores también han encontrado que las propiedades antiinflamatorias de la curcumina juegan un papel importante en el tratamiento de Alzheimer, ya que reduce el daño causado por la inflamación y los agentes oxidantes.

La cúrcuma también se ha utilizado como tratamiento para las personas con depresión.

Beneficios de la cúrcuma en la función hepática y la prevención del cáncer

Otro de los beneficios de la cúrcuma que muchos no saben es por qué es tan efectiva en la mejora de la salud del hígado. El ingrediente principal de la cúrcuma, la curcumina, se ha utilizado para tratar enfermedades hepáticas desde hace más de 100 años, pero la legítima investigación científica de sus efectos no se ha llevado a cabo hasta hace poco.




Los investigadores creen que son los efectos antiinflamatorios y antioxidantes de la curcumina son los que hacen que sea tan beneficiosa para la salud del hígado. Los estudios han demostrado que la curcumina reduce el daño hepático causado por:

  • Etanol (el tipo de alcohol que usted bebe)
  • Sobredosis de hierro
  • Enfermedad hepática (como colestasis)
  • Altos niveles de toxicidad
  • Cirrosis (cicatrización del hígado)

Se ha encontrado que la cúrcuma también reduce el riesgo de desarrollar cáncer de hígado. La cúrcuma reduce los efectos que los carcinógenos humanos, como la tioacetamida, tienen sobre el hígado.

Cómo sacar el máximo provecho de la cúrcuma: Recetas rápidas

Es difícil para nuestros cuerpos absorber la curcumina de la cúrcuma cuando se toma cruda, pues como máximo se puede absorber tan sólo el 1% de la curcumina. Para obtener los máximos beneficios de la cúrcuma hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Comprar extracto de cúrcuma orgánico certificado de alta calidad con 95% de curcuminoides.
  • Consumir cúrcuma o curcumina con pimienta negra. La adición de la pimienta negra a la cúrcuma o a los alimentos con cúrcuma, mejora mucho los tiempos de biodisponibilidad de la curcumina debido a la piperina de la pimienta negra.
  • Consumir cúrcuma con una buena grasa, como la de aceite de coco, esto potencia la absorción porque la curcumina es soluble en grasa

Esto no quiere decir que la cúrcuma no está haciendo nada si la come todos los días. En situaciones de emergencia, el extracto es necesario, pero 1/4 de cucharadita de cúrcuma todos los días va a reducir la inflamación en su cuerpo y ayudará a mantener a raya o a distancia las enfermedades.

Agua de cúrcuma

Una excelente manera de obtener su curcumina para el día es hacer el agua de cúrcuma.




Ingredientes:
  • 1-2 tazas de agua
  • 1/4 cucharadita de cúrcuma
Preparación:
  • Hervir el agua, y añadir 1/4 de cucharadita de cúrcuma y dejar hervir durante 10 minutos.
  • Dejar que se enfríe y beber, habrá creado una solución al 12%.

Cúrcuma con aceite/grasa

Otra gran manera de tomarla es mezclar cúrcuma con un poco de aceite o grasa.

Ingredientes:
  • 2 tazas de leche de coco
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 pizca de pimienta negra
Preparación:
  1. Mezclar los ingredientes y calentarlos en una cacerola (no hervir). Beber mientras está caliente.

Cuando se combinan la cúrcuma con las grasas, se absorbe más fácilmente (una absorción de hasta 7/8 veces más). También puede intentar ponerla en una sopa, curry, o cualquier receta de su elección ya que la mayoría de las recetas tienen grasa en ellas, los beneficios de la cúrcuma fluirán fácilmente en su cuerpo y comenzará a notar sus efectos.

¿Le ha resultado útil este artículo? Por favor difúndalo si es así…


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)