5 sencillos hábitos que desactivan los pensamientos negativos

Nosotros actuamos como pensamos y sentimos. Cuando eliminamos el pensamiento negativo, con el se van el drama y el dolor “. – Anónimo.

Los pensamientos negativos no sirven absolutamente para ningún propósito. Cero. Ninguno. Nin-gu-no.




El pensamiento negativo no tiene absolutamente nada que ver con usted como persona. Los pensamientos tóxicos no definen su carácter, y no pueden determinar su destino. Nosotros determinamos la potencia de cada pensamiento negativo. Por desgracia, a menudo concedemos demasiada influencia a los pensamientos negativos – y esto es lo que causa el daño.

Buda dijo una vez: “Tu peor enemigo no te puede dañar tanto como tus propios pensamientos que no vigilas.

Note las palabras “que no vigilas” en las enseñanzas de Buda. Como suceden con la mayoría de las cosas que pertenecen a la mente, Buda es una vez más supremamente sabio. A veces los pensamientos negativos tienen tendencia a quedarse “colgados” – entonces es cuando la reformulación cognitiva (es decir, ‘la reestructuración cognitiva’) es esencial.

El Dr. Alice Boyes, un ex psicólogo clínico y autor del libro El kit de herramientas de la ansiedad, describe la reestructuración cognitiva como “una parte fundamental de la terapia cognitivo conductual (TCC)”, y añade “es uno de los tratamientos psicológicos más eficaces.

No, no es necesario participar en una TCC para aprender la reestructuración cognitiva.




De hecho, en este artículo, vamos a enseñar algunos de los fundamentos de la reestructuración cognitiva. Y aunque no podrá convertirse en un experto en la técnica – lo más importante – tendrá el poder de haber aprendido.

AQUÍ ESTÁN 5 MANERAS DE REPLANTEAR LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS:

1. OBSERVE EL PENSAMIENTO

Tome asiento en el extremo posterior de su mente y simplemente observe el pensamiento negativo. (Piense en cómo le gustaría ver un aleteo de aves sobre un tejado.)

Los pensamientos negativos son generalmente un producto de las distorsiones cognitivas, o patrones de pensamiento irracional, algo reconocido por psicólogos y psiquiatras de todo el mundo. No se requiere psicoterapia o medicación – sólo tiene que observar un pensamiento, y luego ver que se disipa.

2. CUESTIONAR CUALQUIER REFLEXIÓN

Las reflexiones son patrones de pensamiento excesivo, por ejemplo, “Tengo este problema y puede resolverse si sigo pensando en ello.” A menos que esté participando activamente con el lóbulo frontal del cerebro – es decir, tratando de resolver un problema – la mayoría de las reflexiones no tienen sentido.

La pregunta entonces es: “¿Cómo replantear estos pensamientos?




Sugerimos el siguiente curso de acciones:

(A) Crear dos columnas en una hoja de papel. Titular la primera columna como “Pensamiento” y la segunda columna como “Solución”.

(b) Cuando aparezca la reflexión, anote la hora. Escriba todo en la columna “solución”.

(C) Al final del día / semana / mes, contar el número de veces que apareció el pensamiento y las ideas.

¿Hay algo de valor? Si no es así, vuelva a leer el punto 1.

3. DETERMINAR LA EVIDENCIA

Otra manera de reformular sus pensamientos es evaluar la evidencia detrás de ellos.

Por ejemplo, si siempre está pensando “Nunca tengo suficiente dinero”, puede ser útil evaluar la evidencia y llegar a una solución (si es necesario).

Una vez más, vamos a crear dos columnas. En la Columna (A) escribimos alguna prueba que apoye que “nunca se tiene suficiente dinero”, por ejemplo, saldo de cuenta bancaria, siempre pidiendo dinero, etc. en la columna (B) escriba alguna prueba objetiva que demuestre lo contrario, por ejemplo, tengo casa, comida, ropa, y así.

¿Qué información se transmite a través de este ejercicio? ¿Puede decir con 100 por cien de honestidad que “nunca tiene suficiente dinero”? Si es así, ¿cuál es la siguiente acción a tomar? ¿Crear un presupuesto y limitar los gastos?

4. PRACTICAR LA ATENCIÓN

¿Qué mejor lugar para hablar de la atención que después de hablar de dinero – un factor de estrés casi universal?

Christopher Bergland, un tricampeón del triatlón y científico, explica la atención como algo “mucho más básico de lo que la mayoría de la gente piensa.” Bergland destaca su aproximación a la atención en tres pasos: “STOP. Respirar. Pensar en su pensamiento. Cualquiera puede usar esta sencilla técnica de atención durante todo el día para mantenerse en calma, centrado, optimista y amable “.

Existen prácticas y técnicas de meditación consciente estructurada, tales como la reducción del estrés basada en la atención plena (MBSR), para aquellas personas que buscan una aprendizaje más formal.

5. COMPRENDER LA IMPERMANENCIA Y LA NEUTRALIDAD

Hemos tocado esto durante la introducción, pero vale la pena repetirlo: los pensamientos negativos son fugaces y temporales; sin ningún poder real sobre el resto.

No importa que los pensamientos negativos pasen por su mente, es fundamental entender estos conceptos. De hecho, puede incluso crear y recitar una máxima, por ejemplo, “Este es un pensamiento negativo. Voy a observar, pero no voy participar, ya que se irá rápidamente.

Una excelente manera de demostrar la impotencia de un pensamiento negativo es distraerse. Hacer algo que vaya a ocupar su mente, así no hay espacio para los pensamientos negativos.

Le deseamos la paz, felicidad, amor propio y auto-compasión.

¿Le ha resultado útil este artículo? Por favor difúndalo si es así…


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)