Médicos piden a todos los padres que guarden los dientes de leche de sus hijos

Perder un primer diente es una especie de rito de iniciación para niños de todas partes. Es una señal de que estás creciendo y que cada vez eres más grande.

Existen tradiciones en algunos países en las que el niño dejaba su diente bajo la almohada y a la mañana siguiente se encontraba dinero en lugar de ese diente.

Pero, ¿qué se hace con el diente después del intercambio? Algunas personas los conservan como recuerdos sentimentales, pero muchos simplemente los tiran. Después de todo, ¿para qué puede servir un diente de leche que se ha caído?

Pues bien, resulta que puede servir más de lo que se pensaba.

Un estudio realizado en 2003 mostró que los dientes de leche son una fuente rica de células madre, que son como protocélulas que, si fuera necesario, pueden ser cultivadas en múltiples tipos de células.

Eso significa que si más tarde en la vida, un niño necesita tejidos de reemplazo por cualquier razón, las células madre de los dientes de leche se pueden utilizar para hacer crecer el tejido necesario. ¡Impresionante!

Potencialmente, la práctica de almacenar los dientes de leche puede salvar vidas y tratar una gran variedad de dolencias. Sigue leyendo para saber más acerca de este asombroso proceso.

La pérdida de los dientes de leche, es un rito de paso para niños de todo el mundo.

La mayoría de nosotros podemos recordar la rara ausencia de un diente que finalmente se había caído.

¿Pero qué es lo que más recuerdas? ¡Probablemente la promesa de una recompensa en efectivo, por cortesía del ratoncito Pérez o la hada de los dientes!

La tradición del hada de los dientes en realidad se remonta bastante atrás, concrétamente a la cultura nórdica antigua, donde los dientes de leche se consideraba que daban buena suerte.

Otras culturas de todo el mundo también tienen tradiciones específicas con relación a los dientes de leche.

Como resultado, los dientes de leche realmente puede traer buena fortuna, pero es menos del tipo mágico, y mucho más del tipo medicinal – ¡aunque la medicina moderna sea bastante increíble!

En 2003, un estudio determinó que los dientes de leche contienen células madre y que si se conservan rápidamente después de caer, las células madre se pueden almacenar durante años y se pueden utilizar en caso de problemas médicos posteriores de la vida.

Así que en lugar de una moneda se puede tener la oportunidad de poder hacer crecer cualquier tipo de tejido, desde células del corazón, a células del cerebro, y reparar el tejido dañado.

Pero hay un problema: los dientes de leche tienen que mantenerse frescos. Como cualquier cosa, las células madre se degradan y pierden su efectividad con el tiempo.

Así que simplemente hay que mantener los dientes de leche de tu hijo en una caja.

Como alternativa, los padres pueden utilizar servicios como Store-A-Tooth para preservar adecuadamente los dientes de tus hijos.

Los dientes se colocan en una cámara acorazada de crioconservación con nitrógeno líquido, en donde las células madre permanecerán intactas y utilizables durante años.

Si más tarde en la vida, el niño, que puede ser un adulto en este punto, necesita sus células madre, los dientes se sacan del almacenamiento y son enviados a su médico.

Parece que todas las culturas que tenían supersticiones sobre el poder de los dientes de leche tenían, de una manera extraña, razón en su valor.

¡Asegúrate de COMPARTIR esta importante información!

Fuente: Viral Diario

¿Te ha gustado?




¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR