¿Cuál es la mejor dieta antiinflamatoria según los expertos?


Afecciones como la artritis reumatoide, el dolor articular, el SII (síndrome del intestino irritable), la hinchazón y el estreñimiento son los signos de inflamación crónica dentro del cuerpo. A diferencia de la inflamación aguda o el enrojecimiento y la hinchazón después de una lesión, la inflamación crónica no tiene signos visibles. Se ha relacionado con varias enfermedades y afecciones, desde el acné hasta las alergias. Lo que comemos juega un papel importante en la prevención y tratamiento de la inflamación crónica. No es sorprendente que los expertos en salud estén de acuerdo en que una dieta antiinflamatoria le ayudará a combatir los radicales libres responsables de la inflamación crónica.

Los alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas y minerales son la mejor defensa de su cuerpo contra la inflamación crónica. Seguir un plan de dieta antiinflamatoria significa dejar de consumir alimentos que probablemente son parte de su dieta diaria. Esto incluye grasas saturadas en la carne roja y carne procesada como los perritos calientes. Los aceites vegetales como el aceite de maíz y el cártamo contienen ácidos grasos omega 6. Demasiado de ellos puede causar inflamación. Se deben evitar las cremas para el café, la margarina o cualquier cosa que contenga grasas trans.




PARA EL MEJOR PLAN DE DIETA ANTIINFLAMATORIA, INCLUYA ALGUNOS DE LOS SIGUIENTES SUPERALIMENTOS TODOS LOS DÍAS

BAYAS

Las bayas son ricas en flavonoides que reducen el daño de los radicales libres a las células. Esto le da a todas las bayas, incluyendo los arándanos, fresas, frambuesas y moras, un efecto antiinflamatorio. Los flavonoides también ayudan a combatir el cáncer y el deterioro cognitivo. Trate de tomar una taza por día.

PESCADO GRASO

Se han realizado estudios que muestran claramente que los ácidos grasos omega-3 en pescados como el salmón y el atún disminuyen significativamente la inflamación. Los omega-3 también son importantes para la salud del cerebro y del corazón. El pescado graso es rico en vitaminas B.

VERDURAS DE HOJA VERDE

Asegúrese de añadir verduras de hoja verde como col rizada, acelgas y espinacas a su dieta antiinflamatoria. Son ricas en antioxidantes y flavonoides antiinflamatorios, así como en importantes vitaminas y minerales como las vitaminas A, C y K. Busque tonos más oscuros de verde. Generalmente, son los más nutritivos.

BROCOLI

El brócoli es una gran fuente de potasio, magnesio y antioxidantes con potentes poderes antiinflamatorios. También contiene sulforafano, un compuesto que se encuentra en las verduras crucíferas y que ha demostrado reducir el estrés oxidativo y combatir la inflamación crónica.

CALDO DE HUESOS

Sorprendentemente nutritivo, el caldo de huesos está cargado de minerales que estimulan el cuerpo como el calcio, el magnesio, el fósforo y la glucosamina para ayudar a proteger las articulaciones y fortalecer los huesos. El caldo de huesos también es rico en colágeno, una proteína que ayuda a mantener la piel rellena y firme. El colágeno también se encuentra en nuestros ligamentos, tendones y huesos.




FRUTOS SECOS

Las almendras y las nueces tienen un alto contenido de ácidos grasos omega-3 para un corazón sano y una buena función cerebral. Estudios recientes sugieren que los frutos secos reducen el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Acompáñelos o mézclelos con una ensalada.

REMOLACHAS

Las remolachas tienen un alto contenido de vitaminas y minerales y un aminoácido llamado betaina, que ayuda a proteger contra los factores estresantes del medio ambiente. El color brillante de la remolacha se debe a los fitonutrientes que han demostrado tener propiedades contra el cáncer. Las remolachas también ayudan a mantener una función cerebral saludable.

AJO

El ajo es fácil de añadir a una dieta antiinflamatoria ya que se puede utilizar para dar sabor a tantos platos. El ajo contiene un compuesto sulfúrico llamado alicina que tiene un poderoso efecto antiinflamatorio. Picar el ajo finamente para liberar la alicina.

CÚRCUMA

Usada por mucho tiempo en la cocina india, la cúrcuma ha sido investigada intensamente por su potencial para combatir la artritis, el cáncer, las enfermedades cardíacas y la enfermedad de Alzheimer. La curcumina es responsable de la potencia de la cúrcuma, así como de su color amarillo brillante.

JENGIBRE

El jengibre proviene de la misma familia de plantas que la cúrcuma. Tradicionalmente utilizado para tratar el malestar estomacal, el uso de jengibre en una dieta antiinflamatoria para detener la producción de citoquinas en el cuerpo, proteínas que son la fuente de la inflamación crónica.




CANELA

La canela es una especia versátil utilizada en platos dulces y salados. Úsalo abundantemente, porque la canela tiene una alta concentración de compuestos antiinflamatorios y antioxidantes. También equilibra el azúcar en sangre y mejora la memoria de trabajo.

ACEITE DE COCO

Mantenga el aceite de coco en su despensa para cocinar. Sus ácidos grasos son más fácilmente metabolizados por el cuerpo que las grasas de otros aceites. El aceite de coco también contiene ácido láurico, que ayuda a combatir las bacterias, virus y hongos dañinos en el cuerpo.

SEMILLAS DE CHIA

Estas diminutas semillas revierten la inflamación debido a su buena proporción de ácidos grasos omega-3 y omega-6. También tienen un alto contenido de fibra y proteínas. Las semillas de chía también regulan el colesterol y reducen la presión arterial. Incorporarlos a su dieta con recetas de semillas de chía.

MORINGA

Moringa es una especia altamente nutritiva de árboles cultivados en África Occidental, India y Sudamérica. Las hojas son densas con antioxidantes, hierro, proteína y vitamina C. Afortunadamente, está disponible en forma de polvo. Agregue una o dos cucharaditas de este polvo verde brillante a los batidos, la avena o la granola.

Los expertos en salud están de acuerdo en que los medicamentos y tratamientos son importantes para la artritis reumatoide y otras afecciones, pero también dicen que una dieta antiinflamatoria también puede ayudar. Aunque no es una cura mágica, una dieta antiinflamatoria puede reducir los brotes de acné, SII, artritis y otras afecciones relacionadas con la inflamación crónica. Además, como todos los alimentos sugeridos como parte de una dieta antiinflamatoria son superalimentos, ayudan a mantenerle saludable a nivel general.


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!