Expertos explican el plan de la dieta diabética para mejorar el equilibrio de azúcar en sangre

Comer alimentos saludables y tener una dieta balanceada es importante para todos, sin importar la edad, raza, género o estatus social. Si usted es uno de los millones de individuos diagnosticados con ciertas condiciones médicas, asegurar una nutrición adecuada en su régimen diario probablemente se ha convertido en algo natural. Más específicamente, si usted o alguien que conoce es diabético, probablemente ha notado que ciertos alimentos están fuera de los límites, mientras que el consumo de otros es necesario para mantener y mejorar los niveles de glucosa en la sangre.




La diabetes ocurre cuando un individuo tiene niveles elevados de glucosa en el torrente sanguíneo. En una persona sana y no diabética, el páncreas produce la cantidad adecuada de insulina y libera la hormona en el torrente sanguíneo. Como resultado, los niveles de glucosa son regulados y el cuerpo funciona normalmente. Por otro lado, el páncreas de las personas diagnosticadas con diabetes no produce suficientes cantidades de insulina y, a veces, no produce insulina en absoluto. Dado que las células del cuerpo necesitan glucosa para crear energía, cuando las células no reciben suficiente cantidad de glucosa, ésta permanece en el torrente sanguíneo.

Si los niveles excesivos de glucosa continúan existiendo en el torrente sanguíneo, pueden surgir graves problemas de salud, incluyendo el desarrollo de diabetes. Aunque no existe cura para la enfermedad, las opciones inteligentes de estilo de vida y una dieta bien balanceada son métodos efectivos para controlarla. Más importante aún, los diabéticos pueden incorporar una dieta diabética en su rutina diaria para mantener una sensación de normalidad.

¿QUÉ ES UN PLAN DE DIETA PARA DIABÉTICOS?

Como la descripción implica, una dieta diabética simplemente implica comer alimentos saludables mientras se mantiene una rutina diaria de porciones moderadas dentro de las comidas estructuradas. Aunque es esencial que las personas con diabetes sigan un plan de alimentación bien organizado para asegurar que los niveles de glucosa en sangre se mantengan en el objetivo, una dieta para diabéticos es segura para prácticamente todo el mundo, diabéticos o no.

¿QUÉ SE INCLUYE EN UN PLAN DE DIETA PARA DIABÉTICOS?

El primer paso en cualquier dieta efectiva es mantener un horario. Comer a la misma hora todos los días ayuda a la producción y uso de la insulina, sin importar si es producida por el cuerpo o recibida a través de medicamentos recetados. Luego, cree un plan personalizado basado en su nivel de actividad, así como en sus necesidades y preferencias dietéticas. Si no está muy familiarizado con la nutrición, los grupos de alimentos y la definición de la ingesta calórica necesaria, es posible que desee consultar con un dietista certificado para la creación de un plan de dieta para diabéticos. El siguiente paso esencial es determinar los tipos de alimentos que debe incluir y que debe excluir de su dieta para diabéticos.

RECOMENDACIONES ALIMENTARIAS

Los diabéticos necesitan mantener una dieta nutritiva alta en vitaminas y minerales.




Los carbohidratos se encuentran en alimentos ricos en almidón, incluyendo:

  • Alimentos integrales sin azúcar o con cantidades mínimas de azúcar.
  • Alimentos integrales, incluyendo avena, quinoa y arroz integral.
  • Batatas al horno.

Los vegetales son buenas fuentes de fibra e incluyen:

  • Verduras como la col rizada o las espinacas.
  • Vegetales frescos servidos crudos, a la parrilla, al vapor o asados.
  • Verduras enlatadas sin sal o en cantidades bajas en sodio.

Las frutas son siempre una opción favorable porque son naturalmente bajas en grasa. En lugar de comida basura, considere alternativas saludables de tentempiés como:

  • Frutas frescas o enlatadas sin aditivos de azúcar.
  • Puré de manzana sin aditivos azucarados.
  • Conservas o mermeladas con poca o ninguna cantidad de azúcar.

Al planear sus comidas, no olvide incluir las proteínas que se encuentran en ellas:

  • Aves de corral y pollo (preferiblemente carne de pechuga en lugar de pierna o muslo).
  • Productos lácteos bajos en grasa.
  • Kariscos (incluyendo pescados saludables para el corazón como el atún, el salmón y la caballa).
  • Plantas y brotes (alubias, frutos secos, semillas y tofu).
  • Productos lácteos bajos en grasa.

Qué evitar

La diabetes aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular al acelerar el desarrollo de arterias obstruidas y endurecidas” (Mayo Clinic, 2018). Con esto en mente, mantenerse alejado de ciertos alimentos es tan importante como incluir otros en su rutina diaria.




Absténgase de comer alimentos con alto contenido de:

  • Colesterol – es decir, productos lácteos grasos, hígado, yemas de huevo.
  • Grasas saturadas: se encuentran en proteínas como los perritos calientes, las salchichas y la carne de vacuno.
  • Sodio: limite su ingesta diaria a 2.300 mg.
  • Grasas trans – alimentos procesados, horneados y preenvasados.

El Resultado Final

Aunque la diabetes es incurable, las personas que la padecen pueden descansar más fácilmente de que sus niveles de glucosa estén bajo control gracias a una dieta bien organizada para diabéticos. El plan no sólo controla la diabetes, sino que también reduce el riesgo de complicaciones como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Con tantos beneficios para la salud, ¿hay alguna razón para no empezar una dieta para diabéticos hoy?


¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!