¡El mundo entero se ha vuelto loco con esta dieta! ¿Quieres saber la razón?

Imagínese perder peso mientras disfruta de alimentos como carne, mantequilla, queso y frutos secos. Eso es exactamente lo que promete la ya famosa Dieta sueca. Puede sonar demasiado bueno para ser verdad, pero la combinación de vitaminas y aminoácidos esenciales proporcionados por la dieta acelera el metabolismo, mientras que suprime el apetito. La Dieta sueca le permite comer todo lo que quiera mientras que se derriten los kilos. ¿Cómo funciona exactamente la dieta sueca? Siga leyendo.




Los fundamentos

La dieta sueca se centra en las proteínas y las grasas alimentarias. Los alimentos permitidos incluyen carne y pescado, productos lácteos con toda su grasa, frutos secos y semillas, junto con la mayoría de vegetales, especialmente los que crecen por encima del suelo. Los alimentos para disfrutar de vez en cuando incluyen chocolate negro, frutas y verduras como zanahorias, remolacha y apio. El azúcar, granos, aceites refinados y la mayoría de los almidones deben ser evitados. La Dieta sueca también anima a beber un montón de té verde, una ayuda probada para la pérdida de peso.

El poder de las proteínas

Una dieta alta en proteínas es una parte importante para perder o mantener el peso. Aunque la proteína tiene un coste calórico más alto que los hidratos de carbono, ésta repone las reservas de energía del cuerpo. Al digerirse la proteína consume más energía que los hidratos de carbono, por lo que fuerza al metabolismo del cuerpo a realizar un trabajo extra. Los aminoácidos de la proteína promueven la construcción de músculo magro que quema la grasa, incluso durante los períodos de inactividad. La Dieta sueca le permite quemar esos kilos, incluso mientras duerme.

La fabulosa fibra

Los frutos secos y las verduras en la dieta sueca proporcionan un aporte de fibra de gran alcance, que es una parte esencial de cualquier dieta saludable. Aunque la fibra es un carbohidrato, el cuerpo no la digiere, por lo que no conduce al aumento de peso. La fibra sacia y mantiene la sensación de estar más satisfechos, y también estimula la digestión saludable. Se aconseja a los hombres adultos a consumir al menos 38 gramos de fibra por día, y las mujeres adultas deben aspirar a por lo menos 25 gramos. No se olvide de equilibrar su consumo de fibra con mucha agua y té verde.

Eliminar el azúcar

El verdadero secreto de la dieta sueca es la falta de azúcar. El azúcar y los hidratos de carbono son los mayores enemigos de un cuerpo delgado y en forma. No importa la cantidad de ejercicio que se haga, no se puede compensar la cantidad de azúcar de la dieta promedio. Las altas cantidades de azúcar están al acecho en todas partes, incluso en los alimentos que puede suponer que son saludables. ¿Salsa para pasta? ¿Yogurt congelado? Todos ellos son potenciales bombas de azúcar que amenazan con ralentizar su metabolismo y aumentar los kilos. La Dieta sueca elimina los azúcares y los carbohidratos, reemplazándolos con grasas y proteínas que le dejarán satisfecho y le ayudarán a romper el hábito del azúcar.

¿Qué le parece la dieta sueca? ¿Está listo para probarla? ¿Cree que es posible perder peso comiendo alimentos como carne y productos lácteos con toda su grasa? Déjenos a continuación un comentario. ¡Gracias!




¿Le ha resultado útil este artículo? Por favor difúndalo si es así…

Fuente: Positivemed

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)