Dieta para el TDAH: 5 alimentos que debe comer y evitar

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es un trastorno que causa dificultad para prestar atención y controlar los comportamientos impulsivos. Los síntomas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad o TDAH a menudo comienzan y continúan durante la niñez y la adolescencia y la adultez. Los síntomas pueden incluir:




  • Estar inquieto y retorciéndose cuando está sentado
  • Estar en constante movimiento
  • Dificultad para esperar su turno
  • Distraerse fácilmente con pensamientos o estímulos no relacionados
  • Ser olvidadizo en las actividades diarias

No hay cura para el trastorno por déficit de atención e hiperactividad. La afección se trata con frecuencia con medicamentos para ayudar a reducir los síntomas y mejorar el comportamiento. Sin embargo, los alimentos también pueden jugar un papel importante en el control de los síntomas. Si usted o alguien que usted conoce tiene TDAH, podría ser el momento de considerar una dieta para el TDAH.

Alimentos para evitar el TDAH

1. Azúcar

Una dieta llena de azúcar procesada puede llevar a numerosos problemas de salud, incluyendo obesidad y diabetes. Cuando se trata de la dieta para el TDAH, es aún más importante eliminarla. El azúcar puede causar picos en el nivel de azúcar en la sangre, lo cual puede llevar a un comportamiento hiperactivo. Cuando el azúcar en la sangre vuelven a disminuir, los niveles de concentración disminuyen.

2. Gluten

Si su cuerpo es sensible al gluten, los panes, pasteles y postres que está comiendo podrían estar afectando a las funciones cerebrales. El gluten puede desencadenar hiperactividad o falta de atención si usted tiene una intolerancia. Pruebe una dieta de eliminación para ver cómo su cuerpo reacciona al gluten.

3. Lácteos

La leche también es un alergeno común para muchas personas. Si su cuerpo es sensible a los lácteos, podría estar afectando la función cerebral y causando síntomas como niebla cerebral e irritabilidad. Pruebe una dieta de eliminación o consulte a un profesional de la salud para que le haga una prueba de alergia a los lácteos.




4. Colorantes alimentarios

Las investigaciones han demostrado una posible relación entre los colorantes alimentarios y la hiperactividad. Incluso para aquellos que no están siguiendo una dieta de TDAH, estos productos químicos pueden ser extremadamente dañinos para su salud. Manténgase alejado de tintes químicos como Orange B, Citrus Red No. 2, FD&C Blue No. 1 y No. 2, y FD&C Yellow No. 5 y No. 6.

5. Edulcorantes artificiales

Los edulcorantes artificiales representan muchas de las mismas amenazas para la salud que el azúcar. La investigación ha demostrado que los edulcorantes químicos afectan la fisiología, lo cual puede llevar a cambios que dañan el cerebro. Una dieta para el TDAH debe mantenerse alejada de los edulcorantes artificiales.

Alimentos para comer con TDAH

1. Alimentos Omega-3

Las grasas buenas como los Omega-3 son esenciales para un cuerpo sano y una mente sana. Los estudios han demostrado que los Omega-3 ayudan a controlar el comportamiento y mejorar la memoria. Consuma alimentos como aguacates, nueces, semillas de chía y verduras de hoja verde oscura. Elimine las grasas trans y las grasas fritas de su dieta, como las que se encuentran en la comida basura y la comida rápida.




2. Alimentos ricos en hierro

Según un estudio realizado en 2004, las deficiencias de hierro en los niños pueden contribuir a los síntomas del TDAH. Agregar alimentos ricos en hierro a su dieta puede ayudar a controlar los síntomas hiperactivos. Coma mucha espinaca, lentejas y semillas de sésamo para que se llene de hierro.

3. Alimentos y snacks ricos en proteínas

La proteína tiene la capacidad de aumentar el enfoque y la concentración al equilibrar los niveles de azúcar en la sangre. También le da a su cerebro los bloques de construcción que necesita para mantener la salud cerebral. Agregue alimentos como la quinoa, lentejas, alubias, mantequilla de nueces y verduras de hoja verde a su dieta para almacenar proteínas.

4. Alimentos Probióticos

Las investigaciones han demostrado que la salud cerebral y la salud intestinal están conectadas. Mantener sus intestinos sanos agregando probióticos a su dieta puede ayudar a mantener su cerebro funcionando correctamente también. Pruebe con kombucha, kefir, sauerkraut y kimchi.

5. Alimentos ricos en vitaminas B

Se sabe que las vitaminas B ayudan a reducir los síntomas del TDAH. Regulan el metabolismo de los carbohidratos y ayudan al buen funcionamiento del sistema nervioso central. Consuma alimentos como maíz dulce, legumbres, verduras de hoja verde, guisantes y espinaca para asegurarse de que está recibiendo vitaminas B en su dieta.

Fuente: David Wolfe

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido