14 efectos secundarios de los suplementos de aceite de pescado que nadie discute

Los suplementos de aceite de pescado tienen una de las mejores reputaciones en el mundo de la dieta y la nutrición. Está lleno de grasas omega 3 que se consideran esenciales para el desarrollo del cerebro y a menudo se prescribe como una manera efectiva de reducir los niveles de triglicéridos, junto con una dieta saludable. Sin embargo, ¿es realmente tan bueno como parece? Aquí están algunos efectos secundarios poco conocidos del aceite de pescado.




Efectos secundarios leves del aceite de pescado

1. Sarpullido leve de la piel

Algunas personas experimentan erupciones cutáneas cuando comienzan a tomar suplementos de aceite de pescado. Si usted ve una erupción que se forma al tomar aceite de pescado, alerte a su médico, porque puede ser parte de una reacción alérgica.

2. Dolor de espalda

Los médicos todavía no están muy seguros de por qué sucede esto, pero si usted experimenta dolor de espalda después de comenzar a tomar los suplementos, notifique a su médico. Puede ser un signo de alguna afección subyacente que necesita ser tratada.

3. Gusto desagradable

Las personas se quejan a menudo de un regusto de pescado cuando toma estos suplementos que es extremadamente común. Sin embargo, si un bote de suplementos huele particularmente fuerte cuando se abre, es posible que las cápsulas se hayan vuelto rancias. Asegúrese de guardarlos apropiadamente y deséchelas cuando superen su fecha de caducidad.

4. Malestar estomacal

Uno puede experimentar náuseas, vómitos y diarrea mientras toma estos suplementos. Por lo general, éstos se pueden remediar tomando las cápsulas con una comida. Vale la pena notar que usted puede experimentar vómitos y diarrea si las cápsulas se han vuelto rancias, así que revise la fecha de caducidad de su bote.

5. Eructos frecuentes

Uno puede sentirse más hinchado y gaseoso de lo normal mientras toma estos suplementos. Los investigadores no están seguros de por qué, pero vale la pena mencionárselo a su médico también.




6. Síntomas de la gripe

Algunas personas experimentan fiebres, escalofríos, resfriados y dolores de garganta mientras toman este suplemento. Esto se debe probablemente a que su cuerpo está encontrando dificultades para tolerar el aceite o usted puede haber consumido una cápsula contaminada.

Efectos secundarios de moderados a graves del aceite de pescado

7. Dolor en el pecho y latidos cardíacos irregulares

En algunas personas, los suplementos de aceite de pescado causan latidos irregulares del corazón y dolor en el pecho. Un latido cardíaco irregular puede ser extremadamente peligroso y llevar a insuficiencia cardíaca. Si usted experimenta dolor en el pecho después de tomar suplementos de aceite de pescado, asegúrese de ver a su médico tan pronto como sea posible.

8. Reacción alérgica

Las personas que son alérgicas a los mariscos y/o pescado pueden desear mantenerse alejadas de las cápsulas de aceite de pescado ya que pueden desencadenar una reacción, la cual puede incluir urticaria, dificultad para respirar o inflamación de la cara, labios, lengua o garganta. Revise también los ingredientes para asegurarse de que no haya otros componentes a los que pueda ser alérgico.

9. Aumenta el riesgo de trastornos hemorrágicos

Los trastornos hemorrágicos son afecciones en las que la sangre no se coagula o “coagula” de forma natural. Esto puede ser una condición inherente o puede ser causada por ciertos medicamentos que diluyen la sangre. Los suplementos de aceite de pescado aumentan el riesgo de sangrado sin coagulación. Esto también puede hacer que las personas se lastimen con más facilidad. Las personas con trastornos hemorrágicos y aquellas que toman medicamentos anticoagulantes deben hablar con su médico antes de comenzar el suplemento.

10. Insomnio y ansiedad

Aunque estos son extremadamente raros, algunas personas experimentan un aumento en los síntomas de insomnio, ansiedad y agitación general. Estos síntomas normalmente desaparecen cuando se detiene el curso de los suplementos de aceite de pescado.




Posibles efectos secundarios a largo plazo del aceite de pescado

11. Aumenta el daño oxidativo

Los Omega 3 son extremadamente vulnerables al daño oxidativo. Esto significa que pueden propagar este mismo efecto al resto del cuerpo, aumentando la inflamación y, por lo tanto, la probabilidad de desarrollar enfermedades crónicas. Varios estudios han demostrado que el consumo de suplementos de aceite de pescado aumenta los niveles de estrés oxidativo y la inflamación en poco tiempo.

12. Aumenta los niveles de LDL y la resistencia a la insulina

El aceite de pescado parece causar un aumento en los niveles de LDL o “colesterol malo” en personas con síndrome metabólico. Las personas con síndrome metabólico son aquellas que sufren de una serie de afecciones tales como aumento de la presión arterial, exceso de grasa abdominal, aumento del azúcar en la sangre y niveles de colesterol. También mostraron una mayor resistencia a la insulina. Algunos estudios muestran que en personas con colesterol alto, el aceite de pescado en realidad afecta negativamente la proporción de LDL a HDL y en algunos casos la disminución de triglicéridos es insignificante.

13. Aumenta el riesgo de cáncer de próstata

Algunos estudios muestran que los ácidos grasos omega-3 protegen del cáncer de próstata, mientras que otros estudios muestran lo contrario. Los investigadores encontraron que los hombres con mayor saturación de omega 3 en la sangre eran más propensos a desarrollar cáncer de próstata de alto grado.

14. Reduce la inmunidad

En pequeñas cantidades, el omega 3 es un compuesto antiinflamatorio que previene enfermedades y deterioro. Algunos investigadores han observado que los niveles altos de omega 3 tienen un efecto adverso sobre el sistema inmunológico. Puede llevar a una respuesta inmunitaria anormal cuando se combate una infección bacteriana o viral. Esto puede hacer que uno sea más susceptible a la enfermedad.

¿De verdad los necesita?

Los suplementos de aceite de pescado a menudo se citan como una de las mejores maneras de mantener y mejorar la salud cardiaca, pero los estudios muestran que en realidad no tiene un efecto importante en los individuos que realmente tienen factores de riesgo asociados con la enfermedad cardiaca. Muchos especulan que los beneficios de los suplementos de aceite de pescado fueron sobre-exagerados en los estudios de congresos.

Si su médico le ha recetado a usted tomar estos suplementos para reducir sus niveles de triglicéridos, por supuesto, continúe tomándolos en la dosis recomendada, pero el mayor peligro con estos suplementos es contraer una sobredosis de omega-3 cuando usted realmente no lo necesite. Hoy en día, los alimentos como los huevos, la leche y otros productos lácteos a menudo se enriquecen con omega-3. Si usted toma suplementos junto con estos alimentos, está tomando una sobredosis de omega-3 sin siquiera darse cuenta.

Dónde obtener su Omega 3

Si todavía está considerando tomar los suplementos, primero intente obtener su omega-3 de los alimentos en los que se presentan naturalmente. La American Heart Health Association recomienda dos porciones de pescado a la semana como parte de una dieta saludable, para mantener la salud del corazón. El salmón, la caballa y el atún claro son excelentes opciones. Si usted no es un fanático del pescado, pruebe con semillas de lino, aceite de lino, semillas de chía, nueces, semillas de calabaza, soya y aceite de canola. Estos alimentos también contienen otras vitaminas y minerales esenciales que favorecen la absorción y el funcionamiento general. Esto es mucho mejor valor nutricional que las cápsulas Una o dos porciones de estos alimentos al día debe cubrir su necesidad nutricional.

Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!