6 Ejercicios que levantan y redondean sus glúteos

¿Sabías que tener un trasero más grande podría ser algo bueno? Investigadores de la Universidad de Oxford encontraron que las mujeres que tienen más muslos y glúteos tienen un menor riesgo de enfermedad cardiaca, diabetes y otras afecciones relacionadas con la obesidad.




Las propiedades protectoras del depósito de grasa de la parte inferior del cuerpo se han confirmado en muchos estudios llevados a cabo en sujetos con un amplio rango de edad, IMC y comorbilidades“, escribieron los investigadores en la revista International Journal of Obesity.

Además, el estudio mostró que tenerlo más grande está asociado con niveles más altos de ácidos grasos Omega-3, que ayudan con la función cerebral, y leptina, una hormona que ayuda a regular las señales de hambre.

Parece que las mujeres se han obsesionado con tener un trasero perfectamente redondeado y levantado, pero tal vez esto no sea tan malo. Por supuesto, debes amar a tu cuerpo sin importar su forma, pero si quieres tener un trasero más musculoso y tonificado, tenemos los ejercicios perfectos para que alcances tus metas.

HE AQUÍ 6 DE LOS MEJORES EJERCICIOS PARA LEVANTAR Y REDONDEAR SU TRASERO:

1. PUENTE DE GLÚTEOS

Este ejercicio es bastante simple. Simplemente acuéstese boca arriba con las rodillas dobladas y los brazos a los costados o sobre la barriga. Luego, levante el trasero, la parte baja de la espalda y la parte superior de los muslos del suelo y apriete los músculos del trasero. Asegúrese de mantener los músculos abdominales tensos y levante el cuerpo hasta que las caderas estén paralelas a las rodillas. Sostenga esta posición durante unos segundos y luego baje el cuerpo. Repita esto para 3 series de 10-12 repeticiones.




2. PATADAS DE GLÚTEO

Otro ejercicio simple, pero efectivo. Póngase en cuatro patas con las manos paralelas a los hombros y las rodillas paralelas a las caderas. Con la pierna izquierda en el suelo, levante la pierna derecha en un ángulo de 90 grados hasta que el pie quede paralelo al techo. Asegúrese de mantener el pie derecho flexionado y apretar los músculos del trasero. Baje la pierna sin tocar el piso y repita por 10-12 repeticiones, cambie al otro lado y repita durante 3 juegos de cada lado.

3. PESO MUERTO

Para este ejercicio, necesitará una pesa o mancuerna. Comience con los pies bien separados, los dedos de los pies apuntando hacia afuera y la barra de pesas al lado de los pies. Flexione las rodillas y extienda la mano hacia abajo para alcanzar la barra, asegurándose de mantener la espalda y el pecho rectos. Presione a través de sus talones y lleve el peso hacia arriba cerca de sus caderas; recuerde empujar sus caderas hacia adelante y apretar los músculos de su trasero. Luego, baje el peso lentamente y repita para 4 series de 8-10 repeticiones.

4. SENTADILLAS BÚLGARAS




Este ejercicio puede parecer un poco extraño, pero ciertamente vale la pena. Simplemente tome una silla y apoye la parte superior de su pie izquierdo sobre ella. Ponga su pierna derecha enfrente de usted en una longitud embestida. Luego, baje el cuerpo en posición de embestida hasta que la rodilla izquierda casi toque el piso y la rodilla derecha esté paralela al suelo. Usted puede elegir usar mancuernas si se siente cómodo, pero no tiene que hacerlo.

5. NADADOR

Este es un ejercicio difícil, pero eso es lo que lo hace tan efectivo. Acuéstese boca abajo y levante ambas piernas del suelo, apretando los glúteos tan fuerte como pueda. Extienda los brazos hacia adelante con las palmas de las manos hacia abajo a unos cuantos centímetros del suelo. Levante la pierna izquierda y el brazo derecho en el aire, como si estuviera nadando. Repita del otro lado, cambiando rápidamente de un lado a otro. Trate de hacer esto durante 3 juegos de 45 segundos cada uno, descansando durante un minuto entre cada uno.

6. ESTOCADAS ANDANDO

Sabemos que probablemente ya estés dolorido y agotado, pero ¡has llegado al último ejercicio de la lista! Ya casi es hora de un descanso. Para este, puedes elegir usar mancuernas, pero no tienes que hacerlo. Párese con los pies separados a la anchura de los hombros y las manos a la altura de las caderas o a los costados. Luego, camine una pierna hacia adelante y descienda hasta que su rodilla trasera casi toque el piso. Asegúrese de que la rodilla delantera no se extienda más allá de los dedos de los pies y mantenga el torso y el pecho erguidos. Luego, mueva el pie trasero hacia adelante y vuelva a ponerse de pie. Traiga el pie opuesto hacia adelante y repita para 3 juegos de 10-12 repeticiones en cada lado.


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!