Este elixir de 3 ingredientes limpia el moco de los pulmones y fortalece el sistema inmunológico

Los meses más fríos del otoño traen una serie de enfermedades que hacen que nuestras gargantas se llenen de flemas y la nariz moquee. Si tienes un resfriado o gripe, y estás sentado en tu mesa de trabajo en medio de un océano de pañuelos, o toses cada vez que intentas hablar, es probable que tengas que dar tu día por finalizado. Sin embargo, la miel, el agua de limón y el jengibre pueden proporcionar un alivio increíble para el exceso de mucosidad.




El exceso de moco es un síntoma común de infecciones virales, alergias estacionales, y afecciones relacionadas con el tabaquismo. Si sufres de exceso de mucosidad, podrías determinar qué podría estar causándola al examinar el color, la cantidad y la consistencia de tu mucosidad, aunque como podemos imaginar no es una tarea atractiva. Por suerte, estos cuatro potentes ingredientes pueden reducir el exceso de flema y moco en los pulmones, nariz y garganta.

Beneficios del agua potable

El consejo número uno que los expertos médicos recomiendan es aumentar el consumo de agua. El agua puede aflojar y limpiar cualquier flema en la garganta y la parte posterior de la boca. El agua también puede eliminar las toxinas que están contribuyendo a la enfermedad.

Beber agua fría puede potenciar su metabolismo y ayudar a su sistema inmunológico, y beber agua caliente puede regular su temperatura corporal.

Beneficios del jengibre

¿Alguna vez te has dado cuenta de que ya no estás enfermo, pero todavía tienes mucosidad? El jengibre es conocido por reducir el dolor de cabeza causado por la congestión de los senos nasales. También reduce la acumulación de flemas que se quedan después de la recuperación de una infección.

El jengibre proporciona un impulso significativo a todo el sistema. Las oleorresinas, los componentes activos del jengibre, se encuentran comúnmente en la mayoría de los remedios para el resfriado y la gripe. El jengibre también se sabe que estimula la circulación, lo que puede favorecer que el exceso de mucosidad sea liberada de los pulmones.




Los escalofríos y la fiebre pueden ser reducidos por el jengibre. Las náuseas del embarazo y la inflamación también se pueden eliminar con el consumo regular de jengibre. Y aquellos con problemas respiratorios, como asma, encuentran alivio con el jengibre.

Beneficios de la Miel

La miel es considerada comúnmente como un “súper-alimento” por sus beneficios antimicóticos, antiinflamatorios y antibacterianos. También es rica en antioxidantes y flavonoides, que se utilizan a menudo para tratar la fiebre del heno y las reacciones alérgicas estacionales. También se utiliza como un tratamiento de úlceras persistentes y heridas.

La miel contiene una bacteria probiótica llamada Lactobacillus kunkeei, que es conocida por estimular el sistema inmunológico. Siempre se debe optar por la miel cruda sobre la miel refinada. La miel cruda no se calienta ni se filtra, por lo que las bacterias probióticas todavía estarán activas en la miel. Las bacterias saludables segregarán numerosos compuestos naturales para matar las bacterias que amenazan su territorio.

La miel es conocida por reducir la flema y mucosidad, pero si recordamos la sensación de dolor de garganta después de una tos incesante, la miel aliviará la garganta en esas ocasiones. No te olvides de que la miel es de naturaleza edulcorante; eso puede hacer que cualquier cosa que tengas que tomar tenga un gran sabor.

Beneficios del limón

Se sabe que el limón es muy beneficioso para el sistema inmune, y que es rico en vitamina C y potasio. El limón también tiene propiedades anti-inflamatorias y antimicrobianas, que pueden limpiar el moco y regenerar el sistema inmunológico.




El limón puede controlar la presión arterial, estimular la función nerviosa y equilibrar los niveles de pH en el cuerpo. El limón evitará la deshidratación y la fatiga suprarrenal, cuando el sistema linfático se hidrata tus niveles de estrés se reducirán, y se regularán tus hormonas.

Receta de bebida de limón, miel y jengibre


Esta receta creará 2-3 tomas.

Tiempo de preparación: 15 minutos.

Ingredientes:

  • 100 gramos de miel
  • 100 ml de agua
  • 4 cucharadas de zumo de limón recién exprimido
  • 2,5 cm. de jengibre molido

Modo de preparación:

  1. Mezclar el jengibre molido y el agua.
  2. Hervir la mezcla durante diez minutos.
  3. Una vez que se haya enfriado, agregar la miel y el zumo de limón, a continuación, dejarlo reposar toda la noche.
  4. Almacenar la bebida en la nevera; se puede utilizar durante un máximo de una semana

Consumir 30-40 ml de la bebida en ayunas todas las mañanas. Una vez consumida durante 40 días, tu sistema inmune se potenciará. Toma un descanso de dos semanas, y luego continua el tratamiento durante 40 días más.

Si estás sufriendo de un exceso de moco y flemas, se puede utilizar al vapor. Para ello, hierve una olla de la mezcla, mantén tu cara sobre la taza e inhalar el vapor durante unos cinco minutos. Concentra tus pulmones a la exposición del vapor cubriendo tu cabeza con una toalla.

Conclusión

Esta combinación de miel, limón, jengibre, y agua en el mismo pack ofrece un potente aporte para el exceso de mucosidad, al proporcionar al sistema inmune un gran impulso. Antes de saltar a los antibióticos o medicamentos sintéticos caros para tu resfriado o exceso de flema, trata de tomar este saludable elixir por la mañana.

Por favor, COMPARTE esta importante información con tus amigos y familiares. ¡Gracias!

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR