10 hábitos que equilibran las hormonas para que pueda bajar de peso

Bajar de peso sin duda puede ser una lucha complicada. Con todas las diferentes dietas, bebidas, pastillas y polvos que hay en el mercado pretendiendo ser la mejor solución para perder peso, averiguar por dónde o cómo empezar puede ser un reto.




El Dra. Sara Gottfried, una médica y autora de éxito formada en Harvard, ha decidido compartir sus secretos para bajar de peso y tener una mejor salud general mediante el establecimiento de un equilibrio de las hormonas. La doctora ha creado un curso titulado “Cómo balancear sus hormonas para tener una piel radiante, un sueño más profundo y una mejor digestión“. El exceso de aumento de peso crea inflamación y estrés oxidativo en el cuerpo, promoviendo aún más el almacenamiento de grasa. Esto crea un círculo vicioso de desequilibrio hormonal, síntomas y enfermedades que pueden afectar en gran medida a su salud. Según Gottfried, la clave para mejorar su salud y perder peso es revertir los fallos hormonales, que a su vez pueden ayudar a controlar la ansiedad y disminuir el almacenamiento de grasa en el cuerpo – especialmente la grasa del vientre.

Gottfried hace hincapié en que no todas las calorías son iguales. Las calorías de algunos alimentos hacen que aumente la grasa del vientre, mientras que la de otros alimentos sirve para mantener el músculo y que se queme grasa, por lo que las diez principales estrategias que la doctora sugiere están basadas principalmente en alimentación. Ella explica que la reducción de la grasa del vientre consiste en restablecer las hormonas relacionas con la grasa del vientre – insulina, leptina, cortisol, la hormona del crecimiento y la adiponectina.

¡Aquí están sus diez estrategias clave!

1. Comer verdolaga

La verdolaga ofrece la fuente más rica de ácidos grasos omega-3 y de melatonina que se puede obtener a partir de un vegetal verde. Su densidad de nutrientes refuerza las sinapsis, las conexiones en el cerebro, para mejorar la memoria y el aprendizaje. Los ácidos grasos omega-3 se cree que pueden revertir los cambios perjudiciales de la grasa del abdomen producida por la fructosa, por eso Gottfried sugiere la adición de verdolaga a sus ensaladas.

2. Prácticar HIIT

Al entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT), se le conoce por ayudar a reducir la grasa corporal. Se trata de hacer ejercicio de una intensidad alta durante 30-75 segundos, separados por 2-3 minutos de ejercicios de una intensidad más baja. Estas ráfagas de entrenamiento de alta intensidad permiten una pérdida de grasa mucho mayor que los ejercicios constantes de cardio.




3. Comer proteína

Comer proteínas y carbohidratos en exceso puede conducir al aumento de peso. Las lentejas, legumbres, el salmón o el bacalao orgánico capturados en la naturaleza, o el ganado alimentado con pastos orgánicos producen proteínas antiinflamatorias que pueden ayudar a mantenerle saciado y nutrir su cuerpo.

4. Evite el alcohol

Las calorías líquidas de las bebidas gaseosas, los zumos azucarados y el alcohol ayudan a almacenar la grasa del vientre. Si usted trata de perder grasa corporal y perder peso de una forma seria, encontrará que no hay espacio para el alcohol en su dieta.

5. Eliminar el gluten y los productos lácteos

El gluten y los productos lácteos son las intolerancias alimentarias más comunes. La investigación sugiere que estar libre de gluten puede reducir la gordura, la inflamación y la resistencia a la insulina. Las intolerancias alimentarias tienden a elevar las hormonas del estrés, como el cortisol, y pueden desencadenar la inflamación.




6. Controlar el estrés

El estrés crónico aumenta los niveles de cortisol, que puede conducir al aumento de peso, el almacenamiento de grasa y la descomposición de los músculos. Hay que encontrar una manera de gestionar el estrés, ya sea a través de baños de aceites esenciales, yoga, meditación, ejercicio o a través de otra salida creativa.

7. Límitar la fructosa

La fructosa es el azúcar más metabólicamente perjudicial. No dice a su cerebro cuando está lleno, por lo que aún sentirá hambre y seguirá comiendo. La fructosa va directamente al hígado, donde se crea la grasa y desencadena la insulina y la resistencia a la leptina, lo que resulta en inflamación, un hígado estresado y más grasa visceral.

8. Dormir lo suficiente

Con el fin de quemar la grasa visceral, el cuerpo necesita de 7 a 8,5 horas de sueño ininterrumpido. Dormir mantiene los niveles de cortisol e insulina bajo control, así que asegúrese de que está teniendo un buen descanso de forma regular.

9. Aumentar la adiponectina

La adiponectina funciona entre las células de grasa y el cerebro. Cuando los niveles son bajos, puede causar que el cuerpo almacene grasa. Cuanta más adiponectina tiene en su sangre, más grasa corporal puede quemar. Para aumentar la adiponectina, puede comer pistachos y semillas de calabaza, trate de tomar al menos 35 gramos de fibra al día, y asegúrese de que está incorporando magnesio en su dieta.

10. Considere un mini ayuno

El ayuno intermitente funciona tan bien como la restricción calórica a efectos de reducción de la grasa del vientre. Gottfried sugiere un período de 18 horas para las mujeres, y un período de 16 horas para hombres.

Por favor, COMPARTE esta importante información de salud con tus amigos y familiares. ¡Gracias!

Fuente: David Wolfe

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies