5 maneras en que las algas espirulinas ayudan a prevenir el cáncer

Desde comer frutas hasta hacer ejercicio, hay muchas cosas que usted puede hacer para prevenir el cáncer. Y es que cuando es la segunda causa de muerte, definitivamente vale la pena pensar en ello.




Aquí es donde entra en juego la espirulina (Arthrospira). Esta alga verde-azul está llena de proteínas, vitaminas y minerales – sólo por nombrar algunos. Incluso puede prevenir el cáncer, convirtiéndola en su más que seria candidata para incluir en su dieta.

Una vez que conozca estas cinco maneras en que las algas espirulina previenen el cáncer, usted querrá agregarla a su dieta.

1. Previene el estrés oxidativo

La espirulina tiene propiedades antioxidantes asombrosas. Esto significa que puede cazar y destruir los radicales libres, evitando que el cuerpo sufra estrés oxidativo. Como resultado, estas moléculas dañinas no causarán daño celular y por lo tanto, cáncer.

La ficocianina en la espirulina disminuye específicamente los radicales peroxílicos, mientras que el polisacárido sulfatado también detiene la oxidación. Además, la espirulina aumenta la actividad de la superóxido dismutasa y la catalasa – dos enzimas que matan los principales radicales libres.

Cuando se combina con otros antioxidantes, la capacidad de la espirulina para combatir el cáncer aumenta.




2. Protege el ADN

El estrés oxidativo interfiere con su ADN y conduce al cáncer. Pero gracias a la espirulina, incluso su ADN tendrá protección. Previene la fragmentación del ADN mientras regula la forma en que se expresan los genes. De esta manera, los genes no pueden ser alterados de una manera peligrosa.

La espirulina también tiene polisacárido sulfatado, una sustancia que puede reparar el ADN dañado.

3. Mata las células cancerosas

Incluso si el cáncer se desarrolla, la espirulina continuará luchando. Su alto nivel de ácido γ-Linoleico (GLA) reduce la expresión de las células cancerosas mientras que las destruye.

La espirulina también está llena de fitoquímicos, que son conocidos por su capacidad para detener la propagación de las células cancerosas. De hecho, pueden retardar el crecimiento del cáncer en la piel, el cerebro, el colon, los ovarios, la próstata, el páncreas, los senos y la sangre. La regresión tumoral es otro efecto beneficioso de la espirulina.

Estas habilidades son tan poderosas que la espirulina puede ser un tratamiento alternativo a la quimioterapia. Según el Journal of Cancer, puede suprimir los tumores de cáncer de mama causados por BRCA1 y BRCA2, junto con las células de cáncer de ovario.




4. Fortalece el sistema inmunológico

Una inmunidad fuerte es crucial para la prevención del cáncer. Cuanto mejor sea, mejor estarás.

La espirulina puede ayudarla promoviendo la producción de anticuerpos y activando los glóbulos blancos. Los macrófagos o células que “comen” sustancias extrañas también mejorarán. Estos beneficios provienen del increíble nivel de ficocianina, ficocianobilina y betacaroteno de la espirulina.

El efecto estimulante del sistema inmunitario es tan poderoso que incluso puede ayudar a los pacientes con VIH. Cuando se combina con una dieta balanceada, seis meses de suplementación diaria de espirulina reducen su carga viral. Si puede controlar el VIH, imagine lo que puede hacer para la prevención del cáncer.

5. Reduce la inflamación

La inflamación juega un papel importante en el desarrollo del cáncer. Hace que las células sean extremadamente vulnerables para que los genes se alteren fácilmente. El estado inflamatorio también crea el ambiente perfecto para que los tumores crezcan.

Sin embargo, la espirulina tiene capacidades antiinflamatorias mayores. La ficocianina y el betacaroteno dificultan la expresión de los genes inflamatorios, manteniendo a las células en buena forma.

La inflamación también es controlada principalmente por el sistema inmunológico. A medida que la espirulina fortalezca su inmunidad, manejará mejor la inflamación. Como resultado, el cáncer será menos probable.

Indicaciones de seguridad

Las dosis altas de espirulina no tendrán efectos secundarios negativos, así que es bastante segura. Sin embargo, puede estar contaminada con sustancias peligrosas. Elija siempre una marca de confianza.

Si usted está tomando un medicamento que está diseñado para inhibir su inmunidad, no tome espirulina. También debe evitarlo si tiene una enfermedad autoinmune, ya que puede estimular su sistema inmunológico.

Finalmente, no tome espirulina si usted tiene fenilcetonuria. Tiene el aminoácido fenilalanina que no puede ser metabolizado por personas con esta condición.

Cómo utilizarla: Para tomar espirulina, se puede añadir polvo seco o copos a los batidos o productos horneados. También puede comprar suplementos en cápsulas.

Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!