10 maneras de reducir el estrés y revitalizar tu vida

1. Sacúdete el hábito de la sal




¿Sensación de hinchazón? La sal puede tener parte de culpa. Demasiada puede hacer que su cuerpo retenga agua. Además juega un papel importante en la hipertensión arterial. Para reducir el hábito: Elija alimentos frescos, no procesados ​​o enlatados. Juegue un poco con otras especias que pueden dar a los alimentos un poco de chispa, como el curry en polvo, el ajo, el comino y el romero. Ampliará sus conocimientos culinarios y tendrá más energía para continuar su día.

2. Subir escaleras


Cuando se está enfadado o afectado por algo, es fácil coger una barra de chocolate, encender un cigarrillo, o tomarse otra taza de café para conseguir superar la situación. ¿Una opción mejor? Ejercicio. La próxima vez que tenga esas sensaciones, simplemente suba un tramo de escaleras (o dos). O de un paseo rápido – un paseo de 10 minutos le puede dar un impulso mental fantástico.

3. Dejar los bollos y donuts


¿Intenta comerse el estrés? Cuando las cosas se ponen tensas, puede optar por alimentos reconfortantes en lugar de frutas y verduras. Pero cuando la urgencia por esos carbohidratos refinados o alimentos azucarados desaparezca, le dejará inactivo. Además, esas calorías vacías pueden sumarse rápidamente a un posible sobrepeso. Y eso no va a ayudar a su salud en absoluto. La próxima vez que se sienta ansioso, ignore las cosas dulces. Coma una manzana o de 10 respiraciones profundas en su lugar.

4. Consiga su sueño de belleza


¿Quiere desterrar las bolsas bajo los ojos? Váyase a dormir. Son necesarias entre 7 y 8 horas de sueño cada noche para recargar y reducir el estrés. ¿No puede conciliar el sueño? No beba cafeína después del mediodía. Evite el ejercicio dentro de las 2 horas antes de acostarse. Haga que su dormitorio sea una zona exclusiva para su sueño: sin televisores, animales domésticos, computadoras, u otras cosas que mantengan su cerebro en línea. Si estos consejos no funcionan, hable con su médico.

5. Salga de su rutina


Haga cosas como estas: Cambie de peinado, desvíese de su camino al trabajo, pasee al perro por un parque nuevo, añada un nuevo alimento al desayuno o a su menú. Centrarse en un cambio fácil es algo alcanzable y a la vez asegura el éxito. Mejorará su punto de vista y su estado de ánimo.




6. Vuelta a la manzana


No tiene que pasar horas en el gimnasio. Un poco de movimiento puede hacer que se ponga en contacto con su cuerpo y restaurar su energía. Un simple paseo por su bloque puede hacer un reinicio en su cabeza. Cualquier ejercicio que implica un poco de meditación – como el yoga o el tai chi – puede recargar su cuerpo y su mente.

7. Coma más fibra


La fibra puede ayudarle a sentirse lleno más rápido. Eso significa que va a comer menos y perderá peso. También le mantendrá regular, y además es buena para el corazón. De hecho, le puede hacer tanto bien que incluso le puede hacer que tenga menos cosas de las que estresarse. La fibra viene en muchas formas, desde la harina de avena de un pan integral y los cereales del desayuno hasta las frutas como manzanas, cítricos, fresas y verduras. Con tantas opciones, será fácil obtener lo que necesita su cuerpo.

8. Centrarse en el presente


Ser consciente de dónde se encuentra y lo que está sucediendo en este momento. Algunos llaman a esto atención plena. Podrá ayudarle a relajarse y reducir el estrés. Dejar de lado los pensamientos sobre el pasado o el futuro. Centrarse en este momento. ¿Cómo se siente el aire contra su piel? ¿Cómo se siente el suelo bajo sus pies? Si su mente se distrae, traígala de vuelta al aquí y ahora.

9. Llama al médico


Todos lo hemos hecho alguna vez: Tratar de ignorar un terrible dolor de cabeza, o un dolor en el hombro, o una tos que simplemente no desaparece. Y es que los problemas de salud en curso pueden agotar su paciencia. Para resolverlos tendrá que hacer que sus síntomas sean revisados por un profesional. Si no ha tenido un examen físico desde hace tiempo, quizás sea la hora de que se lo haga. Si cree que el problema puede estar en su salud mental, no tenga miedo de hablar de eso con su médico.

10. Alimentar el cerebro


¿Tiene muchas cosas en su mente? Haga algo que saque a su cerebro de su rutina. Hacer un crucigrama, unirse a un club de lectura, o dedicarse a un nuevo pasatiempo que mantenga su mente y su cuerpo activos.




¿Qué le parecen estos consejos para reducir su estrés diario? ¡Y por favor, comparta este artículo!

Fuente: WebMD
Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR