12 hábitos de las personas super-sanas

1. Desayunar

Es importante por un montón de razones. Inicia tu metabolismo y hace que dejes de comer en exceso más tarde. Además, estudios demuestran que los adultos que tienen un desayuno saludable tienen mejor rendimiento en el trabajo, y los niños que comen la comida de la mañana obtienen mejores resultados en sus estudios. Si un gran primer plato no es para ti, piensa en comer una barra de cereales o una pieza de fruta. Eso sí, no te saltes el desayuno.




2. Planifica tus comidas

Te ayudará a ahorrar tiempo y dinero a largo plazo. Desconecta de todo durante un momento, a continuación, siéntate y considera tus objetivos y necesidades. ¿Quieres perder peso? ¿Quieres reducir el consumo de azúcar, grasa o carbohidratos? ¿Quieres añadir proteínas o vitaminas? La planificación te ayudará a controlar tu objetivo. Sabrás lo que estás comiendo y cuándo.

3. Beber abundante agua

Esto puede hacer muchas cosas buenas por ti. Mantenerse hidratado debe estar siempre en la parte superior de la lista, además también puede ayudarte a perder peso. ¿Otra de las razones para tomar H2O? Las bebidas azucaradas están vinculadas a la obesidad y la diabetes tipo 2. Si no eres un fan del simple agua, agrega sabor con rodajas de naranja, limón, lima, sandía, o pepino.




4. Toma una pausa para el ejercicio

No te limites a tomar otra taza de café – levántate y muévete. Haz algún recorrido o tramo largo. Es muy bueno para tu cuerpo y mente. Con solo caminar 30 minutos por sesión durante cinco veces a la semana puede ayudarte a mantener a raya esas calorías de más. Si no puedes hacer esos minutos seguidos, también puede servir hacerlos en sesiones más cortas.

5. Sal de Internet

¿Consultas el correo electrónico y las redes sociales mucho? Por supuesto, tus amigos y las últimas actualizaciones de la familia están a sólo un clic de distancia, ¿pero realmente necesitas ver las imágenes de la última comida de tu primo? No esperes al día siguiente. Fija un tiempo para cerrar la sesión y dejar el teléfono. Dejar de estar frente a una pantalla te dará libertad para hacer otras cosas. Sal a caminar, lee un libro, o ayuda a tu primo a picar verduras para su próxima gran cena.

6. Aprende algo nuevo

Adquirir nuevas habilidades ayudan a mantener el cerebro sano. Apúntate a una clase de baile o a un taller de escritura creativa. O mejor aún, trata de aprender un nuevo idioma. El trabajo mental que se necesita puede retrasar los signos del envejecimiento y puede incluso retrasar los efectos de la enfermedad de Alzheimer




7. No Fumes

Si fumas, deja de hacerlo. Es un gran paso hacia una mejor salud. Tu cuerpo se repara rápidamente. 20 minutos después de tu último cigarrillo, tu ritmo cardíaco y presión arterial se reducen. ¿Por qué esperar? Deja el hábito hoy. Tu médico estará encantado de ayudarte a empezar.

8. Duerme bien

Hay demasiados beneficios en esto. Un buen descanso te mantiene en un mejor estado de ánimo, agudiza la memoria y la atención, y te ayuda a aprender cosas nuevas. A largo plazo, se reduce el riesgo de enfermedades del corazón y ayuda a mantener tu sistema en buen estado. Trata de dormir de 7 a 9 horas por la noche. Para un mejor descanso, trata de acostarte y levantarte a la misma hora todos los días.

9. Entrena tus músculos

El entrenamiento de fuerza ayuda a que la grasa de tu cuerpo se convierta en masa muscular. Eso significa que puedes quemar más calorías, incluso cuando eres un adicto a la televisión. Sin embargo, estos ejercicios también pueden ayudarte a bajar de peso, fortalecer el corazón, y fortalecer tus huesos. Haz ejercicios de entrenamiento de fuerza – como flexiones y levantamiento de pesas – al menos dos veces a la semana.

10. Sal fuera

Unos minutos bajo el sol aumenta los niveles de vitamina D, y eso es bueno para los huesos, el corazón, y tu estado de ánimo. Además, al estar fuera significa que es más probable que muevas tu cuerpo en lugar de aparcarlo frente al televisor o el ordenador. Si es posible elije mejor la naturaleza que las calles de la ciudad. Un estudio encontró que las personas que paseaban por espacios verdes estaban más tranquilas que la gente que caminaba por zonas urbanizadas.

11. Mantener el equilibrio

Si eres joven y activo, un buen equilibrio te ayudará a evitar lesiones. Si eres mayor, te mantendrá activo más tiempo y reducirá las probabilidades de que te rompas un hueso con una caída. No importa tu edad, un buen equilibrio significa un mejor tono muscular, un corazón más sano, y una mayor confianza. El yoga y el tai chi son dos grandes maneras de trabajar con él, pero casi cualquier cosa que te mantenga en movimiento, incluso caminar, puede ayudar.

12. Ser consciente y estar atento

Puede ser mediante la meditación o simplemente detiéndote a oler unas rosas. Estudios demuestran que cuando lo haces, la atención rebaja el estrés, alivia el dolor y mejora tu estado de ánimo. Y los científicos están empezando a comprender cómo hacerlo mejor. Un estudio encontró que sólo 8 semanas de meditación pueden cambiar partes de tu cerebro relacionadas con las emociones, el aprendizaje y la memoria. Incluso lavar platos puede ser bueno para el cerebro, siempre y cuando lo hagas conscientemente.

Por favor, COMPARTE esta importante información de salud con tus amigos y familiares. ¡Gracias!

Fuente: WebMD

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)