Cómo la industria lechera ha engañado a los seres humanos para hacerles creer que necesitan leche

A pesar del hecho de que uno puede conseguir su recomendación diaria de calcio, potasio y proteínas de frutas y verduras, la industria láctea gasta millones de dólares para convencer a los consumidores de que piensen de otro modo.




Aunque la leche es sabrosa cuando se toma con café, té, y cuando forma parte de otras delicias, el ingrediente – cuando está pasteurizado – es altamente tóxico para el cuerpo humano. De hecho, médicos como el Dr. Willet, ha llevado a cabo muchos estudios y han revisado la investigación sobre el tema, y creen que la leche es más de un perjuicio para el cuerpo humano que una ayuda.

Esto se debe a que a pesar de la creencia popular, nunca se ha demostrado que este alimento reduzca el riesgo de fracturas. De hecho, de acuerdo con el estudio, ¡los productos lácteos puede aumentar el riesgo de fracturas en un 50%! Esta constatación es apoyada por el hecho de que los países con tasas más bajas de productos lácteos y consumo de calcio (como países de África y Asia) tienen los índices más bajos de osteoporosis.

Teniendo en cuenta que aproximadamente 3/4 de la población del mundo es incapaz de digerir la leche y otros productos lácteos, parece claro que el alimento no una sustancia ideal para el consumo. Sin embargo, el consumidor medio no sabe esto. Desde el apoyo de celebridades en anuncios de la industria láctea, a la mayoría se nos ha enseñado a creer que la leche es un alimento ideal para una salud óptima.

Como hay tanta desinformación rodeando el tema, Vox ha creado recientemente un video que ilustra la fachada de la industria láctea. Uno de los puntos señalados es que a pesar del hecho de que los consumidores pueden conseguir la cantidad diaria recomendada de calcio, potasio y proteínas de las frutas y verduras, la industria láctea ha invertido millones de dólares para convencer a la población para que piensen de otro modo.

Si a usted le enseñaron que uno debe tomar leche para crecer “grande y fuerte”, no se preocupe, no está solo. Sin embargo, ahora es el momento de tener una educación basada en los hechos.




Dado que la leche forma exceso de mucosidad en el cuerpo humano, se cree que contribuye a alergias, infecciones de oído, diabetes tipo 1, anemia, e incluso estreñimiento. Además, éste alimento puede contribuir a varios tipos de cánceres porque su consumo aumenta el nivel del cuerpo de insulina factor 1 (IGF-1).

La buena noticia es que hay un montón de cremosas y sabrosas alternativas lácteas, que no sólo son fáciles de hacer, si no que son asequibles. “Leches” de arroz, almendras, anacardos, cáñamo o coco se pueden encontrar en la mayoría de tiendas de comestibles. Algunas empresas incluso venden helados sin leche – como Ben & Jerry. De hecho, el mercado de la leche no láctea se ha incrementado en los últimos años. Las ventas de la leche de almendras, en particular, han aumentado en un 250 por ciento desde 2000 a 2015.

¿Es momento de deshacerse de los productos lácteos? ¡Por favor, déjenos sus pensamientos a continuación y comparta esta noticia!


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido