5 maneras de perder peso (y no recuperarlo)


El éxito en la pérdida de peso requiere programación, no fuerza de voluntad“. Phil McGraw.

La mayoría de nosotros que estamos tratando de perder peso a menudo encontramos que la parte más difícil no es realmente perder peso al principio – ¡si no mantener ese peso después! Muchas personas que están tratando de hacer dieta a menudo pierden y aumentan de peso en ciclos, teniendo dificultad para mantener el peso que originalmente perdieron.




Según un estudio reciente de un grupo de científicos: “Combatir el sobrepeso o la obesidad puede provocar grandes fluctuaciones en el peso corporal de una persona, a menudo denominadas ciclos de pérdida-recuperación de peso o dietas ‘yo-yo’. La evidencia actual sobre los efectos potencialmente dañinos de estos cambios es contradictoria“.

Bajar de peso es una idea bastante sencilla: ¡calorías que entran, frente a calorías que salen! Sólo tiene que asegurarse de que come buena comida y mantiene su cuerpo en movimiento. Pero, ¿cuál es el truco para no volver a subir de peso una vez que ha perdido el deseado? Algunas de las mejores maneras de perder el peso que usted está tratando de perder y no ganarlo después pueden sorprenderle realmente.

HAY 5 MANERAS DE HACER QUE LA PÉRDIDA DE PESO SE MANTENGA

1. MANTÉNGASE RESPONSABLE

Hacer cosas que son difíciles, como controlar nuestros hábitos alimenticios y mantener una rutina de ejercicios, siempre es más fácil cuando podemos ser responsables de nuestras acciones. Trabajar en equipo con un amigo o familiar como su compañero para bajar de peso puede ofrecerle tanto apoyo como responsabilidad.

Su cerebro sabe que las células grasas del cuerpo están disminuyendo y quiere recuperarlas, incluso después de que usted haya alcanzado su peso objetivo. Su cerebro constantemente le dice ‘come, come, come, come’. También negará que usted está recuperando peso, incluso si su ropa está apretada. Usted necesita maneras confiables de contrarrestar estos mensajes“, dice Ken Fujioka, director del Centro para el Control de Peso y de nutrición e investigación metabólica.

Si va a informar a alguien cada semana más o menos sobre su progreso, es más probable que se mantenga en el buen camino. Si no tiene un amigo cercano que quiera perder peso, trate de encontrar comunidades en Internet donde pueda publicar sus actualizaciones y responsabilizarse los unos de los otros.




2. MANTENER EL CUERPO EN MOVIMIENTO

Una vez que pierda el peso, puede sentirse tentado y dejarse relajar. Tal vez se salta un día o dos de gimnasio, y antes de que se de cuenta ya no está trabajando de la misma manera que lo hacía antes. Mantener su rutina es clave para bajar de peso, así como para mantener el peso.

Para mantener una pérdida de peso, recomiendo que las personas hagan ejercicio por lo menos 30 minutos al día la mayoría de los días de la semana y que hagan entrenamiento de fuerza dos veces a la semana“, dice el dietista Jim White.

Las investigaciones han demostrado que las personas que hacen ejercicio y mantienen su cuerpo en movimiento tienen más éxito tanto en perder peso como en asegurarse de no recuperarlo. Por lo tanto, incluso cuando finalmente llegue a su objetivo, asegúrese de mantener su cuerpo en movimiento – salir a caminar, ir al gimnasio, levantar pesas. Cualquiera que sea su método preferido de ejercicio, manténgalo.

¿Qué pasa con las restricciones de alimentos?

La actividad se convierte en el conductor; la restricción alimenticia no lo hace. La idea de que durante el resto de tu vida vas a estar hambriento todo el tiempo es una tontería“, dice James Hill, psicólogo y autoridad en pérdida de peso.




3. COMER REGULARMENTE

La caída tanto de la pérdida de peso como de la recuperación del mismo se debe a esos antojos y aperitivos de media tarde y de última hora de la noche. Saltarse el desayuno puede parecer una buena idea en el momento en que está tratando de reducir su consumo de calorías, pero las investigaciones han demostrado que no debería saltarse el desayuno.

Comer regularmente durante el día mantiene su metabolismo funcionando a toda velocidad, previene caídas en su energía, lo mantiene alerta y enfocado, y puede ayudar a mantener su peso estable previniendo comer en exceso en las comidas posteriores“, dice la dietista Brigitte Zeitlin.

Las comidas saludables y regulares le evitarán comer en exceso más tarde en el día cuando tenga hambre por saltarse las comidas. Las comidas más pequeñas cuatro o cinco veces al día pueden ser mejores que tres comidas grandes. La planificación de las comidas puede ayudarlo a mantenerse al tanto de lo que come regularmente a lo largo del día.

4. NO SE RINDA

Si el peso vuelve a subir después de perderlo, ¡es importante no desanimarse! Todas las personas que pierden peso se enfrentan a una pequeña fluctuación, ya sea debido a las circunstancias de la vida, el estrés o cualquier otro número de factores que pueden hacer que el ejercicio y comer bien sea difícil. ¡Pero es normal! Lo único que necesita hacer cuando esto sucede es respirar profundamente y seguir adelante. Motivarse a si mismo.

Todos necesitamos retarnos constantemente a nosotros mismos para mantenernos motivados. Dese una meta, como una cita especial, una fiesta u otro evento social, para ayudarle a mantener su pérdida de peso“, agrega White.

Si no ha estado en el gimnasio en una semana, no sea demasiado duro consigo mismo; en su lugar, ¡rétese y motívese! Encuentre tiempo para empezar de nuevo, aunque sea sólo durante una hora. No se culpe por comer una comida rápida y poco saludable al final del día – sólo encuentre tiempo para ir a comprar algunos ingredientes saludables para la próxima semana.

5. CONTROLAR SUS HÁBITOS

Esto significa hacer ejercicio, comer y pesarse. Asegúrese de pesarse regularmente y controle lo que está sucediendo en su vida si los hábitos saludables comienzan a decaer. Comenzará a encontrar patrones en su vida que pueden ayudarle a alertarle cuando necesite ser más cauteloso y vigilante a la hora de mantenerse al día con sus comidas y ejercicio.

Una semana ocupada en el trabajo puede significar que usted coma más afuera porque está demasiado cansado para cocinar, lo cual puede hacer que el peso regrese. Una vez que conozca este patrón, podrá prepararse más en el gimnasio o preparando comidas saludables de antemano.

Reflexiones finales

Muchas personas experimentan la recuperación de parte del peso que perdieron después de unos meses de alcanzar sus metas. Si es una de esas personas, ¡no se sienta mal! Le pasa a todo el mundo, y es bastante común.

Los hábitos saludables que aprendió durante la dieta no deben desaparecer una vez que haya perdido peso. Usted puede comer un poco más, por supuesto, pero no deje de vivir ese estilo de vida activo y saludable“, concluye White.

Ahora estará mejor preparado para ayudarse a mantener ese peso para que pueda disfrutar cada segundo de alcanzar su meta de pérdida de peso.


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!