10 maneras de cuidarte a ti mismo cuando te sientas “quemado”

Cuando uno se desgasta en el trabajo o en otro lugar, se siente mermado, como si una parte de uno mismo hubiera desaparecido. Muchos recursos son vitales para nuestras actividades diarias y bienestar, desde las cualidades personales como habilidades, estabilidad emocional y buena salud, relaciones de apoyo con nuestros colegas, autonomía y control en el trabajo, retroalimentación constructiva, tener voz en asuntos que nos afectan y sentir que nuestro trabajo hace la diferencia. Echa un vistazo a estas 10 maneras fáciles de cuidarte a ti mismo cuando experimentas un desgaste.




1. Conoce a más amigos

Una de las mejores maneras de sentirse bien mental y físicamente es pasando tiempo con amigos y otros seres queridos. Estar con gente de ideas afines siempre te ayuda cuando estás en el fondo de los vertederos. Nadie puede animarte como tus amigos. Conocer a nuevas personas es también una buena opción, ya que esto traerá nueva energía y vibraciones a tu vida. Salir, mezclarse, sonreír, reír, hacer cosas divertidas -los seres humanos fueron diseñados para ser animales sociales después de todo.

2. Tomar pequeños descansos siempre que sea posible

Algunas personas a menudo olvidan que son meros humanos y no máquinas. No importa lo ocupado que estés con el trabajo o las tareas domésticas, recuerda siempre tomar pequeños descansos entre medio. Recuerda tomarlo con calma al menos durante 5 minutos después de cada hora que pase. Camina, bebe un poco de agua, haz café, tómate un tentempié, recuéstate durante un tiempo, haz cualquier cosa que te ayude a relajarte durante unos minutos.

3. Sal de casa para tomar aire fresco y tomar sol

Pasar tiempo de calidad al aire libre es muy importante cuando se trata de mantenerse saludable. Procura tomar un poco de aire fresco todos los días. Puedes elegir caminar o ir en bicicleta al trabajo. Si tienes que tomar un autobús o viajar en coche, estaciona a unas metros de la oficina. Si vives cerca del mar u otros lugares con agua, entonces no tienes excusas para evitar pasar tiempo con la Madre Naturaleza, asegúrate de aprovechar bien tus oportunidades.

4. Comer alimentos saludables

Tu dieta definitivamente juega un papel crucial en mantener tu cuerpo y mente en forma. Concéntrate en mantener las cosas saludables: incluye abundantes frutas, verduras, granos integrales, nueces y bayas en tu dieta diaria. Evita consumir comida rápida y alimentos procesados. Incluso puedes disfrutar de algunos postres cuando te sientas realmente bajo. Después de todo, ¡nada puede sacarte de ese estado como un helado doble de chocolate!

5. Meditar por lo menos 10 minutos

Medita todos los días durante al menos 10 minutos, sin importar lo ocupados que sean tus días. Las mentes humanas tienden a pensar demasiado las cosas y a estropearlo todo. Esta es exactamente la razón por la que necesitas darle a tu mente un descanso meditando regularmente. La meditación te ayudará a aclarar tus pensamientos, purificar tu mente y llenarte de energía positiva. Puede que lo encuentres mundano al principio, pero al poco empezarás a experimentar el poder abrumador de la meditación una vez que comiences a practicarla todos los días.




6. Hacer ejercicio regularmente

Los seres humanos en general tienen mucha energía en sus cuerpos y no hacer un uso óptimo de esta energía tiende a generar frustración. Siempre es una buena idea trabajar toda la energía almacenada en tu cuerpo antes de que empiece a volverte loco. El ejercicio debe ser una parte importante de tu rutina diaria. Libera negatividad y te hará sentir bien y también hará que tu corazón bombee y tus pulmones respiren.

7. Dale un toque verde a tu hogar

Rodearse de plantas es una gran manera de revitalizar tu mente y cuerpo. Las plantas de interior son fáciles de cuidar y pueden mantener el aire fresco y libre de contaminantes. Traen una energía relajante y positiva dentro y alrededor de su casa. Por no mencionar el hecho de que son unas oyentes increíbles – usted puede hablar con ellas y hacerles escuchar todas sus canciones favoritas y ellas responderán creciendo y floreciendo más rápido.

8. Estirarse todos los días

Practica yoga. El yoga y la meditación van de la mano, y practicar uno te facilitaría el continuar con el otro. A veces todo lo que necesitas es una sesión apropiada de yoga para eliminar toda tu tensión. Un buen estiramiento te ayudará a relajar tus músculos, limpiar tus procesos de pensamiento, llenarte con energía positiva, y también te hará sentirte feliz y contento. ¡Sí, puede beneficiar tu cuerpo, mente y alma!

9. Duerme lo suficiente durante las noche

No importa cuán presionado estés por el tiempo en la vida, pero nada debe comprometer tu sueño. Es mientras duermes que tu cuerpo tiene la oportunidad de relajarse y reiniciar para el próximo día ocupado. El sueño es necesario para rejuvenecer tanto el cuerpo como la mente. Haz algo relajante antes de acostarte, asegúrate de que duermes tranquilo. Podrías probar una taza de té de manzanilla, meditar, tomar un baño caliente, leer, escuchar música o ¡incluso tener sexo!

10. Ríete tanto como puedas

Y lo más importante, nunca olvides dejar de reírte. La risa es una de las mejores medicinas que puede ayudarte a combatir el agotamiento, el estrés, la ansiedad o incluso la depresión. Empieza con una nueva serie divertida en Netflix, mira un vídeo divertido en Facebook, mira tu película favorita por centésima vez, pasa más tiempo con gente positiva, prueba cualquier cosa que te ayude a poner una sonrisa en los labios.




Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!







NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido