Esta increíble mezcla de miel y ajo aumentará tu inmunidad

El ajo es de fácil acceso y tiene propiedades extraordinarias que benefician nuestra salud. El ajo también es conocido por su fuerte y picante aroma y sabor. El sabor del ajo ayuda a activar nuestras glándulas salivales y las enzimas digestivas, lo que también hace que nuestro estómago esté “listo” para la comida. Esta propiedad del ajo lo convierte en un ingrediente inevitable en nuestros alimentos ya que sin él, tendremos problemas con la digestión y al hacer un uso perfecto de los nutrientes que se encuentran en el cuerpo.




La miel también es conocida por sus propiedades medicinales desde hace siglos. La miel se ha usado para curar diferentes enfermedades desde el inicio del Ayurveda y es un ingrediente que beneficia enormemente a la salud.

Los beneficios del ajo

El ajo es beneficioso para mejorar la salud cardiovascular y también regula la circulación sanguínea. También se conoce que nos protege contra la acumulación de placa, los altos niveles de lípidos en la sangre, la coagulación de la sangre y también puede reducir la presión arterial.

El ajo ha demostrado reducir el riesgo de osteoartritis y muchas otras enfermedades que incluyen cualquier tipo de inflamación. Las propiedades antibacterianas, antivirales, antifúngicas y antiparasitarias del ajo ayudan a mejorar la inmunidad de una persona en gran medida. Esta hierba mágica también contiene elementos anticancerígenos que pueden combatir muchos cánceres, como el cáncer del cerebro, los senos, los pulmones, el páncreas, etc.

Comer ajo crudo

El ajo es rico en antioxidantes, y esta es la razón por la que no debe cocinarse o dorarse, ya que esto puede reducir drásticamente sus propiedades beneficiosas. La mejor manera de comerlo es triturando, picando o presionando los dientes de ajo crudos, dejándolo reposar a temperatura ambiente de 5 a 10 minutos y luego tomarlo. Sin embargo, comer ajo crudo no es una práctica apreciada por muchos; su aroma picante a menudo hace que sea difícil para una persona tomarlo crudo. Mezclarlo con miel no solo aumenta las poderosas propiedades del ajo, sino que también lo hace fácil.

La mezcla de miel y ajo

Para hacer un tarro de 100 gramos de la mezcla de miel y ajo, necesita algunos ingredientes y también debe seguir ciertas instrucciones.




Ingredientes:

Miel líquida no pasteurizada
1 cabeza de ajo orgánico
De 3 a 6 ramitas de romero fresco (opcional)
1 ramita de tomillo fresco (opcional)

Instrucciones:

1. Pele cada diente de ajo. Con la parte posterior del cuchillo, aplaste ligeramente cada diente y luego, quítele la cáscara de papel.
2. Coloque los dientes de ajo pelados en un frasco con las hierbas frescas (si los está usando). Cubra los dientes con suficiente miel y déjelos sumergir. Además, deje el espacio de al menos 8 centímetros desde la parte superior, de modo que mientras se produce la fermentación del ajo con miel, haya espacio suficiente para que el ajo se expanda y burbujee.
3. Cierre la tapa del frasco y déjela en un armario de 3 a 5 días. Recuerde colocar un plato debajo del tarro, de modo que se resuelva cualquier desbordamiento. Esto ayudará en la infusión de los beneficios del ajo en la miel y también, los dientes de ajo serán un poco más dulces.
4. Después de 3 a 5 días, coloque los dientes de ajo infusionados con miel en el refrigerador para conservar su frescura.
5. Consuma 1 o 2 dientes de ajo infusionados con miel diariamente para mantener fuerte su sistema inmune.

Notas:

1. Es importante dar la vuelta al frasco o tarro boca abajo una vez al día para volver a sumergir los dientes de ajo.
2. Se recomienda abrirlo una vez al día para eliminar cualquier acumulación de CO2 dentro del recipiente. La fermentación puede parecer simple, pero no es fácil ya que el CO2 genera presión y podría explotar si la acumulación no se elimina de vez en cuando. Para reducir los riesgos relacionados con la fermentación, siempre se recomienda el uso de equipos aprobados para la fermentación.

Nuestra salud necesita ser cuidada para llevar una vida más feliz. Por lo tanto, seguir unos simples y saludables pasos como tener una mezcla de miel y ajo mantendrá nuestra inmunidad controlada y nos hará más saludables.

Descargo de responsabilidad: el contenido es de naturaleza puramente informativa y educativa, y no debe interpretarse como consejo médico. Utilice el contenido solo en consulta con un profesional médico o profesional de la salud certificado apropiado.




Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido