7 nutrientes para proteger su cerebro del envejecimiento

Si bien la genética y el ejercicio juegan un papel importante en su salud cerebral y el riesgo de desarrollar demencia, la dieta también es un factor bastante influyente. No hay elixir mágico que pueda curar o prevenir completamente la demencia o la enfermedad de Alzheimer, pero los científicos han sido capaces de identificar ciertos nutrientes que están relacionados con la mejora de la función cognitiva o de la memoria. Mantener una dieta completa con los alimentos que los contienen puede ayudar a proteger su cerebro.




1. Los flavanoles del cacao

Los flavonoides del cacao se encuentran de forma natural en el cacao y pueden ser beneficiosos para la salud de su cerebro; es más saludable el chocolate negro que el chocolate normal, que ha sido mezclado con leche y azúcar. Un estudio de 2014 examinó el impacto de una dieta alta en flavonoides del cacao en el transcurso de tres meses. Los investigadores se centraron principalmente en el giro dentado (DG), una parte de la formación del hipocampo en el cerebro que, cuando se disminuye, a menudo se asocia con el envejecimiento cerebral. Los científicos creen que esta parte del cerebro está relacionada con la pérdida de memoria. Después de comer una gran cantidad de flavonoides del cacao, los investigadores informaron que los participantes experimentaron una “función de giro dentado mejorada”.

2. Ácidos grasos Omega-3

Los peces que son ricos en ácidos grasos omega-3, como el salmón, la caballa y el atún, no sólo ayudan a la salud del corazón, sino que también le darán un impulso en la capacidad intelectual. Según un estudio de 2014, los ratones que recibieron suplementos de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 mostraron una mejor función cognitiva, mientras envejecían – mostrando mejor memoria de reconocimiento de objetos, mejor memoria espacial y local, y mejor retención de respuesta aversiva.

3. Nueces

Las nueces contienen ácidos grasos omega-3, como el pescado, por lo que añadir nueces a su dieta, además le proporcionará cantidades de fibra. Las nueces, en particular, se ha demostrado que combaten la pérdida de memoria. En un reciente análisis a gran escala, investigadores encontraron que una dieta suplementada con nueces – que son altas en ácidos grasos omega-3, vitamina E, ácido fólico, antioxidantes, y melatonina – mejoraba las actuaciones de los adultos en una serie de seis pruebas cognitivas.

4. Magnesio

Los científicos creen que una deficiencia de magnesio puede jugar un papel importante en el deterioro cognitivo, el envejecimiento del cerebro, y en última instancia, la demencia. Por lo que tomar suplementos de magnesio – o comer alimentos que contengan magnesio, como acelga, espinaca, semillas de calabaza, yogur, almendras, frijoles negros, aguacates, higos, chocolate negro, o plátanos – puede ayudar a luchar contra los efectos del envejecimiento cerebral.

5. Arándanos

Los arándanos no sólo son deliciosos, sino que también ayudan en el impulso de su memoria. Un estudio de 2010, demostró que los arándanos tienen efectos antioxidantes y anti-inflamatorios. También contienen antocianinas, compuestos que están asociados con un aumento de la señalización neuronal en las áreas de memoria del cerebro. En el estudio, los investigadores encontraron que los participantes que bebían zumo de arándano silvestre diariamente tuvieron mejoras en el aprendizaje y emparejado de una lista de palabras asociadas; también encontraron síntomas depresivos y niveles de glucosa más bajos.




6. Vegetales crucíferos

Según el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, comer muchas frutas, verduras y granos enteros puede ayudar a evitar el deterioro cognitivo, así como otras enfermedades crónicas, como la enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2. Los vegetales de hojas verdes crucíferas, en particular (como el brócoli y la espinaca) han demostrado reducir la tasa de deterioro cognitivo. La dieta mediterránea, en particular (verduras, legumbres, frutas, cereales, pescado, aceite de oliva y cantidades moderadas de alcohol, así como el bajo consumo de grasas saturadas, productos lácteos, carne y aves de corral) ha demostrado en estudios que es beneficioso para la salud cognitiva en comparación con las dietas más “occidentales” que son altas en grasas, hidratos de carbono, y carne.

7. Té verde

El té verde es bueno para muchas cosas – pero también ayuda a proteger su cerebro. En un estudio reciente realizado en la Universidad de Basilea, los investigadores encontraron que el extracto de té verde mejora el proceso de pensamiento y la memoria de trabajo. Los participantes puntuaron más alto al trabajar en tareas de memoria después de recibir extracto de té verde, y una resonancia magnética mostró un aumento en la conectividad entre la corteza parietal y frontal del cerebro, lo que significa que el té verde “podría aumentar la plasticidad sináptica a corto plazo del cerebro”, dijo el profesor Stefan Borgwardt, un autor del estudio.

Por favor, COMPARTE esta importante información de salud con tus amigos y familiares. ¡Gracias!


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido