8 peligrosas razones para no volver a poner una bebida gaseosa cerca de la boca

Las bebidas gaseosas como las colas son líderes en el mercado internacional. Dominan una gran parte del mercado de consumo internacional. Las marcas de Cola existen desde 1889. Por lo tanto, estos productos tienen un gran valor de marca y reconocimiento.




Debido a la publicidad que realizan estas empresas, las personas de todo el mundo creen que son “bebidas divertidas” que complementan sus comidas. Pero, estas bebidas divertidas vienen con un gran número de riesgos para la salud. Desafortunadamente, las grandes compañías financian muchas asociaciones de salud importantes como la Academia de Nutrición y Diabéticos, el Instituto Internacional de Salud y muchas otras asociaciones que representan a muchas compañías de bebidas. Por lo tanto, la verdad sobre estas empresas de refrescos quedará siempre oculta a la vista del público. Sin embargo, hay muchas razones comprobadas por las que debe dejar de tomar bebidas gaseosas. A continuación se enumeran algunas de esas razones.

1. Deterioro del riñón

De acuerdo con una investigación realizada por la Facultad de medicina de Harvard, los investigadores han descubierto que los refrescos dietéticos puede multiplicar el declive renal. Esta investigación se llevó a cabo con un total de 3318 mujeres en un período de 11 años.

2. Causa deshidratación

Los refrescos contienen una gran cantidad de cafeína. La cafeína actúa como diurético. Deshidrata el cuerpo induciendo la micción frecuente en los bebedores. La deshidratación de las células reduce su capacidad de absorber nutrientes. Además, la deshidratación reduce la capacidad de eliminar los desechos del cuerpo.

3. Aumenta el riesgo de diabetes

Los altos niveles de azúcares en los refrescos pueden hacer más daño de lo que puedas imaginar. Un nivel alto de azúcar en la sangre ejerce mucha presión sobre el páncreas para producir suficiente cantidad de insulina para neutralizar la cantidad de azúcar presente en la sangre. Y esto puede aumentar el riesgo de desarrollar resistencia a la insulina. Tomar refrescos regularmente puede aumentar el riesgo de desarrollar diabetes en un 25%.

4. Color del refresco

El color caramelo de los refrescos de cola viene después de un largo proceso químico. En este proceso, los azúcares reaccionan con amoníaco y sulfitos a muy alta temperatura y presión para producir 2-metilimidazol y 4-metilimidazol. Según un estudio realizado por el gobierno de EE.UU., estos químicos han sido encontrados responsables de inducir cáncer de pulmón, tiroides e hígado en ratas de laboratorio.




5. Riesgo de obesidad infantil

El consumo de un refresco al día puede aumentar el riesgo de obesidad infantil en un 60%. Estas bebidas azucaradas también se han relacionado con muchas otras enfermedades de salud distintas a la obesidad.

6. Daña sus dientes

De acuerdo con una prueba de laboratorio con refrescos gaseosos, se encontró que su pH era tan bajo como 2.5, lo que puede dañar el esmalte de los dientes. La acidez de estos refrescos se puede comparar con otros ácidos duros. El pH de la batería de un coche es 1 y el pH del agua es 7. Por lo tanto, puedes asumir cuán saludable es una cola.

7. Afecta el metabolismo

Según una investigación realizada por el Dr. Hans-Peter Kubis en la Universidad de Bangor, Inglaterra, el consumo diario de bebidas azucaradas durante cuatro semanas cambió el metabolismo de los sujetos. El cambio en el metabolismo dificultó que los sujetos perdieran peso y quemaran grasa. Los sujetos consumieron 140 gramos de azúcar durante un mes diariamente, lo que cambió su metabolismo.

8. Las sodas dietéticas son igualmente malas

Los refrescos dietéticos han sido aclamados como el salvador del grupo de individuos conscientes de la salud. Pero eso está lejos de la verdad. Estos refrescos dietéticos se elaboran con aspartamo, que es un edulcorante artificial. Estos edulcorantes producen ciertos químicos dentro de nuestro cuerpo que pueden debilitar nuestras proteínas. El aspartamo se ha relacionado con muchas enfermedades como cáncer, depresión, defectos congénitos, obesidad, Alzheimer, lupus, esclerosis múltiple y trastorno por déficit de atención.

Por lo tanto, diga no a todos los refrescos y no a cualquier marca en particular, ya que todos son igualmente malos para su salud. Elija alternativas más saludables para calmar su sed.




Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!







NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido