Investigadores revelan cómo carne relacionada con cáncer se sigue vendiendo a los consumidores

Los investigadores son muy claros en el tema de la carne y el cáncer. Muchos tipos de carne, especialmente la roja, se relacionan con un mayor riesgo de cáncer intestinal. Por supuesto, usted puede pensar que está seguro si no come ese producto en particular con demasiada frecuencia pero aún así consume carne procesada, como tocino, jamón, salchichas, y así sucesivamente. Bueno, tenemos malas noticias, esas carnes tampoco son muy buenas. De hecho, la OMS tiene una lista de estadísticas muy claras en su sitio web sobre las cualidades cancerígenas de la carne roja y procesada.




Con esas alarmantes estadísticas sobre las carnes que se venden comúnmente, muchos más clientes están recurriendo a carniceros locales y a mercados de granjeros para conocer los cortes de carnes más saludables. Pero ni siquiera eso ha resultado ser seguro. Un carnicero experimentado ha confesado que ha visto a sus colegas cortar porciones cancerosas de carne, pero que aún así vendió la parte de aspecto más saludable a clientes involuntarios.

Aunque esto puede resultar chocante para algunos, puede no ser una noticia completamente sorprendente. Durante años, la FDA ha estado tratando de ejercer un control más estricto sobre la carne que entra en la cadena alimenticia. Sin embargo, como la demanda sigue creciendo cada año, los fabricantes están luchando por hacer frente a la situación y tienen que recurrir a medidas desesperadas para salvar sus negocios. Estudios recientes han mostrado porcentajes variables de todo tipo de cosas en la carne que no son carne de res, cerdo, pollo o cordero, como carne de perro, carne de caballo y ADN humano (muy probablemente de saliva u otros fluidos corporales de fábricas de procesamiento de carne).

Sin embargo, si se siente desesperado por este panorama sombrío, piense positivamente. Hay algunas cosas diferentes que puede hacer para asegurarse de que está sano y disfrutando de tsuu comida favorita al mismo tiempo.

HE AQUÍ ALGUNAS COSAS QUE PUEDE HACER PARA ASEGURARSE DE QUE SU COMIDA FAVORITA SEA SALUDABLE PARA USTED

Las carnes procesadas caen en la misma categoría que el fumar cigarrillos con el cáncer de pulmón. En otras palabras, es un artículo que causa cáncer en algún momento en el futuro si consumes grandes cantidades”.

Dr. Alok Khorana

1. CRIAR U PROPIA COMIDA

En primer lugar, la única manera de asegurar que cualquier producto sea fresco y libre de riesgos es que lo produzca usted mismo. Si ve algo crecer delante de usted y lo alimenta, entonces sabe de hecho lo que se acerca a él. Sabe cómo deshacerse de todo lo que pueda ser un problema. Sin embargo, este enfoque es cada vez menos común. Además, con la carne, requiere mucho más esfuerzo.




2. COMPRUEBE LA CARNE QUE COMPRA

Segundo, siempre verifique dos o tres veces la carne que compra. Ya sea de su carnicero local o del supermercado, no hay nada más fácil que hacer una revisión rápida para ver si todo parece normal. Un corte sano debe tener el aspecto de una pieza, sin secciones descoloridas, sin crecimientos extraños. Además, no debe haber renuencia por parte del tendero a mostrar de dónde proviene la carne. Cualquier comerciante de carne que se precie debe ser abierto sobre la verdadera fuente de sus productos; de lo contrario, es posible que esté viendo algo sospechoso.

3. COMER MENOS CARNE

Tercero, usted puede tratar de incluir menos carne en su dieta. Esto no significa que deba dejar de hacerlo, aunque es cierto que esa sería su opción más saludable. Simplemente reduzca las cantidades que consume semana a semana. Trate de buscar proteínas de reemplazo como el seitán y el tofu. Aunque no parezcan apetitosos, una vez cocidos pueden rivalizar con el sabor de sus carnes favoritas.

4. ELIMINAR LA CARNE DE SU DIETA

Por último, pero no por ello menos importante, eliminar por completo los productos de origen animal. Después de seguir una dieta vegana, muchas personas notan varios beneficios para la salud relacionados con el aumento de fibra y proteína vegetal en su dieta. Muchos podrían creer que los productos de origen animal son una fuente inestimable de proteínas; sin embargo, ese no es el caso. De hecho, muchas de las personas que eligen ser veganas reportan beneficios de salud casi inmediatos como resultado. Organizaciones como la Sociedad Vegana de América y PETA tienen muchos consejos útiles en su sitio web si decide eliminar todos los productos animales de su dieta.

PENSAMIENTOS FINALES

El Instituto Americano para la Investigación del Cáncer (American Institute for Cancer Research) ha publicado algunos consejos útiles sobre cómo balancear su dieta para mantenerse saludable y reducir su riesgo de cáncer al mismo tiempo. Las carnes rojas y procesadas pueden ser una parte indispensable de su vida diaria. Sin embargo, antes de consumirlas, es importante considerar cuán puras y saludables son esas carnes.

Las confesiones de los carniceros pueden indicar que las carnes que venden simplemente no son puras. Con las enfermedades que afectan a algunas poblaciones de ganado, nunca ha sido más importante tener cuidado. Pero recuerde el pensamiento positivo – no es imposible incluir carne saludable en su dieta.




Sea consciente de cómo es la carne enferma y conozca a las personas a las que se la está comprando. Muchas veces, la variedad más sana se compra a los ganaderos y productores que usted conoce personalmente, y usted conoce las condiciones en sus granjas.

Y si tiene ganas de cambiar su estilo de vida, ¿por qué no se vuelve vegano? No sólo ayudará a luchar contra el cambio climático, sino que también podrá decir definitivamente de dónde vienen sus alimentos. De cualquier manera – mantenerse saludable es lo principal, así que encuentre una dieta y un enfoque que funcione para usted.

Fotografía destacada de Power of positivity.


¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!