La comida “orgánica” de China se encuentra muy contaminada. Conozca las razones y cómo evitarla

Cada vez hay más y más personas que están aprendiendo acerca de la importancia de comer productos sanos y seguros, es por eso que la demanda de los productos “orgánicos” se ha disparado. Sólo en los EE.UU., las ventas de alimentos orgánicos anuales han crecido en un 20% y el aumento de la demanda está superando significativamente el abastecimiento interno, obligando a muchos tenderos y vendedores de comida a buscar a nivel internacional para mantener sus negocios surtidos de productos. La mayor parte de estas importaciones orgánicas se cultivan en la Unión Europea, donde los estándares orgánicos son más débiles que los de los EE.UU.. Sin embargo, muchos de estos productos “orgánicos” llegan de China, cuyos estándares de seguridad y calidad de su industria alimentaria son notoriamente bajos. Gran parte de estos productos “orgánicos” que se cultivan en China son tan inseguros, que los agricultores que los cultivan no los comen ellos mismos. ¿No deberías elegir tus propios productos orgánicos en primer lugar?




Resulta que la mayor parte de los alimentos con la etiqueta “orgánico” no han crecido con la intención de ser orgánicos, sino más bien como un medio para eludir la reputación de China de los productos de calidad inferior. El personal de aduanas de muchos países a menudo rechaza envíos enteros de alimentos de China debido a la adición de aditivos peligrosos y desagradables, la presencia de residuos de medicamentos, el etiquetado incorrecto, o el mal estado higiénico de la comida. En un esfuerzo por evitar los rechazos por sus alimentos, algunos exportadores de alimentos chinos han llevado a etiquetar sus productos como “orgánicos”, especialmente aquellos alimentos que aparecen sucios o inusuales. Además, la etiqueta “orgánico” en China no tiene sentido porque la colusión entre el gobierno y los fabricantes ha dado lugar a un rampante etiquetado incorrecto, y el gobierno de China no tiene un sistema establecido para determinar lo que es o no es orgánico.

Incluso si los alimentos “cultivados orgánicamente” de China son de verdad “orgánicos”, la calidad del agua utilizada en la producción de estos alimentos destinados a la exportación está tan contaminada que una persona puede caer enferma con sólo su manejo. Gran parte de la agricultura a escala industrial de China se encuentra a lo largo de los ríos Amarillo y Yangtze, y ambos están extremadamente contaminados. Esto se debe a miles y miles de fábricas chinas que se alinean en estos mismos ríos, vertiendo sus residuos químicos a la misma agua que será utilizada para el riego de suministro de alimentos del país. En un caso reciente, una planta de fertilizantes químicos vertió unas cantidades tan excesivas de amoníaco en el río Fu, un afluente del río Yangtze, que se estimó que 110 toneladas de peces muertos tuvieron que ser eliminados. Sin embargo, el río cargado de amoniaco se siguió utilizando para uso industrial y agrícola.

Otros productos químicos y metales pesados se han encontrado en cantidades muy elevadas y no seguras en estos ríos, así como en los alimentos producidos con sus aguas. El perclorato, un precursor de combustible para cohetes, se ha encontrado en aguas residuales de China, así como en su arroz, agua potable embotellada y leche. Y es que a través de todo el suministro de agua se contamina cualquier posible producto orgánico. El perclorato es un disruptor endocrino y también es tóxico. Puede causar una regulación inadecuada del metabolismo, problemas de tiroides, así como problemas de desarrollo en niños y bebés. ¿Le suena saludable y orgánico? Obviamente no. Afortunadamente, algunos de los productos “orgánicos” de China son más propensos a estar contaminados que otros. Se ha encontrado que el pescado, pollo, manzanas, arroz, setas, guisantes, pimienta negra y ajo son los alimentos más contaminados procedentes de China y que por lo tanto deben ser evitados. Como siempre, la única manera de estar completamente seguros de que su comida está libre de productos químicos y aditivos es verla crecer por sí mismo. Los huertos pueden caber incluso en los espacios más pequeños, son atractivos, ayudan a los insectos locales (incluidas las abejas), y usted y su familia tendrán una deliciosa comida que es completamente segura.

¿Qué es lo que piensa al respecto? Por favor, coméntelo a continuación y comparta esta noticia.





¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)