8 señales de que hay una persona tóxica en tu vida

Existen personas en nuestras vidas que nos edifican, nos animan a que tengamos éxito y nos transmiten energía positiva. Pero hay otras personas en nuestras vidas que nos hunden, nos hacen sentir mal o culpables y crean un ambiente negativo. Lo complicado es, y a menudo difícil, diferenciar entre los dos. La gente tóxica tienen una manera de actuar que hacen que todo a su alrededor parezcan ser el problema. También pueden ser maestros de la manipulación, ya que le pueden utilizar y hacerle sentir mal, y se necesita un tiempo para que pueda siquiera darse cuenta. Si usted siente que un amigo puede ser una influencia tóxica, probablemente tenga razón. Aquí hay ocho maneras de saberlo con certeza:




1. Siempre juega a ser la víctima

Una persona tóxica es un profesional en el papel de víctima. Independientemente de su parte en una situación, tienen una forma de darle las vueltas a las cosas y jugar la carta inocente. Tratarán de hacer que se sienta mal por ellos o echarán la culpa a alguien más.

2. Quieren llamar la atención

Alguien que es tóxico buscará constantemente la atención. Puede ser que tengan la costumbre de interrumpir o querer estar controlando cada situación. Por lo general sólo están satisfechos cuando están hablando sobre sí mismos o cuando la atención se centra en ellos.

3. Juzgan a todos

Una persona tóxica vive para crear negatividad. Juzgan todo y a todos a su alrededor, sin ningún tipo de filtro. Podrá notar que están constantemente haciendo comentarios groseros o tratando de hacer que los demás se vean mal. Atacan todo lo posible, ya sea de un compañero de trabajo, socio o alguien del hogar.

4. Son abusivos

Una persona tóxica puede ser físicamente abusiva, aunque el abuso tiene muchas formas diferentes. Pueden ser muy sutiles en su abuso, eligiendo en su lugar ser emocionalmente abusivos. Si conoce a alguien que es abusivo de cualquier manera o forma, son tóxicos y se deben mantener lejos de su vida de inmediato.




5. Nunca se equivocan

Alguien que es tóxico cree que siempre tienen la razón. No se preocupan por la opinión de otras personas. A su vez convierten con gran placer un simple desacuerdo en una discusión. Si no está de acuerdo con ellos, no tendrán ningún problema en tratar de demostrar que usted se equivoca.

6. No son responsables

Una persona tóxica nunca va a asumir la responsabilidad de sus palabras o acciones hirientes. Rara vez sienten lástima o se arrepienten de nada. Podrá notar que a menudo discuten con figuras de autoridad. Puede ser que sea un maestro o un oficial de policía.

7. Son irrespetuosos

Alguien que es tóxico no tiene respeto por sus sentimientos, y punto. Dirán lo que les viene a la mente sin tener en cuenta que puede ser que le haga daño. También carecen de respeto por cualquier persona o cualquier otra cosa.

8. No escuchan

Piense en un amigo que sea un terrible oyente. ¿Él o ella podría ser tóxico? Una persona tóxica no escucha porque simplemente no les importa lo que les dicen. Esta persona nunca será un hombro para llorar o una oreja para escuchar. Si la conversación no trata de ellos, mostrarán claros signos de aburrimiento o fastidio.

Si le ha parecido interesante este artículo, por favor, COMPÁRTALO con sus amigos y déjenos un comentario. ¡Gracias!




Fuente: David Wolfe

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)