Estas son las razones por las que yo no como carne de cerdo

Debemos decir que este artículo es una confesión realizada por el Dr. Jockers.

Razón por la que yo no como carne de cerdo

Con frecuencia me preguntan sobre el consumo de carne y productos de cerdo. Yo personalmente nunca he comido productos del cerdo ya que mis padres me criaron siguiendo muchas culturas judías. Nuestra intención era, y es todavía, vivir como Jesús vivió. En aquel entonces seguía la ley nutricional porque me dijeron que lo hiciera. Como adulto, he investigado tanto las prácticas bíblicas, como la nutrición y la toxicidad.




Mi filosofía personal de la salud es consumir los máximos nutrientes y las mínimas toxinas, al tiempo que respeto y adoro a Dios con mi cuerpo, mente y espíritu. Después de investigar los principios bíblicos, la naturaleza de los cerdos y sus pobres sistemas de desintoxicación he decidido no apoyar el uso de estos animales como alimento.

Los cerdos son grandes contenedores de basura, ya que consumen cualquier cosa que cae en su camino, pero no creo que estuvieran destinados para el consumo humano.

Los hebreos advirtieron sobre el cerdo

El pueblo hebreo ha evitado cerdo y los productos de cerdo como un principio dietético discutido en la Biblia. El levítico establece claramente que los cerdos, porque no rumian, son una carne impura. La ciencia moderna ha demostrado que los cerdos tienen una carga tóxica muy alta haciéndolos inseguros para el consumo humano.

Y el cerdo, aunque tiene pezuña hendida, no rumia; inmundo es para usted” Levítico 11: 7

La Biblia advierte a los Hebreos sobre los alimentos impuros y las razones de la falta de limpieza. Los cerdos son unos animales sucios que implacablemente consumen todo lo que entra en contacto con ellos en la granja. Se sabe que no sólo consumen restos de comida, insectos y sus propias heces, también practican el canibalismo al comer sus propios cuerpos muertos. Se han sabido que a veces incluso matan y se comen a sus crías.




Los cerdos son carroñeros que albergan parásitos

Debido a su estilo de vida, estos carroñeros albergan enormes cantidades de virus y parásitos. Los cerdos son conocidos por ser los portadores primarios de los siguientes organismos patógenos que pueden crear problemas de salud muy graves.

  • Taenia solium
  • Síndrome respiratorio y reproductivo porcino (PRRS)
  • Virus Nipah
  • Virus Menangle
  • Virus de la hepatitis E (VHE)

Una investigación de Consumer Reports encontró que el 69% de todas las muestras de carne de cerdo cruda probadas estaban contaminados con altas cantidades de microorganismos volátiles tales como Yersinia enterocolitica. Esta bacteria causa fiebre y estrés gastrointestinal y potencialmente podría causar una grave infección.

¿Por qué es tan tóxica la carne de cerdo?

Los animales que “rumian” como se dice en la Biblia son llamados rumiantes. Estos animales casi no mastican su comida despues de ingerirla. Pero tienen cuatro estómagos que digieren y regurgitan comida a través de un proceso especial que permite una digestión completa. Los principales rumiantes son las vacas, ovejas y cabras.

El sistema digestivo de un cerdo es único, ya que metaboliza la comida muy rápidamente a través de un estómago en un proceso que dura unas cuatro horas. Una vaca tarda veinticuatro horas en digerir lo que come y es capaz de deshacerse del exceso de toxinas durante el proceso digestivo. El sistema digestivo del cerdo no permite esto y las toxinas se quedan en las células de la grasa y los órganos del propio cerdo.

Los cerdos tampoco tienen glándulas sudoríparas. La transpiración es un método clave que utiliza el cuerpo para la desintoxicación y el cerdo no está diseñado para transpirar. Al consumir carne de cerdo obtenemos todos estos microorganismos patógenos y toxinas ambientales en nuestro sistema.




Productos del cerdo alimentado de pastos

Los productos de cerdos alimentados de pastos son mucho más seguros, ya que, naturalmente, deben tener menores cargas parasitarias y una mejor relación de omega 6, ácidos grasos y omega 3 y antioxidantes. Sin embargo, el animal simplemente no está diseñado para eliminar las toxinas eficazmente.

Muchas de estas toxinas no son neutralizadas, incluso con métodos de cocción de alta temperatura. Los métodos de cocción de alta temperatura producen la formación de Amina heterocíclica en la carne y dañan la mayoría de las grasas esenciales haciendo que la carne de cerdo, el jamón o el bacon (tocino) sea altamente cancerígeno.

Desde el punto de vista de minimizar la carga de parásitos, la forma más saludable de consumir carne de cerdo es cocinarla a temperaturas muy altas. Sin embargo, desde la perspectiva de la limitación de los radicales libres, la cocción a alta temperatura es un factor significativo en el desarrollo de enfermedades crónicas. De cualquier manera no sales ganando.

¿No estaba dando Dios un mensaje de Salud?

Gran parte de los libros bíblicos de Números, Levítico y Deuteronomio tienen que ver con los principios de salud diseñados para reducir al mínimo la infección. Esto es muy lógico ya que la infección fue la mayor amenaza para la salud de ciudades y tribus enteras en el mundo de la pre-medicina.

La narrativa del Antiguo Testamento tiene mucho que ver con la visión de la cultura israelita de sobrevivir y prosperar en un mundo hostil. Es bastante lógico que Dios advirtiera a su gente acerca de los animales disponibles y su relación con la salud de la tribu.

¿Trataba el mensaje de la Biblia de evitar el necesario consumo de carne impura para reducir la infección y los graves problemas de salud? Sobre la base de la naturaleza del cerdo y el carga tóxica que llevan parece ser el mejor consejo para una salud óptima.

Por favor, COMPARTA esta importante información de salud con sus amigos y familiares. ¡Gracias!

Fuente: Dr. Jockers

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



¿Quieres ver un vídeo chulo?

Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)