6 recetas de batidos y zumos de aguacate y sus beneficios

Un claro ganador entre las frutas nutritivas, los aguacates tampoco son un trabajo duro en la cocina. Se pueden usar en cualquier forma: crudos, untados en un pan, mezclados con otros vegetales en una ensalada, en un batido o en un simple zumo.




¿Por qué aguacate?

Aporta mucha energía

Un estudio que comparó los valores nutricionales de 10 zumos de frutas frescas reportó que el zumo de aguacate es la mejor fuente de energía y también es rico en potasio. Mientras que las raciones comestibles de frutas frescas comunes tienen alrededor de 175 a 400 calorías por 100 gramos en promedio, los aguacates contienen alrededor de 600 calorías por 100 gramos.

Equilibra las grasas nocivas

Pero el alto contenido calórico no es motivo de preocupación porque las vitaminas, los minerales y los aceites protectores contra el colesterol presentes en ellos equilibran las grasas saturadas dañinas que usted consume a través de una gran cantidad de alimentos como el tocino, la mantequilla, la leche entera y las cremas. Un vaso de zumo de aguacate ayuda a limpiar su cuerpo, aumentar la inmunidad y acelerar su metabolismo.

Absorbe los nutrientes esenciales

Además, la fruta no sólo contiene todos los nutrientes necesarios como proteínas, minerales, vitaminas y grasas monoinsaturadas saludables para el corazón y ácidos grasos omega-3, sino que también ayuda a absorber los nutrientes esenciales de los alimentos, como los carotenoides. Y es que esta fruta baja en azúcar y alta en fibra es imprescindible en su dieta para bajar de peso.

Disminuye el riesgo de síndrome metabólico

Otro estudio encuentra que las personas que consumían aguacates:

  • Comían más verduras y buena fibra dietética.
  • Tenían una mayor ingesta de vitaminas como E y K, potasio, grasas monoinsaturadas buenas y magnesio y una menor ingesta de azúcar extra.
  • Tenían menor peso corporal, IMC y obesidad central, que se mide por la circunferencia de la cintura, y mayor nivel de colesterol HDL bueno, gracias a los ácidos grasos monoinsaturados del aguacate.
  • Tenían un riesgo 50 por ciento menor de síndrome metabólico.

Ahora que ya sabe por qué debe comer aguacates, echemos un vistazo a algunas recetas sencillas, pero deliciosas, de zumos y batidos de aguacate.




1. Zumo de aguacate y tomate

Esta bebida picante y agria de aguacates y tomates es muy eficaz como ayuda en el tratamiento del cáncer. La grasa monoinsaturada del aguacate aumenta la absorción de licopeno, el carotenoide en los tomates que combate el cáncer.

Ingredientes

  • 4 tomates medianos, cortados en trozos pequeños
  • 1 aguacate pelado, sin hueso y cortado en trozos pequeños
  • 1/2 limón
  • 1 manojo de hojas frescas de albahaca o perejil
  • Pimienta de Cayena en polvo
  • Pimienta negra al gusto

Preparación
Fácil y rápido, el zumo se prepara mezclando los tomates, el aguacate y las hierbas. Las especias se añaden al zumo, se revuelven y se consumen inmediatamente.

2. Zumo de aguacate, naranja y zanahoria

Este zumo amarillo-naranja de aguacate, naranja y zanahoria le ayudará a obtener grasas y antioxidantes saludables para prevenir muchas enfermedades. Proporciona 183 calorías, 10,2 g de grasa, 2,4 g de proteína, 5,3 g de fibra dietética y 23,1 g de carbohidratos.

Ingredientes




  • 1/4 aguacate pelado, sin hueso y cortado en trozos pequeños
  • 1 zanahoria rallada
  • 1/2 taza de zumo de naranja
  • 1/4 taza de agua para mezclar

Preparación
El zumo se prepara mezclando todos los ingredientes hasta que esté suave. Verterlo en un vaso y decorar con zanahorias ralladas.

3. Zumo de aguacate, granada, manzana, zanahoria y jengibre

Este zumo dulce y picante es perfecto para bajar el colesterol LDL o malo. Cuando se mezcla con el zumo de granada rico en antioxidantes, el zumo de aguacate puede reducir los factores de riesgo de enfermedades cardíacas en pacientes con colesterol y triglicéridos altos.

Ingredientes

  • Alrededor de 2 centímetros de jengibre
  • 1 aguacate pelado, sin hueso y cortado en trozos pequeños
  • 1 granada jugosa
  • 1 manzana picada en trozos pequeños
  • 3 zanahorias cortadas en trozos pequeños

Preparación
Triturar el jengibre en una pasta. Licuar el aguacate, la manzana y la zanahoria. Mezclar el zumo de granada con él. Siga mezclando hasta que esté suave. Cuando esté suave, mezcle la pasta de jengibre y bébala inmediatamente.

4. Batido de limón y aguacate

El aguacate es un buen potenciador de la inmunidad, gracias a su alto contenido en fibra y a sus 18 de los 22 aminoácidos esenciales. Y es aún más potente cuando se combina con el zumo de limón rico en vitamina C y el zumo de piña.

Ingredientes

  • 1/2 piña cortada en trozos pequeños
  • 2-3 limones jugosos
  • 1 plátano
  • 2 aguacates pelados, sin hueso y cortados en trozos pequeños
  • Un puñado de espinacas
  • 1 cucharada de aceite de coco

Preparación
Pónga los aguacates en una licuadora y mézclelos bien hasta que estén suaves. El batido estará listo para beber.

5. Batido de aguacate y espinacas

Cuando el polvo de proteína estimulante del colágeno y las espinacas ricas en vitamina A y C se mezclan con aguacate, que ya es excelente para su piel, usted obtiene un zumo que le encantará a su piel.

Ingredientes

  • 1 aguacate pelado, sin hueso y cortado en trozos pequeños
  • 1 plátano
  • 1 taza de espinacas orgánicas
  • 2 cucharadas de polvo de proteína vegana fermentada
  • 1 cápsula probiótica
  • 2 gotas de aceite esencial de menta
  • 3 gotas de aceite esencial de limón

Preparación
Mezclarlo todas hasta que esté suave y beberlo. Para un mejor aspecto, puede incluso cubrir este batido tipo mojito con semillas de cáñamo y copos de coco.

6. Zumo de mango y aguacate

Mezclado con mangos, que tienen compuestos antioxidantes que protegen contra la leucemia y el cáncer de colon, mama y próstata; mucha fibra; y una buena dosis de vitamina C que ayuda a reducir el nivel de colesterol en el suero, el zumo de aguacate se vuelve aún más nutritivo.

Ingredientes

  • 1 taza de mango pelado y cortado en trozos pequeños
  • 1 aguacate pelado, sin hueso y cortado en trozos pequeños
  • 1/4 taza de leche
  • 2 cucharadas de miel
  • 2 cucharaditas de zumo de limón

Preparación
Mezcle los ingredientes hasta que estén suaves y sirva en un vaso con trozos de aguacate o mango como cobertura.

Dos cosas simples que usted debe seguir

  1. Cuando retire la cáscara del aguacate, asegúrese de pelarlo finamente, para que la pulpa verde de la fruta cerca de la cáscara se mantenga. Esto es lo que contiene la mayoría de los nutrientes.
  2. En lugar de usar azúcar para endulzar su batido o zumo, use una fruta naturalmente dulce o incluso miel, no azúcar.

Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!