11 Remedios caseros para combatir las hemorroides (almorranas) naturalmente

No es fácil vivir con un bulto palpitante en el trasero que hace que sentarse, ponerse de pie e incluso defecar sea una agonía. Las hemorroides o almorranas generalmente son causadas por el exceso de presión en las venas en el área rectal y pélvica y pueden ser un obstáculo en su vida diaria. Estas venas inflamadas e hinchadas ocurren ya sea dentro del ano (hemorroide interna) o afuera cerca de la abertura anal (hemorroide externa). El esfuerzo durante la defecación puede llevar a que se presenten estas venas hinchadas y estiradas. Afecciones como la diarrea y el estreñimiento, el embarazo y la obesidad también pueden significar un aumento de la presión en esta área y provocar hemorroides. Algunos cálculos también sugieren que casi el 50% de las personas las tienen a la edad de 50 años.




Las hemorroides pueden ser un problema bastante común, pero eso no quita el malestar que causan. Con frecuencia, se sugieren ungüentos de venta libre para el dolor y la comezón. Pero en caso de que usted tenga hemorroides internas graves, su médico puede cicatrizar el tejido que las rodea o atarlas con bandas elásticas. Esto disminuye el flujo sanguíneo a las hemorroides y puede reducirlas. En algunos casos, también se puede recomendar la cirugía para extirparlas. Pero, afortunadamente, en la mayoría de los casos, los tratamientos caseros pueden ayudarle a lidiar con esta afección. Estos son algunos remedios caseros contra las hemorroides que puede intentar:

1. Sumérjase en un cálido baño de asiento

Sentarse en un baño±o caliente que cubra las caderas y las nalgas puede ayudar cuando usted tiene hemorroides. Este tipo de baño se conoce como baño de asiento o “sitz” (de la palabra alemana “sitzen”, que significa “sentarse”). Remoje en agua tibia de 2 a 3 veces al día. Puede usar bañeras especiales para esto que se ajustan sobre el asiento de su inodoro. Además, se recomienda un baño de asiento de 20 minutos inmediatamente después de defecar. Recuerde no limpiarse mucho después. En su lugar, seque suavemente el área para evitar irritar las hemorroides.

2. Pruebe la glicerina y las sales de Epsom

Estos dos ingredientes comúnmente disponibles pueden ayudarle a lidiar con las hemorroides dolorosas, combatiendo la inflamación y la sensación de ardor. Mezcle cantidades iguales de glicerina y sales de Epsom y aplíquelas en el área afectada con una gasa. Déjela puesta durante 15 a 20 minutos para aliviar el dolor. Repita este proceso cada 4-6 horas si es necesario. También puede añadir esta mezcla al baño de asiento.

3. Use una bolsa de hielo

Poner una bolsa de hielo contra el área afectada durante unos minutos puede ayudar a reducir la hinchazón y el dolor.

4. Pruebe la vaselina

La vaselina común y corriente también puede ayudar con las hemorroides al formar una barrera protectora. Aplíquela sobre el área anal para detener el daño adicional y reducir la picazón.




5. Use ropa interior de algodón

La ropa interior de algodón puede evitar que la humedad se acumule e irrite sus hemorroides. También debe usar ropa holgada que permita un movimiento fácil para aliviar la presión en el área anal.

6. Evite ejercer presión innecesaria sobre el área anal

Si usted tiene hemorroides, es una buena idea evitar ejercer presión sobre el área afectada. Por ejemplo, puede intentar sentarse en un cojín o en un anillo inflable si necesita estar sentado durante un tiempo. También es mejor evitar la tensión causada por levantar objetos pesados. Y tenga cuidado de no contener la respiración cuando levante cosas.

7. Descanso

El reposo en cama durante un día más o menos puede ayudar a aliviar la presión de las venas irritadas e inflamadas. Dormir boca abajo con una almohada colocada debajo de las caderas para elevarlas puede reducir la hinchazón. Sin embargo, si está embarazada, dormir de lado puede ser una posición mejor y más cómoda.

8. Mejore sus hábitos intestinales

Ciertos hábitos intestinales pueden ayudar si usted tiene hemorroides:

No Espere

Vaya al baño tan pronto como sienta la necesidad. Aplazar la evacuación intestinal puede agravar el estreñimiento y empeorar las hemorroides.




Elévese

Trate de sentarse con los pies elevados por un taburete cuando esté en el inodoro. Este cambio de posición puede facilitar la evacuación de las heces.

Límite de tiempo en el baño

Sentarse en el inodoro durante mucho tiempo puede hacer que la sangre se acumule y agrande los vasos sanguíneos. Así que, levántese tan pronto como termine. Si tiene el hábito de leer en el inodoro, ¡es hora de parar!

9. Combatir el estreñimiento con fibra, agua, probióticos y ejercicio

El esfuerzo innecesario al defecar puede agravar sus hemorroides. La dieta correcta y el ejercicio pueden ayudar a mantener el estreñimiento a raya.

Tome fibra

La fibra atrae agua hacia las heces, las ablanda y facilita su evacuación. Esto disminuirá la presión sobre las hemorroides y disminuirá sus probabilidades de hinchazón, inflamación y sangrado. Incluya en su dieta alimentos ricos en fibra como ciruelas pasas, manzanas, zanahorias, guisantes, brócoli, espinacas, coles de Bruselas, legumbres y avena. Trate de consumir de 25 a 30 gramos de fibra al día. También puede probar un suplemento de fibra como psyllium junto con agua para aumentar su consumo.

Tenga en cuenta que la fibra puede causar gas, así que aumente su consumo gradualmente. Además, asegúrese de aumentar la ingesta de líquidos junto con la fibra.

Pruebe los probióticos

Los probióticos o bacterias “buenas” como el Bífidus y el Lactobacillus pueden ablandar las heces y aumentar la frecuencia de sus evacuaciones intestinales. Una taza de yogur con cultivos activos puede ser una gran adición a su dieta. Sin embargo, hable con su médico antes de tomar probióticos si su sistema inmunológico está comprometido.

Beba mucha agua

El agua puede ablandar las heces y reducir el estreñimiento y el esfuerzo durante la defecación. Tome de 6 a 8 vasos de agua al día.

Ejercicio

Hacer ejercicio regularmente puede ayudar a prevenir el estreñimiento. Se recomienda realizar actividad física moderadamente intensa durante al menos 2 horas y media a la semana. Sin embargo, no es necesario crear grandes bloques de tiempo para esto; incluso hacer ejercicio en bloques de 10 minutos puede ser beneficioso.

10. Pruebe remedios herbales: Hamamelis, Aloe, Vara de Oro y Aquilea

Muchos remedios herbales se han usado tradicionalmente para tratar las hemorroides. Y aunque los estudios científicos específicos para el uso de estas hierbas pueden ser limitados, su uso generalizado y la sabiduría común hablan de su eficacia. Sin embargo, haga una prueba de parche para asegurarse de que no es alérgico antes de usar un remedio herbal tópico.

Hamamelis

El hamamelis puede ayudar a reducir la picazón, el dolor y el sangrado. Los aceites y taninos presentes en la hierba actúan contra la inflamación y el sangrado.

Modo de empleo: Use una compresa húmeda tibia con hamamelis en sus hemorroides dos veces al día. También puede usar un ungüento tópico que contenga hamamelis.

Aloe Vera

Los polisacáridos como el acemannan, presente en el aloe vera, le confieren propiedades antiinflamatorias e inmunoestimulantes. Esto puede ayudar a aliviar las hemorroides.

Modo de empleo: Abrir una hoja de aloe vera y sacar el gel de dentro. Aplique esto tópicamente para aliviar el malestar de las hemorroides y ayudarlas a sanar. El jugo de aloe vera puede actuar como un laxante suave si el estreñimiento le está molestando.

Vara de oro

La vara de oro es conocida por sus propiedades antiinflamatorias y se ha utilizado para tratar las hemorroides durante años.

Modo de empleo: Remojar 1/4 de taza de vara de oro seca en 2 tazas de agua hirviendo durante 15 minutos y colar. Agregue esta solución a un baño de asiento para alivio.

Aquilea

La aquilea, otra hierba con propiedades antiinflamatorias, es un remedio tradicional europeo para el tratamiento de las hemorroides.

Modo de empleo: Utilizarlo tópicamente añadiéndolo a un baño de asiento.

11. Eche un vistazo a los remedios homeopáticos: Castaño de Indias, Aloe, o Richweed

La homeopatía también tiene varios remedios que pueden ser útiles para tratar las hemorroides. Por ejemplo, su médico homeópata puede prescribir:

  • Aesculus (Castaño de indias) si las hemorroides le dan una sensación de ardor y siente como si tuviera un bulto en el ano.
  • Aloe (aloe vera) si usted tiene hemorroides externas que son grandes
  • Collinsonia (Richweed) si usted tiene hemorroides con comezón y estreñimiento
  • Hamamelis (hamamelis) para las hemorroides hemorrágicas

Tenga en cuenta que un homeópata tiene en cuenta la constitución de un individuo antes de determinar el tratamiento apropiado. Por lo tanto, es importante ver a un médico experimentado y asegurarse de que usted obtenga los remedios correctos.

Consulte a un médico si los síntomas son graves

Consulte con su médico si sus síntomas son graves o si persisten incluso después de probar medicamentos de venta libre y tratamientos caseros. También es una buena idea examinar cualquier sangrado rectal para descartar causas potencialmente graves.

Fuente: Cure Joy

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!