10 remedios caseros para tratar los ganglios linfáticos inflamados

Es muy común que aparezca una hinchazón en algún lugar del cuerpo. Si no le duele mucho o no le molesta realmente, es más probable que sea un ganglio linfático inflamado.




Un ganglio linfático es un órgano o glándula de forma ovalada del sistema linfático. Están presentes en todo el cuerpo y su función principal es la producción de linfocitos, que ayudan a defender el cuerpo contra microorganismos y partículas extrañas dañinas. Lo hacen filtrando el líquido linfático a medida que fluye a través de ellos, y luego destruyendo las bacterias, virus y otras partículas extrañas con la ayuda de los glóbulos blancos que se almacenan en ellos. Por lo tanto, los ganglios linfáticos forman una parte importante del sistema inmunológico del cuerpo.

Aunque el número exacto de ganglios linfáticos varía de individuo a individuo, hay aproximadamente de 500 a 700 de ellos en el cuerpo.

¿Por qué se hinchan los ganglios linfáticos?

Los ganglios linfáticos bloquean los virus, bacterias, células anormales o células enfermas que pasan a través de los canales linfáticos. Cuando el individuo sufre de una infección o enfermedad, los ganglios linfáticos recogen las bacterias y los virus. Esto lleva a que los ganglios se hinchen en el área afectada. Los ganglios linfáticos inflamados son un signo seguro de que el sistema linfático está trabajando para librar al cuerpo de los agentes responsables.

Lugares comunes de ganglios linfáticos inflamados

Los ganglios linfáticos se pueden encontrar en todo el cuerpo. Se encuentran debajo de la piel en muchas áreas como las axilas, a ambos lados del cuello y la ingle, debajo de la mandíbula, por encima de la clavícula, etc.3 Las glándulas de la axila se conocen como ganglios linfáticos axilares. Es probable que una lesión o infección en el brazo o la mano sea la causa de la inflamación de estos ganglios. Los quistes y la irritación causada por el afeitado también pueden causar inflamación de los ganglios linfáticos en las axilas. Una causa poco frecuente puede ser cáncer de mama o linfoma.

Cuando las glándulas a ambos lados del cuello, debajo de la mandíbula o detrás de las orejas se hinchan, el culpable suele ser un resfriado o un dolor de garganta. Una lesión puede ser otra causa de inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello. Un tumor o infección en la boca, garganta o cuello también puede causar inflamación de los ganglios linfáticos.




Los ganglios linfáticos femorales o inguinales están situados en la ingle. Estos ganglios pueden hincharse en caso de una lesión o infección en la ingle, los genitales, el pie o la pierna. Varios tipos de cáncer también pueden llevar a que se presenten tumores en esta área.

Los ganglios por encima de la clavícula se conocen como los ganglios linfáticos supraclaviculares. Una infección o tumor en el pulmón, el seno, el abdomen o el área del cuello puede causar una inflamación de estos ganglios linfáticos.

Cómo tratar los ganglios linfáticos inflamados

Los ganglios linfáticos inflamados generalmente se vuelven más pequeños sin ningún tratamiento. En algunos casos, sin embargo, los médicos pueden sugerir que se los controle.

Si el nódulo se ha inflamado debido a una infección, se pueden prescribir antibióticos o medicamentos antivirales para combatir la infección. También se pueden prescribir analgésicos y medicamentos antiinflamatorios.

En caso de que la causa de la inflamación de los ganglios linfáticos sea el cáncer, el cáncer tendrá que ser tratado para que los ganglios vuelvan a su tamaño normal. Aunque la quimioterapia puede ser necesaria en algunas situaciones, algunos casos también pueden requerir la extirpación de la glándula o el ganglio linfático afectado.




Aunque los antibióticos y los antivirales reducen las infecciones y reducen el tamaño de los ganglios linfáticos inflamados, los resultados pueden tardar hasta cuatro semanas en aparecer. Además, las glándulas no siempre tienen que disminuir a su tamaño normal.

10 remedios caseros simples para tratar los ganglios linfáticos inflamados

Hay una variedad de remedios naturales para tratar los ganglios linfáticos inflamados de manera efectiva y sin efectos secundarios. Sin embargo, si no hay mejoría en su condición incluso después de un mes, consulte a un médico. Aquí hay algunas curas naturales efectivas (probadas) para los ganglios linfáticos inflamados.

1. Compresa caliente

Una compresa caliente es un remedio antiguo para reducir la inflamación de los ganglios linfáticos. Cuando se aplica una compresa caliente en el área afectada, la temperatura ayuda a aumentar la circulación y el flujo sanguíneo. Esto le dará un gran alivio del dolor y la hinchazón.
Los estudios también muestran una conexión entre el calor y la inactivación de los virus que causan la inflamación de los ganglios linfáticos.

  • Sumerja un paño en agua caliente y escurra el exceso de agua.
  • Coloque este paño tibio en las áreas afectadas hasta 10 minutos.
  • Repetir varias veces al día hasta que la hinchazón desaparezca.
  • También puede lavar el área inflamada con agua tibia unas cuantas veces al día.

2. Masaje

Otro remedio natural es un masaje. Se cree que el masaje de los ganglios linfáticos o del área alrededor de los ganglios ayuda. Un buen masaje estimulará los ganglios, reducirá la acumulación de impurezas en los ganglios al drenarlos y ayudará a reducir la inflamación. Mientras que usted puede optar por contratar a un profesional para que le dé masajes, es muy fácil hacerlo usted mismo.

  • Utilice las yemas de los dedos para masajear suavemente los ganglios linfáticos.
  • Siga masajeando el área durante unos cinco minutos.
  • Repetir dos o tres veces al día para obtener los mejores resultados.

3. Agua salada

Para aquellos que sufren de inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello causada por un resfriado o un dolor de garganta, una gárgara de agua salada dará alivio inmediato. Las sales de magnesio, o sales de Epsom como se las conoce más comúnmente, tienen excelentes propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes.

  • Tome una taza de agua tibia.
  • Añada media cucharadita a 1 cucharadita de sal.
  • Mezclar bien.
  • Use esta solución para hacer gárgaras.
  • Repetir dos o tres veces al día para obtener los mejores resultados.

4. Ajo

El ajo siempre ha sido una de las medicinas más importantes en los métodos de tratamiento tradicionales o remedios herbales. Los estudios han demostrado que el ajo posee acciones antibacterianas, antitrombóticas, antioxidantes, inmunomoduladoras y antidiabéticas. Estas propiedades sin duda ayudarán a reducir la inflamación de los ganglios linfáticos, así como a limpiar y curar el sistema linfático.

  • Coma de 2 a 3 dientes de ajo crudos o un suplemento de ajo todos los días durante una semana.
  • Masajear el área hinchada durante cinco minutos con aceite de ajo. Repita tres veces al día.

5. Vinagre de sidra de manzana

Otro remedio natural eficaz para la inflamación de los ganglios linfáticos es el vinagre de sidra de manzana. Se cree que es una cura milagrosa, el vinagre ayuda a crear un ambiente alcalino en el cuerpo. También mantiene los niveles de pH en el cuerpo en un nivel óptimo. Los estudios demuestran que el vinagre posee efectos de eliminación del estrés oxidativo y que también aumenta los niveles de enzimas antioxidantes y vitaminas en el cuerpo. Además, sus propiedades antibacterianas y antioxidantes ayudan a combatir cualquier infección que pueda estar causando la inflamación de los ganglios linfáticos.

  • Mezcle 1 taza de vinagre crudo, sin filtrar, con 1 taza de agua.
  • Remoje una toallita en la solución y aplíquela en el área inflamada.
  • Después de 5 minutos, enjuáguelo con agua tibia y séquelo con palmaditas.
  • Repetir al menos dos veces al día.

Alternativamente, puede optar por el siguiente método:

  • Toma un vaso de agua.
  • Mezcle 1 cucharada de vinagre crudo y sin filtrar en él.
  • Añadir un poco de miel cruda.
  • Revuelva bien.
  • Beba dos veces al día

6. Miel

La miel es un excelente cicatrizador de heridas. Sus propiedades antiinflamatorias pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación de los ganglios linfáticos afectados. Sus propiedades antibacterianas, mientras tanto, pueden ayudar a combatir la infección que está causando la inflamación de los ganglios linfáticos.

  • Tome 1 taza de agua.
  • Añadir 2 cucharaditas de miel cruda.
  • Exprimir un poco de zumo de limón fresco en él.
  • Mézclelo bien y bébalo dos veces al día durante una semana.

Alternativamente, puede:

  • Aplique un poco de miel cruda en el área inflamada.
  • Dejar reposar durante 15 minutos.
  • Aclarar con agua tibia.
  • Repetir 3 veces al día hasta que la hinchazón disminuya.

7. Cúrcuma

Otro remedio herbario conocido hace que ha resistido la prueba del tiempo es la cúrcuma. Rica en antioxidantes y un agente antiinflamatorio y analgésico altamente efectivo, la cúrcuma es un remedio seguro para tratar los ganglios linfáticos inflamados. Puesto que también se ha comprobado que es eficaz para combatir las infecciones, la cúrcuma definitivamente puede ayudar a reducir la inflamación de los ganglios linfáticos agrandados.

  • Tome 1 cucharada de polvo de cúrcuma.
  • Añadir suficiente miel para hacer una pasta.
  • Aplicar sobre la zona hinchada.
  • Después de 10 minutos enjuague con agua tibia.
  • Haga esto dos veces al día durante aproximadamente una semana.

Alternativamente:

  • Beba un vaso de leche tibia de cúrcuma dos veces al día.

8. Aceite de menta

Como cualquiera que haya masticado chicle sabe, la menta tiene un efecto refrescante diferente a cualquier otro. No sólo en la boca, la menta también proporciona el mismo efecto refrescante en la piel. Por lo tanto, la aplicación tópica de aceite de yerbabuena puede enfriar la piel en el área afectada, así como aumentar el flujo sanguíneo al área. Aparte de esto, la yerbabuena también es un analgésico o analgésico poderoso. También es rica en varios nutrientes y minerales como manganeso, folato, calcio, magnesio, vitamina A, vitamina C, etc. y es un potente antimicrobiano. Por lo tanto, la aplicación de aceite de menta en el área hinchada ayudará a matar la infección que causa las bacterias, así como proporcionar un efecto calmante para el área.

  • Tome unas gotas de aceite de yerbabuena.
  • Aplicar sobre la zona afectada.
  • Masajear suavemente el área durante cinco minutos.
  • Haga esto dos veces al día hasta que la hinchazón disminuya.

9. Hojas de barbasco

Las hojas y flores de barbasco se han utilizado durante mucho tiempo para los tratamientos medicinales tradicionales. Mientras que las hojas de barbasco han sido populares en el tratamiento de enfermedades respiratorias como la bronquitis, la tos ferina, el resfriado, la fiebre, la gripe, la neumonía, etc., la investigación también muestra que la planta es un gusano que es bastante eficaz para combatir los helmintos, los virus y las bacterias. Esto significa que la planta puede hacer frente a las infecciones que están causando la inflamación de los ganglios linfáticos. Para una cura natural para el dolor de garganta y la consiguiente inflamación de los ganglios linfáticos, haga lo siguiente:

  • Picar unas hojas de barbasco.
  • Póngalo en un frasco.
  • Vierta 1 taza de agua hirviendo en el frasco.
  • Cierre el frasco y déjelo reposar unos minutos.
  • Una vez enfriado, beba el té.
  • Beba 3 tazas diarias durante una semana.

10. Panax Ginseng

El ginseng chino o panax ginseng es capaz de mejorar la función inmunitaria y la función hepática. También es eficaz como agente antifatiga, antidiabético, antiestrés y analgésico. Estas propiedades del ginseng se derivan de sus raíces. También se cree que el ginseng ayuda a tratar el resfriado común y la gripe. El ginseng está disponible en forma de polvo, jarabe o cápsulas.

  • Tomar 400 mg de ginseng todos los días durante una semana.
  • Consulte a su médico antes de comenzar esta dosis.

Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!