Faringitis estreptocócica: 10 remedios naturales

Si alguna vez ha tenido faringitis estreptocócica, sabrá lo doloroso que puede ser. Literalmente. La faringitis estreptocócica es una infección bacteriana que puede hacer que la garganta se sienta dolorida e inflamada. Si no se trata, puede causar complicaciones adicionales, incluyendo inflamación renal o fiebre reumática.




La causa de la faringitis estreptocócica es una bacteria llamada Streptococcus pyogenes o estreptococo del grupo A. La causa de la faringitis estreptocócica es el estreptococo. Esta bacteria es altamente contagiosa. El tratamiento más común son los antibióticos, pero los estudios han demostrado que los antibióticos sólo son algo útiles cuando se trata de la faringitis estreptocócica. Si usted está luchando contra la faringitis estreptocócica, usted puede probar varios remedios caseros para encontrar el alivio de sus síntomas y conseguir que su sistema inmune de nuevo esté en marcha.

1. Vitamina D

Los estudios han demostrado que la vitamina D desempeña un papel importante para mantener el sistema inmunológico fuerte. Según un estudio reciente publicado en la revista International Journal of Infections Diseases, hay una relación entre la deficiencia de vitamina D y la recurrencia de las afecciones respiratorias causadas por las bacterias estreptocócicas del grupo A. Conseguir su dosis diaria de vitamina D puede ayudar a prevenir la faringitis estreptocócica, así como curarla.

2. Té Herbal

El té de hierbas es el remedio perfecto para calmar su garganta cuando usted está luchando contra el estreptococo. Puede ayudar a aliviar el dolor mientras se trata la inflamación. El té de manzanilla está cargado de antioxidantes que pueden ayudar a reducir el dolor, la congestión, la hinchazón y el enrojecimiento. El té del diente de león es otro gran remedio casero para la faringitis estreptocócica. Trata la infección mientras que da un impulso a su sistema inmunológico.

3. Vinagre de Sidra de Manzana

El vinagre de sidra de manzana es un antibacteriano natural, gracias al ácido acético que contiene. Sorberlo mientras está enfermo puede ayudar a matar las bacterias peligrosas mientras que estimula el crecimiento de bacterias útiles. Los beneficios del vinagre de sidra de manzana son numerosos y funciona como un antibiótico natural para recuperar la salud.

4. Sal del Himalaya

Hacer gárgaras con sal rosa del Himalaya puede ayudar a reducir la inflamación relacionada con la faringitis estreptocócica. También aumenta temporalmente el balance de pH de la boca para crear un ambiente alcalino. Esto dificulta la supervivencia de las bacterias. La sal rosa del Himalaya es un antibacteriano y antiinflamatorio natural.




5. Aceite de menta

El aceite de menta es un remedio natural para el dolor de garganta. Contiene mentol, que provoca una sensación de enfriamiento en la garganta y tiene un efecto calmante en el cuerpo. Simplemente agregue 1-2 gotas de aceite de menta a un vaso de agua para usar internamente. Para uso tópico, aplique 1-2 gotas en la garganta, el pecho y las sienes.

6. Miel cruda

La miel cruda tiene poderes curativos, gracias a su actividad antibacteriana. Tiene la capacidad de crear una barrera protectora para prevenir infecciones. La miel cruda también ayuda a estimular el sistema inmunológico con sus muchos antioxidantes. Puede ayudar a aliviar el dolor de la faringitis estreptocócica.

7. Caldo de huesos

El caldo de huesos es calmante y fácil de comer cuando usted tiene dolor de garganta. Contiene minerales que su cuerpo puede absorber fácilmente, incluyendo calcio, magnesio y fósforo. El caldo óseo le mantiene hidratado mientras le da a su sistema inmunológico un estímulo muy necesario.

8. Saúco

El saúco tiene efectos antibacterianos y antivirales que pueden resultar útiles en la lucha contra la faringitis estreptocócica. Usted puede tomar té de saúco, tomar cápsulas o usar polvo de saúco. Incluso se puede comprar en forma líquida. Si usted tiene faringitis estreptocócica, busque el saúco en una tienda de alimentos saludables.

9. Aceite de Limón

Gracias a sus propiedades antibacterianas naturales, el aceite de limón puede ayudar a limpiar las toxinas del cuerpo. Las investigaciones han demostrado que el aceite de limón puede limitar el crecimiento de cepas bacterianas resistentes a los antibióticos. Para usarlo como un remedio casero para la faringitis estreptocócica, añada 1-2 gotas a un vaso de agua. Usted también puede agregarlo a su té de hierbas para obtener más sabor y un aumento adicional de la salud.




10. Extracción de aceite

Los estudios han demostrado que la extracción de aceite puede reducir la presencia de bacterias estreptocócicas en la boca. La extracción de aceite de coco es una de las mejores maneras de desintoxicar la boca para crear un ambiente limpio y libre de gérmenes. Coloque 1-2 cucharadas soperas de aceite de coco en la boca durante unos 10 minutos, luego escúpalo en la basura. Enjuague su boca, luego cepille sus dientes.

Fuente: David Wolf

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!







NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido