10 Maneras fáciles de sanar naturalmente las encías retraídas

La recesión de las encías es el término médico que describe cuando el margen del tejido de las encías que rodea al diente se retira, exponiendo más del diente o su raíz. Las encías que se retraen pueden producir huecos notables, lo que facilita la acumulación de bacterias causantes de enfermedades.




Si no se trata, el tejido de soporte y las estructuras óseas de los dientes pueden resultar gravemente dañados y, en última instancia, pueden provocar la pérdida del diente.

El retroceso de las encías es un problema dental común debido a su sutil aparición. De hecho, la mayoría de las personas no saben que tienen recesión de las encías porque ocurre muy gradualmente. Generalmente, el primer signo de recesión de las encías es la sensibilidad dental. Alternativamente, uno puede notar que un diente aparece más largo que los dientes circundantes. Se puede sentir una pequeña protuberancia o “muesca” cerca de la línea de la encía.

¿Por qué se retraen las encías?

Hay muchas explicaciones en cuanto a por qué las encías pueden comenzar a retroceder; éstas incluyen:

  • Predisposición genética: La genética es responsable de muchas de las afecciones de salud de las que se sospecha que son sospechosos los seres humanos, y la salud dental no es diferente. Los estudios muestran que más del 30 por ciento de la población está en riesgo de enfermedad de las encías estrictamente debido a su composición genética.
  • Cepillado dental brusco: Cepillarse los dientes con demasiada fuerza puede hacer que el esmalte de los dientes se desgaste, provocando un retroceso de las encías.
  • Cuidado dental inadecuado: El cepillado, el uso de hilo dental y el enjuague irregulares, en esencia, invitan a las bacterias a residir en la boca. La acumulación de bacterias conduce al sarro, una sustancia endurecida que sólo se puede eliminar mediante la limpieza de los dientes.
  • Transiciones hormonales: Las fluctuaciones en los niveles hormonales femeninos a lo largo de la vida de una mujer, incluyendo la menopausia, el embarazo y la pubertad, pueden hacer que las encías se vuelvan más sensibles, lo cual puede llevar a una recesión de las encías.
  • Enfermedades periodontales: Las infecciones bacterianas de las encías destruyen el tejido de las encías y el hueso que lo rodea. La enfermedad de las encías, o enfermedad periodontal, es la causa principal de la recesión de las encías.

10 MANERAS NATURALES DE TRATAR LAS ENCÍAS EN RETROCESO

Ahora, vamos a centrarnos en diez maneras fáciles y naturales de tratar la recesión de las encías. Aquí están:

1. ENJUAGUE CON SAL MARINA

Simplemente enjuagarse la boca con una mezcla de agua tibia y sal es uno de los métodos más fáciles para aliviar la recesión, el dolor y la inflamación de las encías.




Simplemente disuelva una pequeña cantidad de sal marina en una taza de agua tibia, enjuague la mezcla en su boca durante unos 15 segundos y escupa. Repetir 2-3 veces al día para obtener mejores resultados.

2. ENJUAGUE CON ACEITE DE AJONJOLÍ

También conocido como “enjuague de aceite” en la medicina ayurvédica, el enjuague con aceite de semilla de ajonjolí produce algunos beneficios excelentes. El aceite de sésamo posee potentes propiedades antiinflamatorias y antibacterianas.

Enjuáguese con una cucharada de aceite de ajonjolí durante unos 15 minutos, o hasta que el aceite se haga más fino. Escupa el líquido y enjuague su boca con agua fresca. Repetir diariamente durante aproximadamente un mes.

3. TÉ DE MANZANILLA

La flor de manzanilla tiene importantes propiedades antisépticas y ayuda a reducir la inflamación que acompaña a la enfermedad de las encías y la recesión.

Agregue 2-3 cucharaditas de infusión o té de manzanilla en una taza de agua caliente. Deje que la mezcla se remoje durante unos 10 minutos; cuélela y enfríela. Repita el proceso tres veces al día durante el tiempo que sea necesario.




4. ACEITE DEL ÁRBOL DEL TÉ

Similar a otros ingredientes en esta lista, el aceite del árbol del té tiene algunas propiedades antibióticas y antiinflamatorias impresionantes. Un estudio australiano de 2008 concluye que la aplicación regular de aceite de árbol de té reduce el sangrado de las encías y la gingivitis.

Agregue 1-2 gotas de aceite de árbol de té en su cepillo de dientes, o mézclelo con su pasta de dientes. ¡Eso es todo! Continúe cepillando usando este aceite esencial dos veces al día durante unas semanas.

5. ACEITE DE COCO

El aceite de coco es útil como un tratamiento efectivo para la enfermedad de las encías. Cuando se mezcla con bicarbonato de sodio, el aceite de coco ayuda a eliminar los ácidos que causan bacterias de la boca.

Simplemente mezcle dos cucharadas de aceite de coco y bicarbonato de sodio. Esta mezcla servirá como sustituto de la pasta de dientes una o dos veces por semana hasta que el problema desaparezca.

6. TINTURA DE MIRRA

No se habla tanto de la mirra como de un tratamiento oral, lo cual es una lástima considerando que es altamente recomendado como un remedio para las encías adoloridas.

Poner de 10 a 12 gotas de tintura de mirra en una taza de agua tibia. Usted usará esta mezcla como un enjuague bucal para su rutina normal de cepillado.

7. ZUMO DE ARÁNDANO

El zumo de arándano es altamente concentrado con vitamina C y es un excelente antioxidante en el tratamiento de problemas orales. Específicamente, el jugo de arándano ha demostrado ser eficaz en la defensa de las encías en retroceso y las infecciones orales. Los estudios demuestran que el bajo consumo de vitamina C está relacionado con un mayor riesgo de enfermedad periodontal.

Simplemente tomar cuatro 120 ml de zumo de arándano por día puede ayudar a prevenir que las bacterias se acumulen y se endurezcan en los dientes. Otras fuentes excelentes de vitamina C incluyen naranjas, pomelos, limones, fresas, papaya, brócoli y pimiento rojo.

8. TÉ VERDE

Conocido por sus compuestos que combaten el envejecimiento, los científicos japoneses encontraron que el té verde ayuda a promover dientes y encías saludables. Un estudio, publicado en el Journal of Periodontology, encontró que beber una taza de té verde cada día disminuyó la profundidad de la bolsa periodontal, mejoró la unión de las encías a los dientes y redujo el sangrado de las encías. De hecho, cuantas más tazas de té verde se consumen, mejores son los resultados.

El té verde, junto con el zumo de arándano, pueden ser los dos mejores productos que podemos beber para promover la salud de las encías.

9. SEPTILIN

Septilin es una medicina Ayurvédica que ha demostrado fortalecer la inmunidad. Esta medicina tradicional es una mezcla de compuestos que, además de apoyar un sistema inmunológico saludable, también reducen la inflamación.

Un estudio publicado en el Journal of Periodontal Implant Science encontró que la suplementación dietética con Septilin mejora los resultados del tratamiento periodontal en sólo tres semanas.

10. HILO DENTAL

Bien, estamos rompiendo la serie de mezcla/compuesto/enjuague/aceite con este último artículo. Pero el uso de hilo dental con un material totalmente natural ayuda a reducir las bacterias y la placa casi tan bien como los enjuagues con aceites.

Tampoco es necesario usar hilo dental todos los días. Usar hilo dental un par de veces por semana, así como mantener una buena higiene bucal, puede ser suficiente para evitar la recesión de las encías.


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!







NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido