9 remedios naturales para tratar el síndrome del túnel carpiano

Ese entumecimiento, dolor, hormigueo y debilidad distintivos del síndrome del túnel carpiano se puede remontar hasta un nervio conocido como el nervio mediano que pasa a través del túnel carpiano en su muñeca. El uso excesivo de la muñeca, el embarazo, así como afecciones como artritis, diabetes y enfermedad de la tiroides pueden hacer que este nervio se comprima o se irrite. El médico puede recomendar medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) o inyecciones de esteroides para aliviar el dolor y aliviar los síntomas. En algunos casos, se puede recomendar cirugía para curar el síndrome del túnel carpiano. Pero si usted tiene un caso leve a moderado de síndrome del túnel carpiano, hay mucho que puede hacer naturalmente para aliviar los síntomas y controlar la afección. Aquí están sus opciones.




1. Use una férula o tablilla para la muñeca

Usar una división de muñeca puede ayudar a aliviar los síntomas del síndrome del túnel carpiano en unas pocas semanas. Una férula para muñeca funciona manteniendo la muñeca recta y aliviando la presión sobre el nervio. Es mejor usarlo de noche ya que hay una mayor probabilidad de que su mano se doble mientras duerme. Además, es importante que su articulación se mueva normalmente durante el día para evitar que se ponga rígida y que sus músculos se debiliten. Puede usar un vendaje de soporte durante el día para complementar esta rutina.

2. Evite actividades que empeoren los síntomas

Trate de evitar o al menos reducir las actividades que pueden agravar la afección. Esto significa cualquier actividad que requiera que usted agarre con fuerza o doble la muñeca con frecuencia, como usar una herramienta vibratoria o tocar un instrumento musical.

3. Haga ejercicios de manos

Ciertos ejercicios manuales pueden beneficiar a las personas con síndrome del túnel carpiano. El fisioterapeuta o el médico pueden ayudarlo a afinar aún más los movimientos, dependiendo de la intensidad de su afección.

Flexiones de muñeca

Extienda el brazo con la palma de la mano hacia abajo y flexione suavemente la muñeca hacia abajo. Con la otra mano, presione la mano estirada hacia atrás, hacia su cuerpo. Mantenga esta posición durante 15 a 30 segundos antes de enderezar la muñeca.




Doblar dedos


Extiende los dedos. Luego doble las articulaciones medias de los dedos hacia abajo, hacia la palma de su mano. Mantenga esta posición durante 5 segundos.

Estiramiento de la muñeca


Levante algo ligero, por ejemplo una lata de guisantes y estire el brazo con la palma hacia abajo. Ahora mueva suavemente la muñeca hacia arriba antes de volver a colocarla en la posición inicial.

El apretón de manos

Apriete una bola de tensión o una bola de goma y mantenga la posición durante 5 segundos.

4. Practica Yoga

La antigua práctica del yoga también puede ayudarle a abordar el síndrome del túnel carpiano. Un estudio encontró que una intervención de yoga dos veces a la semana que apuntaba a la relajación, así como al equilibrio, estiramiento y fortalecimiento de las articulaciones en la parte superior del cuerpo mejoró significativamente la fuerza de agarre y redujo el dolor. Las posturas de yoga como dandasana, urdhva hastasana y garudasana y el namaste mudra pueden resultar especialmente útiles. Practica inicialmente con un practicante de yoga experimentado para que puedas perfeccionar los movimientos.




5. Use jengibre para aliviar el dolor

Aquí hay un remedio ayurvédico que puede ayudar a aliviar el dolor causado por el síndrome del túnel carpiano. Corte el jengibre en tiras delgadas y planas y envuélvalas alrededor de su muñeca. También puede aplicar jengibre recién rallado. Ahora cúbralo con una venda y déjelo durante un rato.

¿Cómo funciona el jengibre? Según la investigación, esta hierba común tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas. De hecho, los estudios incluso indican que es comparable en eficacia al medicamento antiinflamatorio no esteroide comúnmente usado ibuprofeno. Y el jengibre no sólo funciona de manera tópica. Beber una taza de té de jengibre también puede ayudar a combatir la inflamación desde adentro.

6. Aplicar una cataplasma de cúrcuma y beber leche de cúrcuma

La cúrcuma es otra especia que tradicionalmente se ha usado en el Ayurveda para tratar las articulaciones doloridas. Usted puede aplicar una cataplasma de cúrcuma en el área afectada, dejándola puesta por un tiempo. Beba también una taza de leche de cúrcuma para combatir los síntomas desde adentro.

Para preparar la leche de cúrcuma, hierva media taza de agua con un cuarto de taza de polvo de cúrcuma hasta que se convierta en una pasta espesa. Añadir un cuarto de cucharadita de esta pasta a una taza de leche a fuego lento y cocer a fuego lento durante un par de minutos. Al igual que el jengibre, la cúrcuma también tiene beneficios antiinflamatorios y analgésicos y se ha encontrado que es comparable en efectividad al ibuprofeno.

7. Terapia de masaje

La terapia de masaje también es una opción viable para el dolor causado por el síndrome del túnel carpiano. Un estudio encontró que cuando las personas con esta afección se sometían a sesiones de masaje semanales con un terapeuta, junto con una rutina de automasaje que se podía hacer diariamente, su dolor y ansiedad se reducían a medida que mejoraba su fuerza de agarre.

El masaje utilizado en el estudio consistió en acariciar con presión moderada, centrándose en la zona de la yema del dedo hasta el codo. LLuego se aplicó un movimiento de escurrido al área, seguido nuevamente por un movimiento circular con el pulgar y el índice. Finalmente, la piel en el área se rodó con el pulgar y el índice. Un masajista experimentado podrá guiarlo en las técnicas de masaje exactas que se utilizarán.

8. Pruebe el tratamiento quiropráctico

El tratamiento quiropráctico implica la manipulación de la estructura de su cuerpo para abordar los problemas de salud. Un estudio encontró que la manipulación de las articulaciones óseas y los tejidos blandos de la parte superior del cuerpo y la columna vertebral resultó en una mejoría significativa en la sensación de los dedos y la conducción nerviosa, así como en la función y la comodidad. Acérquese en un quiropráctico experimentado que pueda sugerirle una rutina basada en su caso individual.

9. Verificación de la acupuntura

La práctica de la acupuntura se basa en el principio tradicional chino de que un bloqueo o desequilibrio en la fuerza vital conocida como Qi es responsable de las enfermedades. Esto se remedia estimulando puntos específicos en el cuerpo conocidos como acupuntos. Las investigaciones indican que esta práctica puede ayudar a las personas con síndrome del túnel carpiano. En un estudio, los pacientes que se sometieron a ocho sesiones de acupuntura durante cuatro semanas observaron una mejoría en síntomas como dolor, entumecimiento y debilidad.

Fuente: Cure Joy

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!