La tóxica verdad sobre los tatuajes: cicatrices, inflamación, cáncer, resonancias magnéticas

La popularidad de los tatuajes se ha disparado en las dos o tres últimas décadas.




Pero a pesar de que la popularidad de los tatuajes ha aumentado enormemente, la investigación sobre los efectos en la salud que tienen sobre nuestro cuerpo no ha tenido un aumento equivalente en popularidad. Esto es muy preocupante, sobre todo teniendo en cuenta cómo muchas personas se hacen tatuajes sin hacer ninguna investigación previa.

Riesgos para la salud de los tatuajes

Infección

El riesgo para la salud que la mayoría de la gente asocia con los tatuajes es un riesgo de infección. Ir a una tienda o salón de tatuajes que utiliza utensilios de tatuaje y agujas no esterilizadas puede conducir a muchas enfermedades tales como VIH, infección por estafilococos (infección de la piel), y más notablemente hepatitis.

Estas enfermedades también pueden propagarse a través de la tinta contaminada del tatuaje, incluso si el tatuador ha seguido todos los procedimientos de esterilización.

Un estudio realizado por el Dr. Robert Haley de la Universidad de Texas Southwestern Medical Center y el Dr. Paul Fischer del Hospital Presbiteriano de Dallas encontró que las personas con tatuajes tienen nueve veces más probabilidades de contraer hepatitis C en comparación con los que no tienen tatuajes.

Los participantes del estudio fueron 626 personas, de los cuales 113 de ellos tenían al menos un tatuaje. De los 113 participantes con tatuajes, 52 de ellos habían conseguido sus tatuajes en salones comerciales. El estudio encontró que un tercio de estas 52 personas que habían conseguido los tatuajes en los salones estaban infectados con hepatitis C, en comparación con sólo el 3,5% de los participantes sin tatuajes.




Toxicidad a metales

Aparte del riesgo de ser tatuado con tinta o herramientas infectados, los materiales que componen la tinta en sí pueden tener efectos graves para la salud sobre los que se utilizan.

Los colores que componen la tinta del tatuaje provienen de una variedad de diferentes metales. Por ejemplo, el color rojo proviene del mercurio, el color verde viene del cromo, el color amarillo viene del cadmio y el color azul proviene del cobalto.

Diferentes pigmentos de color provienen de diferentes fuentes de materia, y aunque se han hecho avances para mejorar la seguridad de la inyección de estos materiales bajo la piel, muchas tintas de tatuaje todavía contienen colorantes que los expertos encuentran preocupantes. Estos incluyen arsénico, plomo, níquel, cobalto y cromo.

El arsénico es un conocido carcinógeno, y es más mortal después de la exposición a largo plazo al mismo (que es generalmente el caso con los tatuajes). Los primeros síntomas de la exposición a largo plazo al arsénico se pueden encontrar generalmente en la piel. Estos síntomas incluyen cambios en la pigmentación de la piel, lesiones en la piel y manchas complicadas en las palmas de las manos y las plantas de los pies.

Estos síntomas generalmente ocurren después de la exposición al arsénico durante al menos cinco años y se consideran un precursor del cáncer de piel.




Alergias

Aparte de la toxicidad general asociada con el tatuaje y los metales, muchas personas han reportado también tener una reacción alérgica a ellos.

La gente puede no notar una reacción alérgica después de su primer tatuaje, o su segundo o al tercero. Esto se debe a que las tintas del tatuaje se hacen con una variedad de diferentes materiales, y puede estar expuesto a una a la que usted no es alérgico, hasta que aparece la alergía a una tinta con un determinado tatuaje.

Las reacciones alérgicas pueden causar hinchazón, picazón y ronchas en el sitio del tatuaje. Estas reacciones pueden ser de menor importancia, sin embargo, también pueden llegar a ser más graves y causar reacciones alérgicas potencialmente mortales. Estas reacciones pueden durar sólo unos pocos días, o durante el tiempo que tenga el tatuaje. Algunas personas son más propensas a la formación de cicatrices, dependiendo de su tipo de piel. El riesgo aumenta si el artista del tatuaje no es consciente de su tipo de piel y aplica demasiada presión, lo que resulta en una cicatriz elevada en el tejido donde está la tinta.

Un estudio de 2002 examinó los efectos de la resonancia magnética en las personas con tatuajes o cosméticos permanentes. De las 135 personas que participan en el estudio, 2 informaron de sensaciones de “ligero cosquilleo” o “quemazón” durante la RM. Si bien el riesgo de irritación es claramente bajo, existe la posibilidad de que tener un tatuaje pueda interferir con la imagen médica necesaria.

Aunque muchas personas cubren sus cuerpos con tatuajes y viven una vida larga, generalmente sana, todavía es importante entender todos los riesgos para la salud que puede tomar antes de someterse a cualquier procedimiento invasivo. Esto es especialmente importante para una tendencia que se está volviendo tan rápidamente popular entre los adultos jóvenes.

Por favor, COMPARTA esta importante información de salud con sus amigos y familiares. ¡Gracias!


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)