8 Señales de alerta temprana del cáncer de cuello uterino

El cáncer es horrible. Me tomó 10 años hasta que no pensé en ello todos los días. Nadie debería pasar por esto. Nadie.” Hans Rosling.




Al igual que todos los demás cánceres, el cáncer de cuello uterino ocurre cuando se desarrollan células anormales. En este caso, estas células se desarrollan en el cuello uterino. Todas las mujeres pueden estar en riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino, y cuando estas células crecen fuera de control, pueden ser manejadas o detectadas con una prueba de Papanicolaou.

Según la Clínica Mayo: “Varias cepas del virus del papiloma humano (VPH), una infección de transmisión sexual, desempeñan un papel en la causa de la mayoría de los cánceres de cuello uterino. Cuando se expone al VPH, el sistema inmunológico de una mujer generalmente evita que el virus cause daño. Sin embargo, en un pequeño grupo de mujeres, el virus sobrevive durante años, contribuyendo al proceso que hace que algunas células de la superficie del cuello uterino se conviertan en células cancerosas“.

Cuando se descubre lo suficientemente temprano, el cáncer de cuello uterino se puede tratar con éxito, como muchos otros tipos de cáncer. Lo importante es estar consciente de los signos del cáncer de cuello uterino para que usted pueda hacerse un chequeo y mejorar sus probabilidades de obtener un tratamiento exitoso.

HAY 8 SEÑALES DE CÁNCER DE CUELLO UTERINO QUE NO DEBE IGNORAR

1. DOLOR DE PIERNA CON HINCHAZÓN

No todos los dolores en las piernas se pueden atribuir al cáncer de cuello uterino, esto es cierto. Sin embargo, a menos que se trate de una lesión o entrenamiento reciente, el dolor de pierna que no se puede atribuir a otra cosa puede ser un signo de cáncer de cuello uterino, especialmente si el dolor de pierna viene con hinchazón.

Según Unity Point Health: “A medida que el cáncer crece y se hace más avanzado, puede comenzar a presionar contra los nervios de la pared pélvica, provocando dolor en las piernas y a veces hinchazón“. Por lo tanto, si hay dolor de pierna no atribuido, es importante hacerse un chequeo.




2. FLUJO VAGINAL ANORMAL

Cualquier secreción anormal debe ser examinada por un ginecólogo tan pronto como sea posible. Todas las secreciones vaginales deben ser incoloras y en su mayoría inodoras, aunque es muy posible que huelas un ligero olor a “cuerpo”. Sin embargo, si la secreción es de un color extraño o tiene un olor fuerte, es importante que la examinen.

Pero, ¿por qué sucede esto?

Según Unity Point Health: “Si el cáncer de cuello uterino carece de oxígeno, algunas células pueden morir, infectando el tumor. La infección crea un flujo vaginal maloliente que sirve como otro síntoma de cáncer de cuello uterino. Esta secreción continua puede ser pálida, acuosa, marrón o mezclada con sangre“. Puede que no sea cáncer de cuello uterino, pero la secreción extraña no es normal en primer lugar.

3. SANGRADO VAGINAL

Aquellas que no llevan un registro de su ciclo menstrual pueden confundir el sangrado vaginal con manchado normal o sangre del período. Sin embargo, el sangrado fuera del ciclo menstrual normal no es normal. Es posible que las mujeres que sangran después de tener relaciones sexuales o que están posmenopáusicas deseen que se las revise para detectar cáncer de cuello uterino o células anormales del cuello uterino. El sangrado vaginal es una señal de que algo está mal.

4. MICCIÓN INCÓMODA

Las mujeres que son propensas a infecciones del tracto urinario pueden confundir la micción incómoda con una ITU. La micción normal no debe ser incómoda y no debe picar ni arder de ninguna manera.




Basado en Unity Point Health: “la obstrucción de los riñones puede ocurrir por cáncer de cuello uterino. Esta obstrucción hará que la micción se vuelva incómoda y algunas veces difícil. Incluso puede experimentar impulsos frecuentes de usar el baño sin motivo“.

Por lo tanto, si la micción se vuelve incómoda o dolorosa, el primer paso es someterse a un examen médico. Aunque puede no ser nada tan grave como el cáncer, sigue siendo una señal de que el cáncer de cuello uterino no debería ser ignorado.

5. EL SEXO ES MENOS AGRADABLE

Esto no tiene que ver con su libido, sino con lo cómodo, agradable o doloroso que es el sexo. Si el sexo de repente se vuelve doloroso, podría ser una indicación de que usted tiene cáncer de cuello uterino. Si las relaciones sexuales dolorosas ocurren abruptamente y sin ninguna otra explicación, es posible que esté experimentando un crecimiento excesivo de células en el cuello uterino.

6. DOLOR PÉLVICO

Cuando las mujeres tienen sus ciclos menstruales, el dolor de los cólicos que se irradian de la pelvis es bastante normal. El dolor pélvico en sí mismo no es un signo inmediato de cáncer de cuello uterino. Sin embargo, cuando el dolor se vuelve extremadamente intenso, o dura más tiempo que el ciclo menstrual, esto podría ser una señal de alerta para el cáncer de cuello uterino.

De acuerdo con el Anderson Cancer Center: “El dolor o malestar abdominal continuo – incluyendo gases, indigestión, presión, hinchazón y calambres – puede ser señal de cáncer de ovario. Y, el dolor pélvico constante o la presión puede ser un signo de cáncer endometrial.

Usted querrá hacerse un examen para detectar un dolor anormal en la pelvis, especialmente si están apareciendo otros síntomas.

7. PÉRDIDA DE PESO Y FATIGA

Si usted no está tratando de bajar de peso, entonces siempre querrá que la examinen por pérdida de peso repentina o extrema, especialmente si no ha habido ningún cambio en su dieta. Junto con la fatiga que usted parece no poder superar, podría ser una señal de alerta para el cáncer cervical. Cualquier cambio en el peso o en los niveles de energía siempre debe ser revisado por un médico, especialmente si usted está teniendo otros síntomas que podrían atribuirse al cáncer de cuello uterino.

8. CICLOS MENSTRUALES POCO FRECUENTES

La mayoría de las mujeres tienen ciclos bastante regulares. Cada 25-28 días parece ser el promedio para la mayoría de las mujeres que pasan por su ciclo. Aunque puede haber otras razones, incluyendo otros problemas de salud, medicamentos o dieta, que pueden causar ciclos menstruales irregulares, esto también es una señal de cáncer cervical. Especialmente si el ciclo menstrual siempre ha sido regular antes, saltarse repentinamente un mes o sangrar por más tiempo de lo normal puede ser una señal de alerta.

Reflexiones finales

Aunque la idea de tener cáncer de cuello uterino puede ser aterradora, es importante recordar que si el cáncer se detecta a tiempo, hay muchas probabilidades de que se pueda tratar con éxito. Ser consciente de los ritmos naturales de tu cuerpo, y cuando algo parece estar mal o fuera de lugar, le puede dar la idea de cuándo tener una cita con su médico y hacerse un chequeo para detectar cualquier anormalidad en tu cérvix.


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!