5 Señales de alerta temprana sobre el cáncer de mama que la mayoría de las mujeres ignoran

El cáncer de mama es una de las enfermedades más comunes en todo el mundo. En España se diagnostican unos 26.000 casos al año, lo que representa casi el 30% de todos los tumores del sexo femenino en nuestro país. La mayoría de los casos se diagnostican entre los 35 y los 80 años, con un máximo entre los 45 y los 65.




Las pruebas de detección regulares pueden ayudar a detectar células anormales en etapas tempranas y aumentar sus probabilidades de supervivencia. Las mamografías son la mejor manera de identificar los tumores del seno temprano cuando son más fáciles de tratar.

El cáncer de mama es una de las principales causas de muerte entre las mujeres. Se estima que en 2004 murieron 519.000 mujeres por cáncer de mama en todo el mundo. Esta forma de cáncer ocurre cuando las células del seno comienzan a crecer fuera de control. Con el tiempo, forman tumores que se pueden sentir como un bulto.

Sin embargo, hay señales anteriores que pueden indicar que algo anda mal. Un lunar nuevo, tos, fatiga, cambios en los hábitos intestinales y otros síntomas deben ser razón suficiente para visitar a un médico. La detección temprana es la clave para la recuperación.

La mayoría de las formas de cáncer de mama son tratables. Las pruebas de detección pueden ayudar a detectar células anormales antes de que causen signos o síntomas. Si usted tiene un miembro de su familia con cáncer de mama, las pruebas regulares son obligatorias.

AQUÍ HAY CINCO SEÑALES TEMPRANAS DE CÁNCER DE MAMA:

1. TOS PERSISTENTE

La tos seca, la dificultad para respirar y el dolor de garganta pueden indicar que las células cancerosas se han diseminado a los pulmones. Este problema se conoce como cáncer de mama secundario y se presenta en el 60 al 70 por ciento de las mujeres que enferman terminalmente. Sin embargo, la mayoría de los pacientes pasan por alto estos síntomas porque imitan los de otras afecciones menos graves, como el resfriado común y la gripe.




Las células cancerosas pueden irritar la pleura (el revestimiento alrededor de los pulmones), causando dificultad para respirar y acumulación de líquido. Algunas mujeres también pueden experimentar dolor torácico y garganta ronca que no desaparece. Si estos síntomas persisten por más de unas pocas semanas, consulte a su médico inmediatamente.

2. UN NUEVO LUNAR

Aunque los lunares generalmente están relacionados con un mayor riesgo de cáncer de piel, no siempre es la causa. Un estudio realizado en 5,956 mujeres ha encontrado que aquellas con la mayoría de los lunares tenían un riesgo 13 por ciento más alto de cáncer de mama. El riesgo parece ser más alto en las mujeres premenopáusicas con muchos lunares.

Otro estudio (Nurses’ Health Study) realizado en 74,523 mujeres caucásicas ha mostrado que el riesgo de cáncer era 35 por ciento más alto en aquellas con 15 o más lunares, 15 por ciento más alto en aquellas con 6 a 14 lunares, y cuatro por ciento más alto en aquellas con menos de cinco lunares. Si usted ve un lunar nuevo en su cuerpo, o nota cualquier cambio en los lunares existentes, busque consejo médico. Un lunar que comienza a picar, sangra o cambia su forma, tamaño y textura, puede indicar cáncer de mama.

3. FATIGA

La fatiga es una de las señales más comunes de cáncer. Aunque este síntoma también puede indicar trastornos de la tiroides o desequilibrios hormonales, no debe tomarse a la ligera. Si es causada por el cáncer, no desaparecerá cuando usted duerme más o descansa mucho. Esta afección a menudo se acompaña de depresión, sueño deficiente y dolor constante. Usted puede sentirse débil, cansado y perezoso sin ninguna razón.

La investigación muestra que nueve de cada 10 pacientes con cáncer de mama experimentan fatiga durante el tratamiento. Sin embargo, este síntoma también puede ocurrir en las primeras etapas de la enfermedad y durar meses después de que el tratamiento termine. Si usted tiene poca energía y se siente cansada todo el tiempo, vea a su médico inmediatamente.




4. PROBLEMAS DIGESTIVOS

La distensión abdominal, el estreñimiento, la incontinencia vesical y la sensibilidad se encuentran entre los signos principales del cáncer de mama. Este trastorno causa cambios hormonales que afectan la digestión y el funcionamiento de los órganos. Algunos pacientes experimentan pérdida del control de la vejiga al reírse, toser o estornudar. Otros informan de la necesidad repentina de orinar.

El cáncer pone estrés en su cuerpo y desordena sus hormonas, lo cual puede alterar el sistema digestivo. El dolor abdominal o pélvico, los cambios en los hábitos intestinales, la pérdida de apetito, la pérdida de peso inexplicable y la inflamación en el área abdominal indican que algo está sucediendo en su cuerpo. Si usted nota cualquiera de estos síntomas, hágase algunas pruebas.

5. DOLOR DE ESPALDA

Ocho de cada 10 personas experimentarán dolor de espalda en algún momento. Sentarse por mucho tiempo, mala postura, mala forma de levantar cosas, artritis y lesiones pueden aumentar su riesgo de dolor de espalda. Desafortunadamente, este síntoma también podría indicar que las células cancerosas del seno se han diseminado a la columna vertebral.

El dolor de espalda relacionado con el cáncer se siente como si viniera del hueso, ejerciendo presión sobre la columna vertebral y las costillas. Algunas mujeres tienen problemas para moverse o dormir por la noche debido a esto. El dolor puede debilitar sus huesos, llevando a fracturas. La mayoría de las veces, el dolor de espalda causado por el cáncer está acompañado de náuseas, confusión, sed, irritabilidad, cansancio y estreñimiento. La buena noticia es que el tratamiento puede comenzar mucho antes de que sus huesos se debiliten lo suficiente como para causar dolor punzante y afectar su vida diaria.

RARAMENTE SE DISCUTEN SEÑALES DE CÁNCER DE MAMA QUE USTED DEBE TENER EN CUENTA

Hay muchas otras señales de cáncer de mama que las mujeres tienden a ignorar. Es mejor prevenir esta enfermedad. Si usted ya tiene cáncer, la detección temprana podría salvarle la vida. Cuanto más pronto reciba un diagnóstico, más pronto podrá comenzar el tratamiento.

Los cambios menstruales, acidez estomacal, malestar estomacal, nódulos linfáticos en la axila y dificultad para comer son algunos de los signos más comunes, pero ignorados, de cáncer de mama. Revise sus senos regularmente para ver si hay bultos, nudos duros, inflamación y secreción del pezón. En sus primeras etapas, el cáncer de mama también puede causar dolores de cabeza, pérdida del equilibrio, visión borrosa, náuseas constantes, dificultad para orinar y entumecimiento en cualquier parte del cuerpo. Si usted nota estos síntomas que no desaparecen en dos semanas, busque ayuda médica.

Tenga cuidado con estas señales y dígaselo a su médico. Los síntomas del cáncer de mama varían de un individuo a otro. No espere a que aparezca un bulto en sus senos; para entonces, podría ser demasiado tarde para recibir tratamiento. Si usted tiene cualquier signo de cáncer, mantenga la calma y hable con un profesional. Recuerde que el cáncer de mama se puede curar con éxito.

Por favor, COMPARTA esta importante información de salud con sus amigos y familiares. ¡Gracias!


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)